movi-image-apostar-asesoramiento-planes-pensiones-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
4 min de tu tiempo

¿Por qué es clave apostar por un buen asesoramiento en los planes de pensiones?

07/06/2021

Los asesores financieros aportan una ayuda fundamental para definir y adaptar la estrategia a largo plazo de sus clientes, de manera que estén en mejores condiciones de ahorrar y, con ello, de alcanzar las metas vitales que se hayan marcado

En el año 2035, una de cada cuatro personas tendrá más de 65 años en España. El envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida apuntan a que las prestaciones que recibirán los pensionistas del futuro serán más bajas. Para intentar garantizar la viabilidad del sistema de pensiones, el Gobierno debate con los agentes sociales una futura reforma, que, entre otras cosas, plantea la revisión de la fórmula de revalorización de las pensiones. El objetivo es que, aunque se ajuste automáticamente a los vaivenes de la inflación del año anterior, también contemple, por ejemplo, que en aquellos ejercicios en los que se produzca una caída en los precios, las prestaciones se congelen.

No será esta la única medida encaminada a afianzar la sostenibilidad del sistema: el acceso a las pensiones contributivas se podría endurecer, reduciendo (y penalizando) el número de jubilaciones anticipadas, fomentando el retraso de la fecha efectiva de jubilación, incrementando el periodo de cotización para el cálculo de las pensiones o revisando al alza las bases mínimas de cotización. 

Ante esta perspectiva, parece necesario que las personas en activo planifiquen una estrategia a largo plazo que complemente sus ingresos tras la jubilación si no desean perder poder adquisitivo y quieren llevar una vida tranquila y sin sobresaltos.

Puede interesarte: La importancia de complementar la pensión de jubilación: las prestaciones caerán un 20% con las reformas ya aprobadas


Alternativas de ahorro privado

La mejor alternativa posible ante la incertidumbre en relación al futuro del sistema de pensiones es estar preparado financieramente ante lo que pueda pasar. Y eso solo tiene una solución, con independencia de la edad o de la situación personal de cada inversor: el ahorro privado. Esto implica destinar periódicamente una parte de la renta a las necesidades futuras, a la par que ese capital se pone a trabajar para ir generando rentabilidad.

Puede interesarte: ¿A qué edad es recomendable abrir un plan de pensiones?

Dentro de las alternativas financieras para cosechar plusvalías por el ahorro de cara a la jubilación, la opción preferida por los españoles es la de los planes de pensiones individuales, que, según los datos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) a cierre de 2020, contaba con un volumen gestionado de unos 165.000 millones de euros. A mucha distancia se sitúan los planes de pensiones de empresa, con cerca de 80.000 millones, seguidos de los planes de previsión asegurados (PPA), que apenas superan los 12.000 millones de euros.

Sin embargo, no resulta sencillo escoger entre toda la oferta de productos de ahorro a largo plazo que se comercializa en España. Como tampoco lo es adaptar ese producto o la estrategia de planificación financiera de la jubilación de acuerdo a los cambios que experimenta cada persona a lo largo de su vida. Además, hay que analizar factores como los ingresos, las expectativas vitales o las cargas familiares; pero, también, otros más complejos como la diversificación entre uno o más planes de pensiones y productos de ahorro, de acuerdo tanto al nivel de riesgo como a la necesidad de diversificación del patrimonio. Para todo ello, resulta fundamental el apoyo profesional que brindan los asesores financieros.

En el ámbito fiscal, cada producto cuenta con sus particularidades, por lo que el asesoramiento profesional es fundamental

Desde el plano fiscal, cada producto de previsión social complementaria cuenta con sus particularidades. En el caso específico de los planes de pensiones individuales, el ahorro invertido es deducible en la declaración de la Renta, si bien las aportaciones anuales están limitadas a 2.000 euros o al 30% de los rendimientos netos del trabajo. Además, el plan de pensiones reduce el tipo marginal del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), lo que significa que a mayores aportaciones a este producto disminuye de manera más significativa la base imponible. En el momento en el que una persona se jubile, es posible rescatar el dinero en forma de renta, capital o de forma mixta, tributando siempre como rentas del trabajo, es decir, como un ingreso extra. Así, según la manera en que se decida recoger ese capital la diferencia neta final a percibir puede ser muy importante, algo en lo que los asesores también ofrecen una ayuda relevante para poder escoger la opción que más favorezca económicamente en cada caso.

Puede interesarte: Principales novedades sobre fondos y planes de pensiones en la declaración de la Renta


Los beneficios del asesoramiento profesional

Los españoles se encuentran entre los europeos menos propensos a ahorrar, algo que revela el trabajo por delante que se debe hacer para mejorar la educación financiera de los ciudadanos. Para complementar esta necesidad de conocimiento, los asesores financieros aportan una ayuda fundamental, estudiando las necesidades económicas de cada cliente, construyendo una estrategia de gestión de su patrimonio flexible y que se amolde a los cambios en su vida. En definitiva, contribuyen de manera decisiva a que aumenten las probabilidades de que se alcancen los objetivos vitales marcados en el largo plazo por cada ahorrador.

Un asesor financiero evalúa desde una óptica profesional si las inversiones de sus clientes son las adecuadas para alcanzar sus metas, definiendo su perfil psicológico de tolerancia al riesgo para organizar, en virtud de ello, la estructura de su patrimonio. En esta línea, por ejemplo, pueden aportar una ayuda fundamental para decantarse por la elección de un plan de pensiones de ciclo de vida, que es un producto que invierte con un horizonte temporal determinado, y que adapta sus inversiones anualmente reduciendo el porcentaje en renta variable y la duración de la renta fija. De este modo, se disminuye el riesgo a medida que se va acercando la fecha de cobro del plan. 

Fotografía de mentatdgt en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up