movi-image-importancia-complementar-pensio-jubilacion-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
Solo unos minutos de tu tiempo

La importancia de complementar la pensión de jubilación: las prestaciones caerán un 20% con las reformas ya aprobadas

Fri Apr 23 15:35:45 CEST 2021

Es necesario informar correctamente a los ciudadanos para que sean conscientes de la situación y puedan planificar con tiempo una jubilación sin sobresaltos

“Hay que ser realista e informar a los ciudadanos”. Así de contundente se manifiesta Inmaculada Domínguez, profesora de Economía Financiera y experta en Pensiones en el Podcast de Banco Sabadell, en el que lanza un mensaje esperanzador al asegurar que la supervivencia del sistema público de pensiones está garantizada, aunque también explica que las prestaciones tendrán que ser necesariamente algo más reducidas de lo que lo son actualmente para asegurar la sostenibilidad.

 

Si hasta ahora las prestaciones llegaban a suponer el 90% del salario en España, un porcentaje muy superior al de otros países europeos, en el futuro esta cifra bajará considerablemente. Según Domínguez, con las reformas ya aprobadas, las del año 2011 y 2013, las pensiones bajarán un 20%, por lo que complementar las prestaciones será más necesario que nunca en el futuro para mantener el nivel de ingresos tras el retiro.

Puede interesarte: Las pensiones en 2021, ¿cuánto han subido?

La reforma del año 2011, que sigue aplicándose de forma progresiva para evitar cambios bruscos en el sistema, ha tocado casi todos los elementos que lo componen. Por ejemplo, a la luz de este cambio, la edad legal de jubilación llegará a los 67 años en 2027 y el periodo que se tiene en cuenta para calcular la pensión será de 25 años frente a los 15 años que se utilizaban hasta ahora.

Cambios en el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad

Cuando se creó la Seguridad Social solo se utilizaban los dos últimos años de cotización para calcular las prestaciones de los ciudadanos. “Casi podías ‘comprarte’ una pensión si conseguías un gran salario en ese periodo”, señala Domínguez. De esos dos años, el periodo de cálculo se elevó a ocho años, lo que supuso una auténtica revolución, luego a 15 años y en 2022 pasará a ser de 25 años. Hoy en día ya está sobre la mesa la posibilidad de aumentar este periodo hasta los 35 años y hay quien incluso defiende usar toda la vida laboral para calcular la pensión, como se hace en otros países.

En lo que coinciden todos los expertos es en que el sistema seguirá cambiando inevitablemente en los próximos años. Según Domínguez, tiene sentido que los ciudadanos perciban algo menos de pensión si van a vivir más años y a disfrutar durante más tiempo de la prestación pública. “Se avecinan cambios y no nos engañemos, serán para reducir la cuantía de pensión porque hay que bajar el gasto del sistema”, advierte.

“En España falta mucha información, los ciudadanos no saben cuánto cotizan ni la pensión que van a recibir en el futuro”, Domínguez en el Podcast de Banco Sabadell

De ahí la importancia de informar correctamente a la población para que pueda planificar con tiempo una jubilación sin sobresaltos. Domínguez cree que falta mucha información en España, ya que los ciudadanos no son realmente conscientes de cuánto cotizan ni cómo aportan al sistema. Saben que recibirán una pensión cuando se jubilen, pero no cómo se calcula. Tampoco reciben información sobre el nivel al que llegará esa pensión.

Puede interesarte: Así puedes calcular cómo será tu pensión de jubilación 

Hay otros países que sí aportan esta información a los residentes a través de la famosa 'carta naranja’ de las pensiones, una carta que se envía a los residentes de un país y en la que se les informa de la pensión que recibirán en función de lo que han ido cotizando. Es un sistema que, de hecho, las autoridades españolas se comprometieron a aplicar también en España, pero que finalmente quedó en papel mojado. 

Actualmente, al menos 10 países europeos mandan esta 'carta naranja' a sus ciudadanos: Alemania, Suecia, Austria, el Reino Unido, Finlandia, Francia, Italia, Croacia, Irlanda y Portugal. Eso sí, no todos lo hacen de la misma manera, hay variaciones en función de la edad, la cotización y la periodicidad.

Sería un paso importante para España, un país en el que, según la profesora de Economía Financiera y experta en Pensiones, los ciudadanos viven condicionados por la inmediatez y centrados en sus problemas de economía diaria. “Pensar en un horizonte de 15- 20 años nos cuesta, es realmente complicado”, señala. De ahí la importancia de ofrecer a la gente información útil y sencilla que les permita tomar las mejores decisiones posibles.

La importancia del ahorro

Y es que solo hay una forma para llegar bien preparado a la jubilación: el ahorro. El ahorro permite a cualquier ciudadano complementar su pensión para mantener el nivel de vida tras el retiro, estar preparado para cualquier imprevisto que pueda surgir, cubrir gastos de dependencia asociados al envejecimiento y, sobre todo, disfrutar esa etapa de la vida.

Cualquier tipo de ahorro vale para complementar la pensión, pero Domínguez recuerda que es mejor que sea finalista para maximizar el rendimiento del capital acumulado y alcanzar antes el objetivo fijado. Los planes de pensiones son productos transparentes, ilíquidos y seguros, totalmente orientados a conseguir ahorro para la jubilación. Además, son productos supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones y están sujetos a auditorías anuales. 

Más allá de los planes de pensiones, hay otros productos que sirven para ahorrar para la jubilación, como los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) o los planes individuales de ahorro sistemáticos (PIAS), con diferencias fiscales y de liquidez respecto a los planes de pensiones tradicionales.

Y también hay productos de ahorro colectivo como los planes de pensiones de empleo (PPE), planes que las empresas ponen a disposición de sus empleados para que, de manera voluntaria, tengan un complemento a su pensión cuando se jubilen. “El abanico es muy amplio”, señala Domínguez, tras insistir en la importancia de estar bien asesorado para elegir los productos que mejor cubran las necesidades de cada uno. Los planes de pensiones de ciclo de vida también tienen cada vez mayor penetración al tratarse de una opción que se adapta a la edad de cada persona y permite optimizar la inversión.

Los productos de ahorro para la jubilación son fundamentales si se quiere adelantar el retiro asumiendo un recorte de la pensión

El ahorro es importante para todos los ciudadanos y fundamental para aquellos que quieran adelantar un tiempo su retiro. Tal y como recuerda la experta en Pensiones, una persona que hoy en día haya cotizado más de 38 años puede jubilarse a los 65 años e incluso a los 63 o los 61 si asume los coeficientes reductores que se aplican en la jubilación anticipada. En este caso, será más importante llegar bien preparado a la jubilación porque estos recortes se aplican durante todo el periodo que se cobra la prestación.

Por el contrario, también se puede prolongar la permanencia en el mercado laboral a través de varias fórmulas que permiten compatibilizar trabajo y pensión en España: la jubilación parcial, la jubilación flexible y la jubilación activa. Este tipo de jubilaciones son, de hecho, las que se quieren promover en España para asegurar el mayor número de cotizantes posibles. “Son medidas positivas porque permiten ahorrar sin reducir derechos. Cuando la persona decide dejar la jubilación flexible o parcial recupera totalmente sus derechos”, señala la experta.

Sea cual sea la fórmula que se elija para salir del mercado laboral, el ahorro es fundamental para complementar la jubilación. Por eso, informar a los ciudadanos de la situación real del sistema y de la pensión que recibirán en el futuro puede un factor clave para implantar una verdadera cultura del ahorro en España.

Puede interesarte: Los españoles, los que menos ahorran para su jubilación. ¿Qué opciones existen?

Fotografía de Jim Reardan en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up