movi-image-millennials-ahorro-inversion-1
Envíanos sugerencias
Ahorro
4 min de tu tiempo

Millennials, ahorro e inversión: ¿cómo hacer frente a la crisis?

07/10/2020

La generación Y se enfrenta a un doble reto: la dificultad para ahorrar y la falta de educación financiera, en un contexto en el que el cambio de mentalidad apunta hacia inversiones de impacto en la sociedad y el medioambiente

Los jóvenes nacidos entre los años 80 y el 96, conocidos como millennials, han vivido ya dos crisis económicas. La primera de ellas estalló en 2008, cuando los más veteranos de esta generación aún no habían alcanzado la treintena, frustrando el acceso al mercado laboral de muchos e interrumpiendo la carrera profesional de otros. Ahora, la crisis sanitaria y económica derivada del coronavirus amenaza con golpear de nuevo a esta generación. Un dato: en el mes de agosto había en España 1,6 millones de parados de entre 25 y 44 años, según los cifras publicadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Este dato supone un 43% del total de parados del país, que ascendía a los 3,8 millones de personas. 

Las dificultades para ahorrar y la falta de educación financiera son los principales retos a los que se enfrenta esta generación, según un estudio realizado por Business Insider Intelligence, ‘The Millennial Financial Health Report’. Retos que pueden tornarse más complicados en tiempos de crisis como el actual, en el que la estabilidad laboral y económica dependen en buena parte de la evolución de la COVID-19. 

A pesar de que los jóvenes españoles son de los que más ahorran de la Unión Europea, solo uno de cada 10 ahorra para la jubilaciónEs decir, que el 62,8% de los millennials que trabaja no ahorra para la jubilación; el 27,2% lo ha hecho en el pasado; y tan solo el 10% lo hace de manera sistemática, según el estudio ‘Desmitificando a los millennials: Actitudes y comportamientos de la generación Y trabajadora frente al ahorro’ impulsado por Banco Sabadell y elaborado por ESADE y Fundación Edad&Vida. 

La mayoría de los jóvenes que rechazan ahorrar lo hacen por tener otras prioridades, como comprar una casa o viajar 

Pero, ¿por qué no ahorran los jóvenes? En estos datos sobre el ahorro interviene el binomio querer y poder. Por un lado, se encuentran los jóvenes que debido a su situación económica no cuentan con una capacidad financiera que les permita ahorrar. Además, según el citado estudio, un 87,5% de los encuestados, de entre 20 y 34 años, es “consciente de la importancia de ahorrar” de cara al futuro, en especial para preparar su retiro del mercado laboral. No obstante, ese conocimiento no se traduce en práctica. Por un lado están los que no pueden o no saben cómo ahorrar. Preguntados por la intencionalidad, entre los que han señalado que les gustaría dar el salto al ahorro, seis de cada 10 ha explicado que no lo hace por su situación económica. Al atender a la periodicidad, más de un 27% ha señalado que “ahorra cuando puede”. Por otro lado, están los millennials que, aunque su situación económica es buena, simplemente no ahorran porque tienen otras prioridades, como independizarse, ya sea en una casa propia o de alquiler, o viajar. 

Puede interesarte: Cómo pueden los jóvenes acceder al mercado inmobiliario


¿Cómo mejorar la educación financiera?

A las dificultades a la hora de planificar el ahorro se une el hecho de que los españoles, y más los jóvenes, tienen una educación financiera escasa. Es una situación que sin duda supone un hándicap para muchos a la hora de planificar aspectos comunes de la vida de cualquier ciudadano como lo son la compra de una vivienda, ahorrar para la universidad de los hijos o planificar la jubilación. Incluso, dando un paso más, la educación financiera resulta diferencial para conseguir que los ingresos aporten una buena rentabilidad, tanto en forma de ahorro o inversión como, por ejemplo, un plan de pensiones o un fondo de inversión. 

Un primer paso para empezar a cambiar esta situación puede ser la realización de análisis de los gastos. Tanto si la situación laboral y/o económica se han visto afectadas como si no, la capacidad de conocer y analizar los gastos y los ingresos proporcionará una verdadera imagen de cuál es la salud financiera. En este contexto, la tecnología se ha puesto al servicio de los usuarios y las entidades financieras, que cada vez ofrecen información más detallada y con más análisis de los gastos, cargos e ingresos de sus clientes. Estos datos se han ido complementando con asesoramiento sobre cómo ahorrar o gastar de forma más eficaz, cómo elaborar un presupuesto y con apps que permiten incluso comparar entre diferentes productos de terceros. 

Los servicios de banca online pueden ayudar a establecer hábitos financieros más eficaces que deriven en mayores rentabilidades

Todas ellas son funcionalidades que, sin duda, ayudan a establecer unos hábitos financieros más eficaces, que, acompañados de asesoramiento profesional, pueden servir como guía para establecer un presupuesto y una estrategia de inversión, algo de lo que carecen el 48% de los jóvenes, según los datos publicados por Business Insider Intelligence. 

Puede interesarte: ¿Qué hacer con los ahorros y la inversión tras la pandemia?


¿En qué invierten los millennials?

Todas estas circunstancias, unidas a una nueva mentalidad sobre el dinero y el trabajo, a través de la cual se le confiere, en muchas ocasiones, más importancia a la relación vida- trabajo que al propio salario, junto al poder de la tecnología y a una mayor conciencia social han propiciado que los millennials estén cambiando el paradigma de la inversión. En este sentido, la generación Y centra sus inversiones en aspectos sociales o medioambientales. Según un estudio realizado por Fidelity Charitable, el 77% de los millennials con una buena situación financiera había realizado alguna inversión de impacto, es decir, inversiones que tienen un efecto positivo en la sociedad, el medio ambiente y la tecnología. 

El cambio climático y la sostenibilidad gozan de gran interés entre los millennials. La mayoría de estos jóvenes que ha invertido lo ha hecho en tecnologías de energía inteligente y en empresas de tecnología limpia como Tesla, así como instituciones que se centran en la energía solar y otras formas de energías renovables.

Puede interesarte: Así son las empresas por las que apuestan los inversores: verdes, éticas y que requieren poco contacto físico entre personas

Además, también interesan mucho las inversiones sociales, donde priman aquellas que tienen que ver con la diversidad de género, las iniciativas locales y la apuesta por la calidad. Las empresas que se dedican al apoyo local y a la vivienda asequible también se consideran causas relacionadas, especialmente con el aumento del mercado de la vivienda y el estancamiento de los salarios.

Los centennials, una forma diferente de entender el dinero

La generación Z, también conocidos como centennials suponen un 26% de la población mundial. Son aquellos nacidos a partir de 1997 y representan a los más jóvenes de la fuerza laboral. Auténticos nativos digitales, emprendedores y educados en medio de dos colapsos económicos, su principal diferencia respecto a sus antecesores es la confianza en sí mismos y una mayor consciencia, lo cual aportará importantes cambios en su forma de ver el dinero y el trabajo. 

Según un estudio realizado por LinkedIn, los jóvenes de esta generación se moverán más por los incentivos económicos, y, a diferencia de los millennials, dan menos importancia a la relación vida- trabajo. Entre estos jóvenes, un 65% considera el salario como un factor decisivo a la hora de decantarse por una oferta de trabajo. Más de la mitad de los encuestados aprenderían nuevas habilidades con el objetivo de ganar más dinero y un 46% ha asegurado que lo haría para obtener un ascenso. En cuanto al ahorro, los hábitos -o al menos las intenciones- también difieren con los de la generación Y: un 35% de los centennials está dispuesto a empezar a ahorrar para su jubilación durante su veintena, mientras que este porcentaje es de tan solo un 12% en el caso de los millennials. 

Puede interesarte: Reinventarse profesionalmente en un contexto marcado por la incertidumbre

Fotografía de Ben Allan en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up