movi-image-mercado-laboral-que-viene-1
Envíanos sugerencias
Socios y Empleados
4 min de tu tiempo

El mercado laboral que viene: agilidad y readaptación

Mon Jun 08 09:54:25 CEST 2020

Los nuevos retos de esta nueva realidad marcan el sector de los recursos humanos

La incertidumbre, una vez más, es lo que rodea las percepciones de futuro que tienen las instituciones educativas, los jóvenes y las empresas. Según un estudio realizado por JobTeaser, empresa especializada en el reclutamiento de talento junior, la mayor preocupación del 63% de los jóvenes es encontrar trabajo. Porque, aunque el 76% de las empresas afirma que sigue contratando, o al menos lo hace parcialmente, la crisis de la COVID-19 ha ralentizado el mercado laboral: casi el 46% de las empresas encuestadas ha congelado parcialmente los procesos de reclutamiento, un 25% de ellas los ha anulado, y apenas un tercio de ellas continúan con ellos. Nos enfrentamos a un mercado laboral diferente que exigirá de los empresarios agilidad en los cambios, readaptación a la nueva situación y redefinir el tipo de profesionales que demanda.

Por eso mismo iniciativas empresariales que estimulen el desarrollo profesional de las nuevas generaciones son fundamentales. Un ejemplo de apuesta por el talento sería el programa Young Talent Programme de Banco Sabadell, que selecciona a cincuenta jóvenes recién graduados para incorporarlos en la entidad. Se trata de la segunda edición de este programa que, en estos momentos marcados por la incertidumbre, se interpreta como un mensaje de confianza, respuesta positiva a la crisis de la COVID-19 y apoyo al proceso de reconstrucción social de los próximos meses.

CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN

Uno de los retos que más preocupa a las empresas en la situación actual es cómo reorganizarse en remoto. Además, las compañías también se han visto obligadas a transformar sus procesos de selección para adaptarse a las nuevas limitaciones que plantea el escenario actual: el 47% se comunica con sus candidatos multiplicando los canales (por videoconferencia, correo electrónico y teléfono).

Para poner luz al incierto futuro del mercado laboral, Aurora Sanz, socia directora de laboral de Grant Thornton, moderó una esclarecedora conversación con Luis Conde, socio y fundador de Seeliger & Conde. De ella se extraen interesantes conclusiones: El mercado laboral después de la COVID-19 va a cambiar nuestra forma de vivir, de trabajar y los perfiles soft que las empresas van a requerir, todos ellos con un denominador común: la rapidez en la ejecución

Puede interesarte: Saber gestionar el talento, un activo para las empresas que quieren atraer y fidelizar profesionales

En este aspecto, coinciden con la opinión de los participantes en el webinar El talento en tiempos de COVID-19: los headhunter responden, organizado por Gympass. En esta mesa redonda, destacó el hecho de que es el momento de reinventarse y buscar nuevas oportunidades. Tras haber pasado una fase de impacto y asimilación, ahora pasamos a la fase de la transformación, donde la aceleración de la transformación digital o industria 4.0 nos da la oportunidad de desarrollar áreas que en otra época no habríamos tenido. Es el momento de reflexionar, pero no paralizarse. 

Puede interesarte: Escucha las claves de Rebeca Navarro sobre teletrabajo en el Podcast de Banco Sabadell 

La pandemia de la COVID-19 ha acelerado cambios que ya se estaban produciendo antes en las empresas. Hemos visto cómo las compañías ya estaban revisando sus cadenas de suministro para amortiguar los riesgos de su desequilibrada concentración geográfica y esto implica nuevos desarrollos operativos en países menos expuestos a riesgos geopolíticos, señala Rafael Cabarcos, presidente de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (AEDIPE). “En el mercado laboral había temas graves no resueltos como los derivados de los flujos migratorios, el paro estructural de los países de la franja mediterránea, el desempleo de los jóvenes o la emergencia de nuevas competencias profesionales”, añade. 

 “El panorama actual refuerza el proceso de transformación digital y acelera los cambios. Habrá destrucción de ciertos empleos, creación de otros y reconversión en otros tantos”, explica Marc Calero, director de Planificación Estratégica de Personas de Banco Sabadell

REDISEÑANDO EL DÍA A DÍA EN LA ‘OFICINA’

Con el coronavirus está habiendo un cambio de mentalidad general en términos de uso de las tecnologías, en la capacidad de escucha y en los términos del teletrabajo con todo lo que ello representa: “La redistribución del horario del trabajo, los turnos, la conciliación, las vacaciones, las oficinas físicas que serán más sociales, ya que acabaremos saturados de las reuniones online, y necesitaremos relacionarnos entre nosotros en espacios físicos ad hoc. Las oficinas serán un ecosistema híbrido entre espacios privados y colaborativos de grupos reducidos. Surgen con fuerza las video conferences como herramienta alternativa para comunicarse, comités más reducidos, más mando y más acción”, apunta Luis Conde.

El coronavirus ha marcado un antes y un después. ¿Cómo van a organizar las compañías los nuevos procesos de trabajo y sus relaciones con los colaboradores? “Las empresas deben responder a la pregunta de qué necesitan realmente en sus oficinas físicas. El teletrabajo que ya había comenzado a instalarse se multiplicará exponencialmente con consecuencias muy positivas como ahorro de espacios, disminución de los traslados, optimización de tiempos, conciliación familiar…”, apunta Rafael Cabarcos.

Puede interesarte: ¿El fin de las grandes y superpobladas oficinas?


HEADHUNTERS, ROL CLAVE

En momentos como el actual, más que nunca, es clave realizar un examen interno en las organizaciones para saber qué profesionales pueden ser claves para la recuperación y que, además, ayude a las compañías a contar con un talento diferencial. En este contexto cobran especial protagonismo los headhunters, que “aparte de detectar nuevos perfiles poco comunes, deberemos hacer visible y fortalecer el talento interno vía los assessments (evaluaciones), así como fomentar el I+D, la diversidad y la inclusión de género colaborando en el posicionamiento de las mujeres en responsabilidades directivas”, añade el socio y fundador de Seeliger & Conde. 

“El reto es contar con un ecosistema que nutra internamente las necesidades de las empresas. Esto se hace a través de procesos sistemáticos que potencien las capacidades que la empresa tiene y la incorporación selectiva de profesionales que sirvan para catalizar estos procesos de alto desarrollo”, señala Cabarcos. En este sentido, es imprescindible tener en cuenta la calidad del liderazgo y la cultura de la empresa, ya que “son los que van a definir el grado de atractivo que tiene la organización para atraer y preservar el talento diferencial que se requiere”, añade. 

La cultura organizativa de las compañías primará sobre todas las cosas, según Marc Calero, quien añade que “se van a buscar perfiles más técnicos, más especializados y, ante todo, perfiles humanos, que empaticen y generen innovación”.

NUEVOS EMPLEOS

Podemos decir que en el mercado laboral que viene existirán nuevos perfiles focalizados en tareas como mantener los protocolos de seguridad e higiene. A pesar de la situación excepcional que estamos viviendo, ha habido actividades económicas para las que ha sido imposible tener un respiro, como ha sido el caso del sector sanitario, la industria farmacéutica o la industria alimentaria, por citar algunos ejemplos. Otros han visto repuntar la contratación, como en el sector de la distribución, el e-commerce, la tecnología o el transporte. Y todos ellos continuarán demandando mano de obra en los próximos meses pues son industrias esenciales y, en algunos casos, han conseguido salir reforzadas.

Según fuentes de Adecco, algunas empresas solicitan ya contar con personal que aborde la desescalada en los centros de trabajo: controladores de temperaturas en los accesos, sanitarios o perfiles preventivos en las empresas para diseñar nuevos protocolos de seguridad, y perfiles para el sector textil como desinfectadores de ropa o de espacios. Estos primeros perfiles nos hacen plantear un escenario en el que la readaptación de los puestos de trabajo tras el coronavirus será fundamental en muchos casos. Reciclarse de cara a las nuevas formas productivas o a los protocolos sanitarios será esencial para muchos perfiles.

Puede interesarte: Cómo diseñar un escenario de desescalada adecuado en mi empresa

Otra de las formas de negocio que estará en auge será la externalización de servicios. Es el caso de sectores como el e-commerce. En general, dentro de la externalización de servicios, las empresas buscarán aquellos procesos históricamente rígidos y funciones más administrativas para externalizarlos con enfoques de variabilización y soluciones de RPA/Automatización, Inteligencia Artificial, Data, Cloud y Aplicaciones de soporte al negocio, según Adecco.

Fotografía de Joshua Hoehne en Unsplash
-Temas relacionados-
up