movi-image-ahorros-inversion-pandemia-1
Envíanos sugerencias
Ahorro
4 min de tu tiempo

¿Qué hacer con los ahorros y la inversión tras la pandemia?

Mon Sep 21 16:23:20 CEST 2020

Los planes parados por la COVID-19 han hecho que aumente la liquidez depositada en cuentas de ahorro. En un contexto de incertidumbre, existen opciones para ahorrar e invertir intentando conseguir cierta rentabilidad, pero siempre acudiendo a los expertos

La apertura de un negocio, un gran viaje, casarse, el inicio de los estudios en el extranjero de un hijo... La COVID-19 ha supuesto un auténtico obstáculo para muchos proyectos y ha dejado en stand by las inversiones de muchos ahorradores. Proyectos que, en la mayoría de los casos, se desconoce cuándo podrán llevarse a cabo. El escenario económico está impregnado de incertidumbre, en virtud de cómo evoluciona la situación epidemiológica, de la existencia o no de una vacuna contra el coronavirus y de las decisiones de gobiernos y bancos centrales de todo el mundo. 

En este contexto, las familias españolas han aumentado la liquidez depositada en cuentas accesibles y sin riesgo hasta niveles récord. Así se refleja en los últimos datos publicados por el Banco de España, que muestran que en junio el dinero guardado en cuentas de ahorro se situó en cerca de 900.000 millones de euros, lo que supone casi 700 millones más que en el mes anterior. Tendencia similar ocurre en Europa, lo cual alimenta los temores de los economistas de que los consumidores no acudan al rescate de la economía del continente. Según los datos publicados por el Banco Central Europeo (BCE), las tasas de ahorro en cuatro de las cinco economías más grandes de Europa aumentaron bruscamente hasta situarse muy por encima de los promedios de marzo. 

Puede interesarte: Cómo ha impactado la pandemia en el ahorro de las familias españolas

Ya lo avisó el economista John Maynard Keynes a mediados del siglo XX con su ‘paradoja del ahorro’: cuando todos los ciudadanos intentan ahorrar o reducir el endeudamiento al mismo tiempo, una economía se contrae. Los hogares no compran tanto a las empresas, que a su vez no contratan a tantos trabajadores, lo que deprime los ingresos fiscales y el gasto público. Pero, el mayor ahorro de los hogares también podría traducirse en inversión, hacia, por ejemplo, la deuda soberana, lo que ayudaría a sostener las grandes cantidades de deuda que muchos países necesitan recaudar para financiar sus respuestas a la pandemia. Aunque los bajos tipos de interés que registran ahora mismo la mayoría de las economías del mundo, no hace de la deuda pública el producto de inversión más atractivo. 

Asesoramiento e información, claves para invertir

En tiempos de crisis, la volatilidad se convierte en uno de los principales protagonistas. Es importante conocer todas las opciones existentes para mover los ahorros disponibles o las inversiones frustradas por la llegada de la pandemia. Y para ello, la mejor opción siempre es contar con el apoyo de los expertos en la materia. 

Puede interesarte: Inversión y ahorro: las trampas que nos juega el cerebro

Una de las claves a tener en cuenta antes de realizar una inversión es analizar bien la industria en la que se va a invertir. La COVID-19 ha impulsado determinados sectores e incluso, ha potenciado la tendencia hacia las inversiones temáticas. Tendencias que están muy relacionadas con los nuevos hábitos de vida y consumo, tal y como explica Javier Rúa, experto del área de Dirección de Estrategia de Clientes de Banco Sabadell, ya que se ha incrementado la compra a través de Internet y se ha implantado la modalidad del teletrabajo, entre otras cosas. Así, la digitalización y las compañías tecnológicas han adquirido un gran protagonismo. En este sentido, es importante analizar el impacto que tendrá la crisis en determinadas industrias en el largo plazo, con el objetivo de tratar de preservar los ahorros durante un período de incertidumbre en el mercado e incluso cuando el virus esté bajo control. 

Además, es imprescindible prestar atención a las decisiones gubernamentales y de organismos como los bancos centrales y entender qué consecuencias pueden tener las mismas sobre determinados sectores y productos financieros.  

Descubre cómo invierte la gente de tu edad

En cualquier caso, a la hora de tomar decisiones de ahorro e inversión, ya sea en momentos de crisis o no, no hay que dejarse llevar por la imprudencia. Desde Morgan Stanley señalan la importancia de ‘mantener el rumbo’ en la inversión a largo plazo durante períodos volátiles, ya que los cambios de comportamiento durantes las crisis pueden sobrevivir a esta o no. 

¿Cuáles son las expectativas financieras de los hogares?

Los responsables de tomar las decisiones financieras en los hogares consideran que las economías de sus países y sus finanzas personales son débiles, sentimiento que ha aumentado desde mayo, según una encuesta realizada por McKinsey & Company en países de todo el mundo. En este contexto, la preocupación por la seguridad laboral se ha mantenido más o menos constante desde el mes de mayo, aunque varía mucho según el país. En Alemania, el 9% de los encargados de adoptar decisiones financieras en los hogares expresaron su preocupación por la seguridad en el empleo, mientras que en la India, Chile y Sudáfrica esa fracción fue superior al 50%. Además, en la mayoría de los países más de la mitad de las personas con preocupaciones por la seguridad del empleo tenían ahorros para cubrir los gastos de menos de cuatro meses.

La intención de cambiar la asignación de activos en los próximos tres meses también varía mucho de un país a otro. Los encargados de la toma de decisiones en los mercados emergentes tenían más probabilidades de realizar cambios que los de Europa, EE.UU. y Canadá. En todos los países con ingresos elevados, la fracción de personas que declaran tener planes para cambiar la asignación de activos es aproximadamente proporcional a la fracción que considera que la economía es débil.

Puede interesarte: ¿Qué hago con mis inversiones cuando la Bolsa cae?

Con todo, incluso en el caso de que se cumplan los pronósticos más optimistas para la recuperación económica, las pautas de consumo normales serán la parte de la economía que más lentamente vuelva a la normalidad. Y eso significa que el ahorro probablemente seguirá siendo elevado, dejando una marca persistente en los mercados financieros mundiales.

Fotografía de Raisa Milova en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up