movi-image-elpais-buen-momento-comprar-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Es buen momento para comprar una vivienda?

07/09/2020

La crisis sanitaria, social y económica ha provocado, por un lado, la bajada del precio de los inmuebles de segunda mano y, por otro, el aumento de los de nueva construcción

Para el sector inmobiliario, la crisis del coronavirus ha sido lo más parecido a una bola de demolición. La venta de viviendas se desplomó durante el primer semestre un 24,6%, la inversión se redujo un 30% (de 12.000 a 8.000 millones de euros) y los precios bajaron por primera vez en cuatro años hasta un 4,9%. Estos datos negativos para el negocio del ladrillo, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Consejo General del Notariado y la Consultora Inmobiliaria CBRE, reflejan también una oportunidad para aquellas personas que están estudiando comprar una vivienda. No obstante, en este contexto, surgen algunas dudas: ¿en qué tipo de inmuebles ha bajado más los precios? ¿Cómo está siendo la demanda en el sector inmobiliario? Y, sobre todo, ¿qué alternativas hay a la visita presencial del inmueble?

¿Qué situación vive el sector inmobiliario ahora?

La mayoría de expertos apunta a que el abaratamiento del precio de las viviendas (a causa de la baja demanda provocada por la crisis actual) es una tendencia que seguirá presente, al menos, hasta comienzos de 2021. Momento en el que algunos especialistas señalan como el inicio de la normalización y estabilización de la actividad.

Por esta razón, ahora se puede adquirir un inmueble a un precio inferior al de hace un año. Los datos de la inmobiliaria Tecnocasa apuntan a que durante los primeros seis meses de 2020 los precios han caído un 4,9%, es decir, si de media en España el metro cuadrado estaba en 2.363 euros en 2019, ahora está en 2.245 euros. Lo que puede equivaler a un ahorro de 4.900 euros por cada 100.000.

La caída de precios no afecta a todos los inmuebles por igual. Los datos del Consejo General del Notariado señalan que mientras que el precio de los pisos de segunda mano bajó en junio un 3,3% interanual, el de los pisos nuevos subió un 5%. En cuanto a la compra de solares, el precio se ha situado en el mismo mes en 193 euros por metro cuadrado de media, una caída del 19,5% interanual.

El aumento de la demanda de inmuebles de nueva construcción es una de las principales razones de la subida del precio de este tipo de vivienda, que tiende a ser más grande y contar con más servicios comunitarios. Desde finales de 2019, la compra de estos inmuebles protagonizó un impulso debido a varias ventajas legislativas: como más garantías de compra (cuando el inmueble se está construyendo), y constructivas que, a diferencia de la mayoría de las viviendas de segunda mano, incorporan sistemas de eficiencia energética (lo que supone un ahorro considerable en las facturas de la luz).

Tras la pandemia, los compradores buscan viviendas en las afueras, más grandes y con más servicios comunitarios como piscinas, parques o terrazas, atributos que cumplen las viviendas de obra nueva, que es el tipo de inmueble que se vende en estas zonas. Esto, junto a que este tipo de inmuebles son una inversión más rentable a largo plazo, justifica su subida de precio.

Nuevas prioridades tras la COVID-19

Las ventas y, por lo tanto, el precio de las viviendas no son lo único que se ha visto alterado por la pandemia, también las preferencias de los compradores a la hora de elegir una vivienda.

El confinamiento y cambios laborales como la implantación del teletrabajo han provocado que los ciudadanos busquen casas con espacios abiertos (balcones, terrazas, patios…) y próximas a zonas verdes. Este interés ha crecido hasta un 23% en personas de entre 25 y 40 años, según el estudio 'El impacto del confinamiento en la demanda de vivienda de los jóvenes', publicado por la promotora inmobiliaria Aedas Homes. Por lo tanto, estar en el centro de las urbes ya no está tan solicitado, según datos de los principales buscadores de viviendas (como Idealista o Pisos.com).

Muchos especialistas señalan que la demanda de viviendas en ciudades medianas o incluso en entornos rurales también se puede incrementar a causa del teletrabajo. El gestor inmobiliario Servihabitat registró cómo a finales de junio las búsquedas de casas se dispararon un 100% en Guadalajara y un 240% en Segovia, dos de las provincias limítrofes con Madrid. Algunas inmobiliarias han lanzado ofertas para comprar en zonas de periferia, de costa y en segundas residencias con descuentos de hasta un 30%, lo que también puede ser una oportunidad de inversión para el futuro.

Esta tendencia está impulsada no solo por los precios más bajos en estas zonas, sino también por el coste del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), más asequible que en las grandes ciudades. Este último punto, frecuentemente olvidado cuando se va a adquirir una vivienda, es muy relevante, ya que hace referencia a una serie de desembolsos anuales a los que el comprador tendrá que hacer frente cuando adquiera una propiedad.

Calculadora: descubre los gastos asociados a la compra de una vivienda


Visitas virtuales para elegir casa

La decisión final de comprar una casa, tanto si es de construcción nueva como si es de segunda mano, siempre ha estado condicionada por la visita para conocer su estado y el barrio en el que se ubica. Para la inmobiliaria o el particular que realiza la venta también es un punto clave para dar confianza a su cliente. Este procedimiento se ha visto muy afectado por la pandemia porque conlleva seguir estrictos protocolos sanitarios y genera en muchos compradores potenciales el miedo al contagio.

Para solventarlo, muchas inmobiliarias están ofreciendo visitas virtuales en 3D, vídeos extensos con los que se pueden observar todos los rincones del inmueble y videollamadas con los agentes (mientras ellos muestran la casa y explican los pormenores de la adquisición). Estas iniciativas no solo solventan un problema generado por el coronavirus, sino que abren una puerta al mundo tecnológico que, hasta ahora, el sector inmobiliario no había traspasado. Con ellas, los compradores pueden ahorrar tiempo a la hora de visitar inmuebles en distintos puntos de una ciudad o una provincia y la empresa puede llegar a más clientes gracias a la digitalización.

-Temas relacionados-
up