movi-image-ventajas-digitalizacion-sector-inmobiliario-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Las ventajas de la digitalización en el sector inmobiliario

Mon Jul 05 13:13:45 CEST 2021

La digitalización y las nuevas tecnologías pueden suponer una herramienta importante para superar las barreras que aún tiene el sector inmobiliario en el proceso de compraventa de una vivienda

Comprar una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes de la vida de una persona. Realizar esta inversión implica disponer de toda la información posible para hacer la elección adecuada con el menor esfuerzo y tiempo posibles. Para conseguirlo, los profesionales del sector inmobiliario se han servido de la digitalización y de la tecnología para facilitar el proceso de compraventa de un inmueble.

Tras el estallido de la pandemia de la COVID-19, el sector inmobiliario ha experimentado un periodo marcado por la incertidumbre. A pesar de la crisis, el mercado ha resistido el impacto del coronavirus y a medida que se han ido eliminando las restricciones a la movilidad y con el avance de la vacunación, las operaciones han retomado el ritmo. Tanto es así que los precios han subido cinco décimas en el primer trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así lo explica Albert Bosch, CEO de Housfy en el Podcast de Banco Sabadell: “Este es un mercado que, de manera regular, sube durante siete años y después desciende otros siete; siempre sigue más o menos esta tendencia. Sin embargo, durante 2020 no se ha cumplido esto y ha experimentado una crisis importante, y en los meses de abril y mayo las ventas fueron cercanas a cero. Ahora se está recuperando y cada vez se venden más inmuebles”.

Puede interesarte: Las claves del mercado de la vivienda para resistir el impacto de la crisis

Pero lo que sí ha cambiado como consecuencia de la crisis sanitaria y económica son las preferencias de los compradores de vivienda. Ahora, los usuarios demandan hogares más grandes, con espacios más abiertos y más luminosos. Y, en ocasiones también, alejados de las grandes ciudades. “En Barcelona, durante el pasado año más de 40.000 personas se fueron de la ciudad a vivir a pueblos de menos de 20.000 habitantes, y esto es debido al teletrabajo. Hay que destacar que el problema de la vivienda existe fundamentalmente en Madrid y Barcelona, por lo que es importante descentralizar los puestos de trabajo y las empresas”, señala Bosch.

Qué son las ‘proptech’

En los últimos años han surgido nuevos términos dentro del sector inmobiliario que, poco a poco, han ido ganando protagonismo. Entre ellos, destaca el de proptech, que hace referencia a aquellas compañías que utilizan la tecnología para mejorar o reinventar cualquier servicio dentro del ámbito inmobiliario. A finales de 2020, en España había un total de 256 empresas de este tipo, según los datos de los Colegios y la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña (API). Y es que, aunque actualmente, las proptech y las agencias inmobiliarias online solo representan entre el 3% y el 5% del sector, su manera de trabajar está revolucionando este ámbito.

Las ‘proptech’ intentan “hacer un mercado más transparente y ágil, para que las personas puedan acceder a la vivienda de una manera rápida”, Bosch, Housfy

A través de este tipo de servicios, las compañías intentan “hacer un mercado más transparente y ágil, para que las personas puedan acceder a la vivienda de una manera rápida y sin tener que pasar por una burocracia que es lenta y, a veces, opaca”, explica Bosch.

Las proptech se sirven de las nuevas tecnologías para agilizar los trámites del proceso de búsqueda y de compra de una vivienda, al tiempo que lo hace más transparente. Tal y como explica Bosch, “actualmente, es difícil saber cuánto vale un piso porque no existe un sitio donde ir y ver su precio real”.

En este contexto, el CEO de Housfy señala al big data como un gran aliado cuando se quiere vender un inmueble pero se desconoce su valor. “Con el big data, sabiendo las últimas transacciones que hay alrededor y el número de contactos que pueda tener tu visita se puede determinar cuál es el precio de venta adecuado para la vivienda”, señala.

Para este experto, otro ejemplo lo constituyen los sistemas de reservas online, a través de los cuales se puede agendar el día y la hora en la que un potencial comprador visitará la vivienda en la que esté interesado. Otra de las oportunidades que ofrece este modelo de negocio son las visitas virtuales. Aunque se trata de una alternativa que “culturalmente todavía cuesta, quizás dentro de 10 o 15 años se comprará un inmueble viendo un vídeo 3D”, afirma. Asimismo, destaca que también es posible conectar “toda la parte burocrática con notarios para que el proceso sea mucho más ágil”.

A pesar de que el proceso de digitalización se está completando en el sector, todavía hay barreras que superar. “Hay que conectar la agencia con el banco y con la notaría de tal manera que casi con un clic se pueda comprar una vivienda. Pasará, no sabemos cuándo, pero ocurrirá”, concluye Bosch.

Puede interesarte: Comprar una vivienda, ¿es un buen momento?

 

Fotografía de César Baciero en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up