movi-image-virtual-home-staging-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

‘Virtual home staging’, una manera virtual de vender o alquilar tu vivienda

10/08/2020

La recreación virtual de los espacios busca seducir al futuro inquilino

La crisis del coronavirus ha generado numerosos cambios en la sociedad. Entre ellos, la adopción de formas de comercio menos centradas en la presencialidad y una comercialización mucho más en línea. El temor a los contagios fomenta que la compra y el alquiler de una vivienda pueda darse online, sin tener que visitarla.

Creatividad e innovación al servicio de la comercialización. También en el sector inmobiliario donde se actualizan las estrategias para captar la atención del cliente y conseguir la mejor de sus impresiones.

Una de ellas, muy en boga en los últimos tiempos y que cobra un nuevo protagonismo en la actualidad es el home staging, “una técnica de marketing inmobiliario que consiste en preparar las viviendas mejorando su imagen para facilitar su comercialización”, ya sea la venta o el alquiler, según explica Pedro Hevia, ingeniero y fundador de Impuls Home Staging. 

En cuanto al virtual home staging, “es lo mismo pero en vez de hacerlo físicamente e intervenir en una vivienda pintando, decorando y amueblando, se hace mediante el ordenador”. Basándose en una fotografía real de la vivienda, y mediante técnicas digitales, se incorpora la decoración, el mobiliario, el color de las paredes e incluso se puede cambiar el tipo de suelo.

Esta técnica busca potenciar el atractivo del inmueble para que sea más estimulante para el futuro inquilino o comprador. Se basa en el convencimiento de que es mucho más fácil atraer a una persona a un espacio en el que se puede imaginar viviendo que a un lugar menos inspirador y neutro, y cargado de la personalidad del antiguo propietario o inquilino.

Diferenciación para tener más visitas

Hevia destaca que este servicio resulta interesante porque consigue despertar mucho más interés hacia la vivienda y permite destacarla y diferenciarla del resto de los inmuebles del mercado. 

“Al tener una imagen más atractiva logras tener muchas más visitas al inmueble, con lo cual el tiempo de venta se reduce”, explica Hevia. De este modo, precisa, es más fácil que alguien “se enamore” de la vivienda y esté dispuesto a pagar el precio de salida, sin negociaciones excesivas ni regateos.

Hevia subraya que esta técnica permite a los potenciales clientes visualizar mejor el potencial del espacio y les ayuda “a tomar la decisión de compra”.

Para todas las viviendas salvo si son “de revista”

El fundador de Impuls Home Staging asegura que “lo habitual” cuando una vivienda se pone en venta es que a los interesados “les cueste imaginarse los espacios, o cómo podría quedar, y si cabe o no cabe lo que ellos quieren”.

Ante esto, el home staging es aplicable a todo tipo de inmuebles, ya que “todas las viviendas son susceptibles de mejorar su imagen”, salvo que sea “una vivienda de revista”.

Muchas viviendas, según Hevia, “si no están vacías, están decoradas con muebles viejos y son pisos de herencia, por ejemplo, con estéticas totalmente pasadas de moda que no resultan nada atractivas”.

En estos casos resulta muy recomendable desplegar un servicio de home staging, a poder ser real. De esta manera, cuando los potenciales compradores realizan visitas al inmueble, se lo encuentran “tal cual lo habían visto en las imágenes”. Si no se puede llevar a cabo la obra, siempre puede recurrirse al virtual home staging.

Profesionales de perfil diverso

Como se trata de una técnica bastante reciente, detrás de estos proyectos se encuentran perfiles muy diversos: interioristas, decoradores y diseñadores, pero también especialistas puros en home staging, “que es una profesión en sí”, aclara Hevia.

Este experto hace hincapié en que suele confundirse esta profesión con el interiorismo y la decoración. Aunque muchos profesionales proceden de dichos campos, “no tiene por qué ser así”, afirma el ingeniero. 

Requiere una estética neutra

En cuanto al resultado, tiene que arrojar una estética neutra pero también ofrecer un resultado “agradable y atractivo”, aunque sin presentar un estilo muy marcado, sino más bien despersonalizado.

“Se trata de llegar al mayor público posible”, apunta Hevia, que remarca que esta neutralidad es la que diferencia el home staging de la decoración y el interiorismo, que buscan más poner el hogar al gusto concreto de un cliente.

Muchas opciones en el precio

En cuanto a los presupuestos, Hevia precisa que hay todo tipo de opciones de virtual home staging, y que todo depende del nivel de calidad que se quiera alcanzar con las fotografías y del número de imágenes que se modelen de la vivienda.

Por lo general, si hay poco presupuesto se desarrollan una, dos o tres imágenes del salón y del dormitorio “para llamar la atención”; y si se cuenta con mayor presupuesto, se hacen más imágenes de cada estancia, e incluso de todas.

Sin embargo, el precio final también viene “marcado por el nivel de calidad final del desarrollo 3D” que se haga. 

Un valor añadido para las agencias

Sobre quién asume este coste, es un asunto con muchas aristas: si los servicios los contrata una agencia inmobiliaria, el coste se reparte en función de cómo trabaja la agencia, que, a su vez, también puede operar de intermediaria y que el coste lo asuma el propietario de la vivienda.

No obstante, lo más habitual es que “la agencia lo pague de su bolsillo porque es la forma que tiene de obtener la exclusividad de la venta, dándole un valor de calidad al cliente al aportar este servicio”, remacha Hevia.

Fotografía Glenn Carstens-Peters en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up