movi-image-necesito-saber-comprar-casa-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Qué necesito saber antes de comprar una casa?

23/03/2022

Comprar una casa es una decisión muy relevante, sobre todo desde el punto de vista financiero. Hay que tener ciertos aspectos claros antes de dar el paso.

La compra de una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes en la vida de una persona. Antes de tomarla, cabe preguntarse algunas cuestiones relativas a la situación económica del futuro propietario: ¿Cuál es mi solvencia económica y financiera?, ¿cuánto dinero debo tener ahorrado para comprar un inmueble? o ¿qué tipo de hipoteca me conviene más según mi perfil? Para dar respuesta a estas preguntas es clave el asesoramiento de un profesional hipotecario con experiencia en el sector.

¿Cuál es mi situación económica y personal?

Lo primero que se debe tener en cuenta es la solvencia económica y la capacidad de endeudamiento del futuro propietario. Estos aspectos son fundamentales ya que de ellos depende el presupuesto para la compra de una vivienda.

Con unos ingresos estables y un balance entre gastos e ingresos positivo se dispondrá de una situación favorable para poder adquirir un inmueble sin comprometer la economía personal. Desde el Banco de España se recomienda que no se destine más del 30% de los ingresos al pago de la cuota de la hipoteca. Asimismo, el nivel de endeudamiento (incluyendo la hipoteca y otros préstamos) no debe superar el 35% del salario mensual.

Puede interesarte: Cómo calcular la capacidad de endeudamiento

 

¿Cuánto dinero debo tener ahorrado para comprar una casa?

La compraventa de una vivienda supone un importante desembolso económico, por lo que es necesario tener un nivel de ahorro previo para poder realizar esta operación. Hay que tener en cuenta que las entidades bancarias ofrecen, como máximo, el 80% del valor de compra o de tasación del inmueble, por lo que el futuro propietario debe disponer del 20% restante en ahorros.

Para comprar una casa se debe tener alrededor de un 35% del valor total de la vivienda en ahorros

Además, a esto hay que sumar los gastos asociados a la compraventa (gastos de notaría, de tasación de la vivienda, impuestos…) que suponen entre un 10% y 15% adicional. Por tanto, para comprar una casa se debe tener alrededor de un 35% del valor total de la vivienda en ahorros.

Puede interesarte: descubre con este simulador la cuota y el tipo de hipoteca recomendados según tus necesidades

¿Cómo saber si una vivienda es cara o barata?

 

El factor más importante a valorar antes de la compra es el precio de la vivienda. Para ello, se debe evaluar detalladamente la situación del mercado, las fluctuaciones de los precios y las características de los inmuebles que están ubicados en la misma zona.

Los analistas utilizan dos variables para conocer el valor de una vivienda. Una de ellas es el cálculo de la rentabilidad bruta por alquiler, que se calcula dividiendo el dinero que se paga al año por el alquiler entre el precio de venta que tiene la vivienda y multiplicarlo por 100. La otra es el price earning ratio (PER), mediante el cual se puede conocer el número de años que se tarda en pagar un inmueble con la cuota de alquiler que se está abonando.

Puede interesarte: Guía para saber si un piso es caro o barato

 

¿Qué impuestos hay que pagar por comprar una vivienda?

Los impuestos a pagar en el proceso de compra de una vivienda difieren según el tipo de inmueble. Es decir, si es una vivienda de obra nueva, se debe pagar el impuesto sobre el valor añadido (IVA), que es del 10% en todo el territorio español, excepto en Canarias, que se paga el impuesto general indirecto canario (IGIC), del 6,5%. Además, este tipo de inmueble está gravado por el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD), que depende de la región donde se sitúe la casa y oscila entre el 0,5% y el 1,5%.

Por el contrario, si se trata de una vivienda de segunda mano, se debe abonar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP), que ronda entre el 6% y el 10% y también  depende de la comunidad autónoma en la que se ubique el inmueble. En este caso se debe tener en cuenta si la vivienda está libre de cargas.

Además, en las de segunda mano hay que revisar su estado de cargas, es decir, es necesario conocer si la casa tiene deudas o no mediante una nota simple, analizar los gastos generales que hay que afrontar e incluso posibles derramas, lo cual podría dar lugar a una rebaja en el precio.

¿Qué requisitos debo cumplir para que me concedan una hipoteca?

Todos los requisitos para pedir una hipoteca se engloban en uno: demostrar que se tiene solvencia dentro de la economía familiar. Para ello tener una situación laboral estable, unos ingresos fijos demostrables -de aproximadamente tres veces la futura cuota mensual de la hipoteca-, además de un buen historial crediticio, son condiciones indispensables para hacer frente a este préstamo a largo plazo.

¿Qué es mejor, una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?

Antes de tomar la decisión se debe tener en cuenta qué supone cada tipo de interés en la hipoteca:

  • Hipoteca a tipo fijo: la cuota mensual se mantiene fija durante todo el contrato hipotecario.
  • Hipoteca a tipo variable: la cuota mensual tiene una parte fija y una variable, que cambia en función de un índice de referencia, que en España suele ser el euríbor y que los bancos suelen revisar cada cada seis o 12 meses. Si este índice sube, también lo hará la cuota mensual de la hipoteca y viceversa.

Puede interesarte: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable con este simulador de hipotecas

 

¿A cuántos años se puede pedir una hipoteca?

El plazo de amortización y el tipo de interés son las dos variables que influyen en la cuota de la hipoteca. A mayor periodo de amortización, menor será la cuota mensual pero mayores los intereses, y viceversa.

La elección del periodo de devolución del préstamo hipotecario dependerá del nivel de ingresos del comprador de la vivienda. Con unos ingresos elevados, se puede optar a una hipoteca con un plazo de amortización que oscile entre los 10 y los 15 años. Por el contrario, si el futuro propietario cuenta con un nivel de ingresos bajo, el plazo puede alcanzar hasta los 30 años.

Puede interesarte: Hipoteca a corto o a largo plazo, ¿qué me conviene más?

En cualquier caso, a la hora de comprar una vivienda es recomendable contar con el asesoramiento profesional de un experto, como el de la entidad bancaria, que ayudará a llevar a cabo el proceso de la forma más satisfactoria para el futuro propietario.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista hipotecario.

 

 

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
Fotografía de Aleksandra Sapozhnikova en Pexels
-Temas relacionados-
up