movi-image-edad-pedir-hipoteca-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Hasta qué edad puedo pedir una hipoteca?

30/11/2021

La edad es un factor muy importante a la hora de solicitar una hipoteca y, combinado con otros elementos, establece el nivel de riesgo de esta operación

No existe en España ninguna ley que establezca cuál es la edad máxima para solicitar una hipoteca, sino que es cada banco quien fija este límite de acuerdo a su política de riesgos. A la hora de pedir un préstamo hipotecario la edad es importante ya que esta influye de manera directa en la capacidad de endeudamiento, en el plazo de amortización, en la solvencia económica del titular y en el riesgo de impago.

Aunque no tiene carácter obligatorio, el Banco de España recomienda que el plazo de amortización de la hipoteca no supere los 30 años y que se realice el pago de la última cuota antes de que el titular cumpla los 75 años. Es decir, aconseja como norma general que no se solicite una hipoteca a 30 años después de alcanzar los 45 años.

¿Cuál es la mejor edad para pedir una hipoteca?

Cada etapa en la vida de una persona tiene una serie de necesidades y cuenta con una situación económica distinta. Estas diferencias se deben considerar a la hora de pedir una hipoteca ya que afectan a la solvencia financiera del comprador, a su nivel de ahorros y al periodo de amortización, factores que analiza el banco para conceder un préstamo hipotecario.

  • La solvencia económica

La solvencia económica del comprador es uno de los principales aspectos a tener en cuenta al contratar una hipoteca. En este punto entra en juego la capacidad de endeudamiento. Los expertos recomiendan no destinar más del 30% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca. Habitualmente, cuanto mayor es el comprador de la vivienda, los ingresos económicos derivados del trabajo son más elevados, lo que significa que posee una capacidad de endeudamiento mayor.

Pero, además, otro aspecto a tener presente para analizar la solvencia económica es la estabilidad laboral. Una persona suele contar con una mayor estabilidad entre los 35 y los 45 años, lo que favorece la contratación de una hipoteca.

Calculadora: descubre cuánto deberías pagar por tu vivienda

 

  • El nivel de ahorro

Los bancos ofrecen financiación, como máximo, por hasta el 80% del valor total de tasación del inmueble. Por ello, el futuro propietario debe tener ahorrado el 20% restante junto a los gastos asociados a la compra (notaría, tasación, impuestos,...), que suponen entre el 10% y el 15%. Es habitual que, a medida que una persona se hace mayor, su nivel de ahorro aumente, lo que permitirá reducir la cuantía de la hipoteca que necesita contratar para adquirir la vivienda que desea comprar.

  • El plazo de amortización

El periodo máximo recomendado para completar la devolución de una hipoteca es de 30 años. Por lo tanto, a mayor edad, el número de años para satisfacer un préstamo hipotecario desciende. Esto significa que, aunque se conceda la financiación hipotecaria a una persona, por ejemplo, con 50 años, el plazo de amortización será como máximo de 25 años. Ello conlleva que las cuotas mensuales sean mayores que en el caso de otro comprador más joven, que puede extender el plazo de amortización hasta el máximo recomendado de 30 años. Sin embargo, como lo habitual es que a más edad, se cuente con más ahorros, será posible hacer frente a cuotas más altas.

Por lo tanto, los compradores más jóvenes, aunque suelen tener una situación laboral menos estable y contar con menos ahorros, tienen la posibilidad de contratar una hipoteca con un plazo de amortización más largo y disponer de cuotas mensuales más reducidas.

Por el contrario, a medida que pasa el tiempo, aunque la situación laboral se suele estabilizar y el nivel de ahorros crece, el plazo de amortización del que dispone el comprador se reduce y, por lo tanto, las cuotas mensuales que hay que pagar por el préstamo son mayores.

En cualquier caso, para comprender todos los factores clave a la hora de contratar una hipoteca, es fundamental contar con el asesoramiento de un experto como el de la entidad bancaria, que guía al futuro propietario en todo este proceso y resuelve cualquier duda que pueda surgir.

¿Quieres que un experto te aconseje sobre qué te interesa más sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista aquí

 

Fotografía de Ivan Samkov en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up