movi-image-ciberseguridad-sector-mujeres-liderazgo-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
3 min de tu tiempo

La ciberseguridad, el sector que cuenta con un 24% de mujeres en puestos de liderazgo

25/05/2021

Los puestos de responsabilidad ocupados por mujeres aumentan a un ritmo mayor que en otros campos tecnológicos aunque todavía quedan terrenos por conquistar en materia de igualdad en un sector que se percibe disruptivo y con visión de futuro

La presencia de mujeres en los cargos de responsabilidad sigue siendo una tarea pendiente en multitud de sectores e incluso en las instituciones. De hecho, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, afirmaba en un informe reciente que “a este paso, no se logrará la paridad en el nivel más alto de poder hasta dentro de 130 años”. Para acelerar este proceso, sectores como el de la ciberseguridad, fortalecido con la situación derivada de la pandemia de la COVID-19, está potenciando esta inclusión y ya cuenta con cerca de una cuarta parte (24%) de los puestos líderes ocupados por mujeres, según los datos del Consorcio Internacional de Certificación de Seguridad de Sistemas de Información (ISC)2.

Aunque a simple vista pueda parecer una cifra no muy alta, este porcentaje constata que las mujeres están asumiendo los puestos de responsabilidad en esta industria a un ritmo mayor que en otros campos tecnológicos y muy por encima del 11% registrado en estudios anteriores. Sin embargo, todavía quedan terrenos por conquistar en materia de igualdad en un sector que se percibe disruptivo y con visión de futuro. Y es que los datos también ponen en evidencia un problema que persiste: la brecha salarial de género. “Cuando se les preguntó sobre sus salarios del año anterior, el 17% de las mujeres dijeron que ganaban entre 50.000 y 99.999 dólares, 12 puntos porcentuales menos que los hombres (29%)”, explica el informe.

Puede interesarte: España necesitará 35 años para cerrar la brecha de género


La paridad en el sector de la ciberseguridad: un problema de percepción

Precisamente, en cuestión de género, existe una dicotomía entre dos percepciones muy distintas del sector de la ciberseguridad a día de hoy. Por un lado es vanguardista y ligado al progreso y a la digitalización y, por otro, sigue siendo una profesión dominada, en gran parte, por los hombres. En este sentido, Xavier Gracia, socio de Risk Advisory/Ciberseguridad de Deloitte, señala en el Podcast de Banco Sabadell que “hasta la fecha, la mayoría de profesionales que se dedican al tema de la ciberseguridad vienen de carreras técnicas, pero han ido pivotando y son desarrolladores, telecos, matemáticos, etc”, es decir, carreras tradicionalmente masculinas.

 

Puede interesarte: Invertir en empresas lideradas por mujeres, una oportunidad de negocio

Además, también hay percepciones distintas entre hombres y mujeres en cuanto al aumento de puestos de liderazgo ocupados por ellas. Según el último informe del (ISC)2, poco más de la mitad de los profesionales encuestados identificó que el porcentaje de mujeres en este campo ha aumentado en los últimos cinco años. Sin embargo, entre ellas, el 7% considera que el número de mujeres en el campo ha disminuido en ese periodo de tiempo, en comparación con el 4% de los hombres.  

De hecho, el es­tudio ‘Las mu­jeres en la ci­ber­se­gu­ri­dad’, pu­bli­cado por el SANS Institute desvela que, en general, las mujeres experimentan una sensación de "síndrome del impostor". Es decir: se resisten a ser consideradas líderes, a pesar de tener una gran experiencia y éxito en su carrera.

Puede interesarte: La COVID-19 endurece el techo de cristal

En el ámbito de la ciberseguridad, esto es aún más evidente ya que el informe revela que muchas mujeres creen que se han ganado sus puestos simplemente por estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado, a pesar de que el 44,6% cuenta con un máster en su perfil profesional.

Aunque los números siguen mejorando, todavía queda trabajo por hacer en el sector hasta alcanzar una igualdad real en los puestos directivos y, para sumar esfuerzos, varias organizaciones han puesto en marcha iniciativas destinadas a restablecer el equilibrio. Una de ellas es la Beca Mujeres en Ciberseguridad de ESET en Estados Unidos, que durante cinco años ha estado otorgando una beca por valor de 5.000 dólares a mujeres que están cursando en la universidad y que aspiran a continuar su carrera en el campo de la ciberseguridad. A esta se han unido otras organizaciones que trabajan para conseguir una mayor igualdad de género y para mejorar las tasas de contratación, entre las que se encuentran Girls Who Code o Women in Cybersecurity, y que incluyen iniciativas globales destinadas a promover a las mujeres en este campo fomentando e impulsando su pasión por la ciberseguridad

Fotografía de Christina Morillo en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up