Vender ‘online’ con una estrategia híbrida y omnicanal
Envíanos sugerencias
Transformación digital
4 min de tu tiempo

Vender ‘online’ con una estrategia híbrida y omnicanal

29/07/2022

Cualquier pyme puede poner en marcha una estrategia digital que mejore su posicionamiento comercial.

Las compañías con presencia digital están priorizando cada vez más las experiencias de compra personalizadas, seguras y cómodas para los usuarios. Por ello, apuestan por incorporar cierta presencialidad a su modelo de negocio para alcanzar así un mayor número de clientes potenciando las experiencias in situ al mismo tiempo que desarrollan y aplican estrategias omnicanales, que les permitan estar más cerca de sus consumidores, conocerles mejor y conseguir fidelizarles mediante servicios y promociones adaptados a sus necesidades. Implementar este tipo de estrategias requiere de una inversión importante para obtener información sobre los clientes que aporte valor, así como el consumo de recursos para poder estar presentes de forma activa en todos los canales y soportes. ¿Cómo hacerlo?

Analizar el modelo de negocio antes de tomar decisiones

Antes de poner en marcha una estrategia de marketing digital híbrida y omnicanal, es fundamental analizar el coste económico que supondrá y los impactos esperados que se lograrán. Aun así, tal y como señala Marc Gabau, Project Manager en RocaSalvatella, en el webinarHerramientas digitales para la gestión integral de tu empresa o negocio’, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, “el coste de las herramientas de marketing digital es cada vez más reducido y asequible, ya que se adapta al nivel de funcionalidad que se va a usar. Los modelos de software como el servicio software as a service (SaaS) permiten ajustar mejor el nivel de prestaciones de la herramienta respecto a su coste y el rendimiento que se va a extraer”. Este experto indica, además, que existen modelos freemium que facilitan a las empresas testar la utilidad de cada herramienta antes de comprarla.

En el caso de la venta híbrida (también conocida como blended marketing), consiste en fusionar las estrategias de marketing digital con las estrategias de marketing offline, lo que implica fusionar herramientas de uno y de otro ámbito. Sin embargo, no todos los consumidores exigen esa presencia permanente de la compañía en diversos canales de comunicación, por lo que hay que adaptar la estrategia y su coste en función del público al que se quiere dirigir la campaña comercial.

¿Cómo construir una estrategia de ‘marketing’ híbrida?

Una estrategia digital de ventas debe tener presente dos aspectos fundamentales:

  • La percepción que se tiene de la empresa y de la marca. En este sentido, las redes sociales se han convertido no solo en un importante canal promocional sino también en un espacio de comunicación fundamental para las compañías.
  • La percepción social sobre los empleados y aliados de la empresa, lo que significa tener que construir la estrategia digital sobre la base de que los stakeholders relevantes para la organización la conozcan y trabajen también en beneficio de ella.

A partir de aquí, hay que construir una estrategia digital que combine las claves del marketing offline con las del marketing híbrido:

  • Analizando el comportamiento del público a través de predicciones modeladas, mediante herramientas como Google Analytics.
  • Trabajando activamente en la personalización del producto, en su precio y en su publicidad.
  • Fomentando el intercambio directo de información entre usuarios conectados entre sí (peer to peer - P2P) para generar una mayor confianza hacia la marca.
  • Consiguiendo una mayor participación de los consumidores por medio de las redes sociales.

El apoyo de los fondos europeos a la digitalización

La llegada de distintas convocatorias a través del fondo europeo Next Generation EU puede contribuir decisivamente para que una pequeña y mediana empresa (pyme) consiga mejorar su nivel de digitalización y poder desarrollar estrategias híbridas y omnicanales. Como afirma Carmen Urraca, directora de Fondos Europeos de Banco Sabadell, “el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) ha previsto un conjunto de inversiones dentro del componente de Impulso a la Pyme orientadas a potenciar la competitividad y la resiliencia de las empresas a través de su digitalización. Entre estas inversiones, la más destacable es el Programa Kit Digital, que contempla ayudas para la adopción de medidas prácticas que digitalizan el negocio”.

El Programa Kit Digital tiene como objetivo subvencionar la implantación de soluciones digitales disponibles en el mercado para conseguir un avance significativo en el nivel de madurez digital de las empresas. Está orientado a las necesidades de las pymes y de los trabajadores autónomos, que pertenezcan a cualquier sector o tipología de negocio. Las compañías que cumplan con las condiciones de la convocatoria de la ayuda del Kit Digital pueden acceder al bono digital, escogiendo entre diferentes soluciones de digitalización.

Puede interesarte: Ayudas europeas para la digitalización de las pymes

De todos modos, antes de implantar cualquier estrategia, lo más recomendable es contar con el asesoramiento del gestor del banco, que resolverá cualquier duda que tengan los responsables de una empresa o los autónomos y guiará sobre qué es lo que más conviene a su negocio.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Karolina Grabowska en Pexels
-Temas relacionados-
up