movi-image-lainformacion-jovenes-ahorro-millennials-1
Envíanos sugerencias
Ahorro
4 min de tu tiempo

Jóvenes y ahorro: ¿cómo gestionan el dinero los millennials?

13/05/2021

Los sueldos bajos, la inestabilidad laboral y una educación financiera baja juegan en contra del ahorro de esta generación

La generación de las dos crisis. Esta es la forma en la que se ha empezado a denominar recientemente a los millennials, personas nacidas entre 1982 y 1996, que han vivido, prácticamente desde su entrada en el mundo laboral, en un contexto desfavorable respecto a las generaciones anteriores.

Los datos son claros: en abril de 2021, el 41,4% de los parados en España tenía entre 25 y 44 años, con una cifra total de 1,6 millones de personas sin empleo, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Entre los que trabajan, la tasa de temporalidad roza el 28%, en cifras de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), una situación que compromete la capacidad de ahorro. 

Puede interesarte: Millennials, ahorro e inversión: ¿cómo hacer frente a la crisis?

Incluso teniendo cierta estabilidad en el mercado laboral, las dificultades siguen estando presentes debido a los sueldos bajos: según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a final de 2020, las personas de entre 25 y 29 años cuentan con un salario bruto anual medio de 17.526 euros, cifra que se eleva hasta los 20.763 en personas de entre 30 y 34 años y a 23.431 en trabajadores de entre 35 y 39 años.

Dificultad para emanciparse

En un estudio sobre el mercado de la vivienda el Banco de España apuntó que “La proporción de individuos que poseen su vivienda a los 30 años ha ido disminuyendo para los nacidos a partir de 1980”, un resultado que, según los expertos, “sugiere problemas crecientes de acceso a la vivienda en propiedad”.

Puede interesarte: Jóvenes y vivienda: qué ayudas existen y cómo acceder a financiación

Según el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE), solo el 17,3% de la población de entre 16 y 29 años está emancipada. A pesar de que el régimen de propiedad es el más elegido en el país, puesto que el 76,7% de los españoles emancipados son propietarios de una vivienda, según el INE, la cifra desciende hasta el 26% en menores de 29 años. Y es que un 58,8% de los jóvenes que se independiza opta por el alquiler.

A pesar de que durante el segundo trimestre de 2020 se registró una bajada del precio de la vivienda de un 1,67% en España, con tipos de interés a mínimos históricos, el CJE reveló que el nivel de ahorro de los jóvenes no hacia posible acceder a la compra de una vivienda. Y es que el desembolso para adquirir una casa supone cerca de cuatro veces el salario medio que estos perciben en un año. Además, es importante apuntar que los precios del alquiler también suponen una dificultad añadida que imposibilita en la gran mayoría de casos compatibilizar el pago de la renta con el ahorro.

Puede interesarte: Cómo pueden los jóvenes acceder al mercado inmobiliario


El ahorro en los jóvenes

Frente a todas estas dificultades, un dato esperanzador: los jóvenes españoles son los que más ahorran de la Unión Europea, según el estudio 'Desmitificando a los Millennials: Actitudes y comportamientos de la generación Y trabajadora frente al ahorro', elaborado por ESADE y Fundación Edad&Vida en colaboración con Banco Sabadell. Sin embargo, de ellos solo uno de cada 10 en situación de empleo ahorra de cara a la jubilación de forma sistemática.

Según el citado estudio, un 87,5% de los jóvenes de entre 20 y 34 años es consciente de la importancia que tiene el ahorro de cara al futuro, con especial importancia de la etapa de la jubilación. Sin embargo, seis de cada 10 no logra ahorrar debido a su situación económica. Otros, simplemente, cuentan con otras prioridades como independizarse o viajar.

Según Javier Rúa, experto del área de Dirección de Estrategia de Clientes de Banco Sabadell, estos jóvenes “empiezan más tarde” a invertir respecto a generaciones anteriores por dos motivos: la dificultad que encuentran a la hora de emanciparse y la necesidad de ahorro frente a un futuro incierto. 

Falta de educación financiera

Al contexto de por sí difícil al que se enfrentan los jóvenes ahorradores se añade otro hándicap: la falta de educación financiera. Esto hace que, en ocasiones, no se dé importancia al ahorro a la hora de planificar aspectos como la compra de una vivienda, el ahorro para los estudios de los hijos o la jubilación.

Esta formación, además, es muy necesaria para conseguir que los ingresos y los ahorros aporten una buena rentabilidad a través de la inversión, con ejemplos como planes de pensiones o fondos de inversión, muchas veces desconocidos para esta capa poblacional.

Puede interesarte: Los fondos de inversión como opción para invertir el ahorro acumulado

Frente a estas dificultades, la gran salvadora parece ser la tecnología. Esta permite obtener información detallada y con análisis de los gastos, los cargos y los ingresos a través de las propias apps de las entidades. 

¿En qué invierten los jóvenes?

Esta tecnología ha permitido que los millennials se acerquen por primera vez a la inversión de sus ahorros, lo que a su vez ha revelado las tendencias de interés en esta franja de edad.

Según revela la startup Ninety Nine, el impacto de la COVID-19 ha posicionado al sector tecnológico como la tendencia ganadora, ya que concentra el 37,2% de los fondos de los ahorradores jóvenes. Dentro de este sector, destacan marcas como Apple, NVIDIA y Microsoft.

Tras ellas se encuentra el sector automovilístico, con un 10,7% de los fondos, cifra que va creciendo debido al interés que suscitan las alternativas renovables; y el aeronáutico, con un 7,4% de inversión concentrada en las principales aerolíneas.

Puede interesarte: ¿Cómo invierten los millennials? Así gestionan su dinero las nuevas generaciones

Además, un estudio de Visual Capitalist señala que un 44% de los jóvenes inversores tiene en cuenta el impacto social de las compañías en las que invierte, mientras que un 21,1% le da mucha importancia a este hecho.

En ese sentido, Rúa explica que se trata de “la primera generación global, con un acceso inmediato a la información y que se ha encontrado con unos problemas sociales y medioambientales desconocidos o muy lejanos para las generaciones previas”. Esto se une, según el experto, a que “crecer estando totalmente conectados al mundo los ha llevado a sentirse actores y a adquirir una serie de valores enfocados a la mejora de su entorno”. En estos aspectos se incluyen, por supuesto, las inversiones.

El interés por el cambio climático, la sostenibilidad, las inversiones sociales y la diversidad de género gozan de popularidad en este tipo de inversores. Eso da una pista de la tendencia a futuro: a medida que la situación económica de los millennials se estabilice, el crecimiento de compañías justas y orientadas a futuro está más que asegurado. 

Fotografía de Devin Avery en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up