movi-image-fondos-inversion-ahorro-acumulado-1
Envíanos sugerencias
Inversiones Personales
4 min de tu tiempo

Los fondos de inversión como opción para invertir el ahorro acumulado

15/04/2021

El ahorro de muchas familias se ha disparado debido a la caída del consumo durante 2020, lo que hace que sea un buen momento para dar el paso a la inversión

La inversión se puede posicionar como una de las mejores formas para proteger los ahorros. Dejar el dinero parado puede no ser lo más acertado en un contexto como el actual, en el que los tipos de interés se sitúan en mínimos históricos y en el que hay un claro aumento de la inflación

Esta situación tiene implicaciones importantes. Desde el punto de vista del ahorrador, el hecho de que los tipos estén bajos supone un cambio en la rentabilidad de los productos más conservadores, como las cuentas corrientes o los depósitos, provocando que estén anclados a cero y no den ningún beneficio. Además, según ha anunciado el Banco Central Europeo (BCE), esto se va a mantener por el momento. A ello hay que sumar otro aspecto importante: el ahorro de muchas familias se ha disparado a raíz de la contención del gasto durante la pandemia de la COVID-19. En parte, esto se debe a la caída en picado del consumo en un 12,4% de media en 2020, el triple de lo experimentado en 2009 en plena crisis financiera, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Puede interesarte: Qué estrategia de inversión seguir en un contexto de tipos de interés bajos


Buen momento para dar el salto a la inversión en fondos

Toda esta situación hace que actualmente sea un momento adecuado para dar el salto a la inversión. “Perdamos el miedo, empecemos a invertir”, apunta Teresa Cabasés, de la dirección de Banca Personal de Banco Sabadell en el Podcast de Banco Sabadell, “adaptando la inversión en base a nuestros objetivos de rentabilidad y estableciendo un horizonte temporal que irá en función del riesgo que se quiera asumir”. 

 

En este sentido, hay muchos productos que se adaptan a los diferentes perfiles, pero los fondos de inversión “permiten destinar los ahorros a diferentes opciones dentro de los mercados financieros”, explica Antonio Saiz, Director de Oferta de Ahorro e Inversión de Banco Sabadell, en este Podcast de Banco Sabadell

Este tipo de vehículo ha comenzado el año con unas cifras muy positivas, ya que registró suscripciones netas de 2.184 millones de euros en febrero, un volumen que no se daba desde marzo de 2018, según datos facilitados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (INVERCO). En suma, en tan solo los dos primeros meses de 2021 han acumulado más de 3.800 millones de euros de entradas netas, lo que supone más del doble que en todo el año precedente. En parte, esto se puede dar debido a sus ventajas, ya que están totalmente regulados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por lo que son transparentes y ofrecen seguridad. “Es el vehículo ideal para buscar alternativas de inversión, ya que se adapta tanto a los conservadores que no quieren asumir riesgos, como a los que quieren lograr la máxima rentabilidad y, por tanto, adoptar un riesgo más alto”, señala Saiz. 

Puede interesarte: Fondos garantizados, una opción para los inversores más conservadores

Los fondos de inversión han acumulado en enero y febrero más de 3.800 millones de euros de entradas netas, el doble que en 2020

Además de haber fondos que se adaptan al perfil de riesgo, también hay mucha variedad en cuanto a valores. Es el caso de los activos con criterios ESG (siglas de environmental, social and governance en inglés), que “tienen menos volatilidad y ofrecen buenas rentabilidades, ya que son fondos que invierten en empresas sostenibles, las que, al fin y al cabo, tienen más futuro”, explica Cabasés. 

Los primeros pasos: inversiones constantes y diversificadas 

Disponer de una cantidad pequeña no implica que no se pueda dar el salto a la inversión. La clave reside en compaginar el ahorro con la inversión. “Hacer pequeñas aportaciones de forma constante y periódica es la mejor manera de diversificar y disminuir el riesgo”, apunta Cabasés. De hecho, en ocasiones no se da ese paso por el miedo a perder, lo que muchas veces va unido a una gran cantidad de dinero. “Cuando se hace poco a poco se vence ese miedo y se profundiza en la idea de ir construyendo y de ir viendo los resultados”, añade.

En esta línea también se sitúa Saiz, que apunta que “siempre es un buen momento para invertir, siempre y cuando se haga de forma sistemática y periódica, ya que cuando se pone a trabajar el dinero siempre es mejor hacerlo poco a poco, dejando que las inversiones acaben rentando, pero con tranquilidad”. 

Puede interesarte: Las aportaciones periódicas y el ahorro inteligente

Es importante invertir de forma periódica, constante, diversificada y bajo el asesoramiento de un experto

Otro de los dogmas en el ámbito de la inversión es la diversificación, es decir, el invertir en diferentes activos para reducir el riesgo de la cartera, según se detalla en el informe ‘¿Es ahora el momento para invertir?’, elaborado por ESADE y Banco Sabadell. Su objetivo fundamental es mejorar la rentabilidad que se obtiene en base al riesgo que asuma cada perfil. La ventaja principal es que actualmente hay una amplia gama de productos disponibles en el mercado que permite diversificar de forma adecuada. 

Pero en cualquier inversión, la liquidez juega un papel fundamental. Un inversor debe guiar su inversión en función de las necesidades actuales y futuras en cuanto a la disponibilidad de dinero. En este sentido, Cabasés destaca que “los fondos de inversión son un producto totalmente líquido, que permiten disponer del dinero en cualquier momento sin penalización”. 

Contar con un buen asesoramiento, clave para invertir

Pasar del ahorro a la inversión puede resultar complicado. Hay que hacerlo siempre y cuando la decisión esté meditada y siendo consciente del perfil de inversor de cada uno. Para ello, además, es importante contar con el asesoramiento de un profesional, porque “tendrá en cuenta las necesidades y las circunstancias de cada uno, así como el nivel de aversión al riesgo y los objetivos presentes y futuros de la persona”, señala Cabasés. En definitiva, se trata de “saber que no se está solo, sino que hay un acompañamiento constante que permite conocer en cualquier momento cuál es la situación de la inversión realizada y las oportunidades que va brindando el mercado para adaptar dicha inversión”. 

Puede interesarte: Cómo evolucionan los mercados tras un año con la COVID-19

Fotografía de rupixen.com en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up