movi-image-espana-digitalizar-pymes-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
4 min de tu tiempo

España despliega 4.656 millones de euros en tres años para digitalizar las pymes

16/02/2021

La mayor parte serán ayudas directas -en concreto, 4.459 millones de euros- destinadas a impulsar el dinamismo, la competitividad y la internacionalización de 1,5 millones de pymes y que recalarán, en un 80%, en autónomos y microempresas.

El Gobierno español ha aprobado el Plan de Digitalización de Pymes con el que prevé una inversión de 4.656 millones de euros hasta 2023 con el fin de impulsar la digitalización de más de 1,5 millones de empresas -de las que el 80% serán autónomos y micropymes-. Estos recursos movilizados para el actual trienio se enmarcan dentro de la Agenda España Digital 2025, junto a otras dos partidas prioritarias para abordar la Revolución Industrial 4.0: la destinada a la digitalización de la Administración Pública y la dirigida al impulso de las competencias digitales. En suma, pondrán en liza 11.000 millones de euros, procedentes del Fondo de Recuperación Europeo, con los que se nutrirá la renovada política digital española que se anunció en julio del pasado año. 

Puede interesarte: El Fondo de Recuperación Europeo y la digitalización en España

La trayectoria de esta agenda para el periodo 2021- 2023, anunciada por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y la vicepresidenta económica Nadia Calviño, se dota, pues, de unos recursos extraordinarios de los que 4.459 millones -es decir, más de nueve de cada 10 euros- serán ayudas directas enfocadas al crecimiento orgánico, a mejorar las ratios de competitividad y a espolear su internacionalización

Dentro del abanico inversor para empresas destaca, por la absorción de recursos, el denominado Programa Digital Toolkit, diseñado para la transformación digital básica en pymes, estrategia en la que se incluyen soluciones integrales para la modernización de la gestión interna de las compañías, tanto en su relación con los clientes como en el ámbito de su administración. Además, destaca el desarrollo de mecanismos de marketing digital, que buscan el impulso de la conectividad, la ciberseguridad y el fomento de redes de colaboración y la inserción en clusters empresariales. 

Destaca el Programa Digital Tooltik, con soluciones integrales para la modernización de la gestión interna de las compañías, tanto en su relación con los clientes como en su administración

Dentro de esta partida, además, el Gobierno activará los llamados Bonos Conectividad, con 50 millones de euros, un plan específico que proporcionará ayudas a las pymes para que puedan disponer de conexión a Internet. Por otro lado, entre los recursos activados, se destinarán 300 millones a la iniciativa Agentes del Cambio, que debe servir para financiar la incorporación de profesionales en transformación digital a las pymes con objeto de desarrollar sus planes de digitalización.

Puede interesarte: Guía para autónomos: las herramientas digitales para una gestión integral del negocio

La estrategia gubernamental también contempla medidas encauzadas al emprendimiento, para las que se ha dotado de una partida de 182 millones de euros y que servirá para crear la Oficina Nacional de Emprendimiento, apoyar la incubación de startups por mujeres, el diseño del portal web de startups (un escaparate para el ecosistema español) y la configuración de una red de centros de apoyo al emprendimiento. De igual modo, el plan de digitalización a pymes dispondrá de medios y programas específicos para la digitalización de los sectores como el comercio y el turismo, que gestionarán un presupuesto de 450 millones.

Impulsar las competencias digitales

En paralelo, el área de Competencias Digitales, que dispondrá de 3.750 millones y que tiene por finalidad “reforzar las competencias digitales del conjunto de la población”, según señaló Sánchez en su comparecencia, se complementa con el presupuesto de 3.595 millones incluidos en el Plan de Reconstrucción, Transformación y Resiliencia para capacitación digital, así como de otros 157 millones para el impulso de la formación profesional y la digitalización del sistema educativo. 

“El objetivo es reducir las diferentes brechas digitales y capacitar a los ciudadanos para los futuros entornos profesionales actuando en el ámbito educativo, tanto en formación profesional, como en universidades o cursos para directivos”, incidió el presidente del Gobierno antes de enfatizar que los responsables de la política digital pondrán un especial énfasis en los colectivos en riesgo de exclusión telemática, a través de cursos masivos de formación online, y la brecha digital de género, mediante el fomento de la capacitación digital de las mujeres. El plan impulsará, entre otros retos, la formación en competencias digitales a lo largo de la vida laboral para personas desempleadas y ocupadas del sector privado, para empleados públicos, así como el desarrollo de competencias digitales para las pymes y el fomento de especialistas TIC.

En cuanto al Plan de Digitalización de las Administración Pública, la Agenda España Digital 2025 define un conjunto de reformas e inversiones de 2.600 millones de euros. De ellos, 600 irán a la Administración local y autonómica. Necesidad que se ha hecho imperiosa, según Sánchez, con “la emergencia sanitaria, que ha evidenciado la urgencia de instaurar una Administración digital para responder a muchas de las necesidades de los ciudadanos de forma más ágil y efectiva”.

El objetivo del Gobierno es que en 2025 el 25% del volumen de negocio de las pymes provenga del comercio electrónico y que el 50% de los servicios públicos esté disponible a través de apps

Las directrices que debe tomar esta hoja de ruta digital, según el Ejecutivo, son claras para las pymes, en particular, y el entramado empresarial español, en general. Debe permitir dar un paso más allá en la mejora de la eficacia y la eficiencia, de manera que haya “más automatización de la gestión”, precisó Sánchez, que también remarcó el desafío de la e-Administración: “Liberar a empleados públicos de tareas de bajo valor” a través de “mejorar la calidad de las políticas públicas” y adaptarse a “las necesidades del ciudadano”. Con la intención de lograr, al final del periodo 2021- 2025, que “el 80% de la población española tenga competencias digitales básicas; que el 25% del volumen de negocio de las pymes españolas provenga del comercio electrónico; y que el 50% de los servicios públicos esté disponible en aplicaciones móviles”.

Estos tres planes motrices, se suman al Plan de Conectividad (más de 2.300 millones), la Estrategia de Impulso al 5G (que movilizará 2.000 millones de fondos públicos hasta 2025) y la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, con una inversión pública de otros 600 millones entre 2021- 2023. La suma de estas iniciativas propiciará una movilización de más de 15.400 millones de euros, que serán financiados por los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Un tercio de las asignaciones del Plan de Recuperación está destinado al impulso de la digitalización, uno de los cuatro ejes transversales junto a la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión territorial y social. Calviño destacó, en este sentido, que la transformación digital de España requerirá de un intenso esfuerzo de colaboración público- privada, ya que en el ámbito digital la inversión pública es solo “una palanca” para movilizar inversiones que gestionarán y definirán las empresas.

Puede interesarte: Banco Sabadell te ayuda a descubrir las claves del Fondo de Recuperación Europeo  

Fotografía de Brooke Cagle en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up