movi-image-espana-lidera-crecimiento-ecommerce-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
3 min de tu tiempo

España lidera el crecimiento mundial del e-commerce

16/07/2020

España se encuentra entre los países con mayor crecimiento del e-commerce, junto a Filipinas y Malasia y, aunque con variaciones, la compra online se mantendrá como hábito regular de los consumidores, incluso después de la pandemia

Hemos vuelto a salir a la calle. A comer en restaurantes. A ‘ir de tiendas’. En el último mes, la facturación en restaurantes se ha incrementado cerca de un 50%, y la compra de ropa ha crecido un 28% respecto al mes anterior, según los datos de Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que, a partir de las interacciones con Terminales de Punto de Venta (TPV) del banco, permite analizar en tiempo real la evolución económica. Pero lo cierto es que, hasta que no exista una vacuna contra el coronavirus, muchos ciudadanos intentarán, en la medida de lo posible, evitar determinadas prácticas. Por ello, pese a que los comercios físicos hayan levantado sus persianas, el impulso experimentado en España por el e-commerce se mantendrá. Tal es así que este canal de venta crecerá a una tasa anual del 18,5% en 2020, según las previsiones de GlobalData, cuya estimación anterior se había situado en un 13,1%. 

España, un crecimiento del 20% en 2020

España se encuentra entre los países con mayor aumento del e-commerce, junto a Filipinas y Malasia, según el informe Global E-commerce 2020 de eMarketer. Los datos de dicho informe muestran que estas tres regiones lideran el ranking de países a nivel mundial con crecimientos cercanos o superiores al 20% en las ventas en retail por e-commerce

Sin embargo, el impulso del e-commerce será desigual a nivel mundial y las ventas globales en el comercio minorista se desacelerarán a una tasa de crecimiento del 16,5% en 2020, por debajo del 20,2% registrado el año pasado, según los datos de eMarketer.

La mayoría de los países aún verán un fuerte crecimiento en este modelo de compra, pero dos grandes mercados, como son el de India y China, se desacelerarán sustancialmente en comparación con los últimos años. ¿El motivo? Antes de la llegada de la COVID-19, ya se había previsto que el comercio minorista global se expandiría un 4,4%, alcanzando los 26.460 billones de dólares en 2020. En el caso del comercio electrónico, esas cifras se convertían en un crecimiento del 18,4% y unas ventas por valor de 4.105 billones de dólares.

No obstante, ahora que los países comienzan a suavizar las medidas de confinamiento, el pronóstico para el comercio minorista se ha visto reducido en más de 10 puntos porcentuales y el del comercio electrónico, en dos puntos porcentuales, ya que la situación de alarma y de confinamiento en los distintos países comienza a aligerarse y, por tanto, los hábitos de consumo cambian con ella. Esta revisión a la baja de las previsiones ha situado la perspectiva general para las ventas minoristas de comercio electrónico en 190.000 millones de dólares.

Puede interesarte: Soy una pyme y quiero vender online. ¿Qué tengo que hacer?

Asia-Pacífico y América del Norte presentan los mejores datos regionales en cuanto a ventas minoristas y de e-commerce. Asia-Pacífico, por su parte, representará el 42,3% de las ventas minoristas en todo el mundo, mientras que América del Norte supondrá el 22,9% y Europa occidental solo el 16,2%. 

Quién compra online

En cuanto a quiénes efectúan compras online, se estima que, a lo largo del año, más de 204 millones de personas mayores de 14 años realizarán una compra online, dos tercios de los cuales serán mayores de 45 años. En este sentido, las previsiones anticipan un aumento del 5,8% en el número de compradores digitales de 45 años o mayores. 

Esto se explica ya que los adultos mayores tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones graves por la COVID-19, por lo que están tomando precauciones adicionales de distanciamiento social y, por tanto, utilizando más opciones de compra online y sin contacto físico.

Puede interesarte: Las siete claves para captar nuevos clientes en nuestro e-commerce


El e-commerce ha llegado para quedarse

Algunos hábitos de compra volverán a la normalidad después de la pandemia, pero, en paralelo, algunos de los consumidores que se sumergieron en la compra online por primera vez durante este periodo, se mantendrán, al menos, para compras ocasionales. 

Si bien es cierto que el e-commerce ya venía pisando fuerte, el confinamiento lo ha disparado con fuerza hasta convertirlo en tendencia, creciendo un 74% durante dichos meses. Además, aunque los datos fluctúen, se espera que mantenga este impulso y en tres años pueda llegar a representar el 20% del sector, tal y como afirmó la directora de Google España, Fuencisla Clemares, en la cumbre empresarial de la CEOE.

Para las empresas, el e-commerce ha supuesto una oportunidad para conectar con los clientes directamente, algo que antes estaba limitado al sector de la hostelería, la restauración y el comercio minorista. La desescalada nos ha devuelto a las calles, pero para muchos usuarios, la experiencia de compra física sigue generando incomodidad. Según los datos de The Cocktail Analysis, algunas marcas del sector retail han visto crecer su canal digital un 600% respecto al año anterior.

En este contexto, es imprescindible que las compañías tengan muy presentes las nuevas vías de comunicación asociadas a este tipo de comercio, y sepan utilizarlas para diferenciarse y ganar cuota de mercado. Y aquí una de las grandes protagonistas son las Redes Sociales. Según los datos del informe Future Shopper, de Wunderman Thompson Commerce, el 47% recomienda productos en las redes y los encuestados compraron una media de 3,5 veces al mes mediante este canal.

Puede interesarte: Vender en Instagram Shopping con éxito

Fotografía de rupixen.com en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up