movi-image-industria-fitness-pandemia-1
Envíanos sugerencias
Internacionalización y Competencia
4 min de tu tiempo

El impacto de la crisis en la industria del ‘fitness’

Mon Mar 22 08:54:27 CET 2021

La crisis sanitaria ha provocado una caída de las inscripciones a los gimnasios, pero ha impulsado la industria del ‘fitness digital’. El mundo pos-COVID-19 de los entrenamientos deportivos pasa por una coexistencia de entornos, el físico y el online.

La industria del culto al cuerpo no ha sido la excepción. La situación derivada de la pandemia ha cambiado la forma en la que las personas trabajan, socializan o disfrutan de la oferta cultural. Pero también ha alterado su relación con las actividades deportivas. Se calcula que en tiempos pre-COVID-19, los gimnasios veían aumentar su número de inscritos un 50% durante cada mes de enero, tras los excesos navideños y con los nuevos propósitos.

Pero esto no ha sido así durante este año. En medio de la tercera ola de  coronavirus, los centros deportivos de buena parte de Europa arrancaron 2021 con sus puertas cerradas. Y así sigue siendo en muchos de los países comunitarios, que continúan con fuertes medidas restrictivas para contener la expansión del virus. En España, los gimnasios tienen sus puertas abiertas bajo medidas de distanciamiento social, obligatoriedad del uso de mascarillas o aforos limitados. 

Aún así, el sector deportivo español es uno de los más golpeados por la crisis actual con una caída de sus beneficios en 2020 de un 40% con respecto a los niveles del año anterior. La media europea de desplome es del 30%. La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) del país advierte de que si no se toman medidas, el 44% de las compañías del sector podrían verse abocadas a desaparecer. 

Una investigación conducida por EuropeActive y Deloitte afirma que el desafío inmediato del sector pasa por mantener a sus empleados con la ayuda de incentivos fiscales o de medidas económicas impulsadas por los gobiernos. El año pasado había en España más de 4.700 centros deportivos y gimnasios que generaban más de 214.000 puestos de trabajo. 

Impulso y coexistencia del ‘fitness digital’

El cierre completo o las medidas restrictivas instauradas en muchos centros deportivos han provocado una expansión del deporte online a través de clases o de cursos profesionales llevados a la pantalla y realizados en remoto. Todo ello ha dado lugar a un fuerte aumento del ‘fitness digital’.

Gigantes como Apple han entrado con fuerza en el mercado, mientras que otros más pequeños intentan hacerse un hueco con una oferta competitiva y sostenible

Un estudio elaborado por la consultora Simon-Kucher & Partners apunta a tres tendencias claves que han transformado el sector en los actuales tiempos de pandemia. Por un lado, la COVID-19 ha impulsado la transición virtual de la industria del fitness; mientras que, por el otro, el gran número de alternativas en línea ha provocado una caída de sus ingresos. Además, gigantes tecnológicos como Apple han entrado en este mercado con fuerza en un momento en el que las firmas más modestas buscan adaptarse a esta nueva realidad con una oferta competitiva y sostenible. 

Las limitaciones a la actividad deportiva tradicional no han disuadido a las personas de su interés por cuidar su salud y su forma física. El freno de otras ofertas de ocio o el incremento del tiempo en los hogares ha provocado que sean muchos los que no solo trasladan la oficina a casa, sino también su gimnasio. De hecho, según Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que, a través de las interacciones con Terminales de Punto de Venta (TPV) del banco, permite analizar en tiempo real la evolución económica, la actividad comercial de las tiendas deportivas en España disminuyó solo un 6% el pasado mes de enero, en medio del aumento de casos de coronavirus y de medidas restrictivas, en comparación con su situación un año anterior, cuando la pandemia todavía no se había detectado en Europa. 

Siete estrategias para impulsar el sector

Para hacer frente a los desafíos inmediatos y para estar preparados para los nuevos retos, la consultora ha elaborado una estrategia con siete arterias para el futuro de la industria. En primer lugar, apuesta por que los gimnasios aumenten la fidelidad y la interacción con sus suscriptores, que han estado expuestos a una gran oferta de posibilidades durante la pandemia. 

Puede interesarte: El deporte tras el confinamiento, ¿un negocio al alza?

Subraya también que es importante mantener la opción de las clases virtuales, por lo que las firmas deberían aprovechar la situación actual para consumar su transición digital. Según los datos recopilados por Virtuagym, los mayores picos de nuevos usuarios en este tipo de aplicaciones se registraron en marzo, coincidiendo con la irrupción de la pandemia y con el confinamiento, y en julio, momento de reapertura de algunos de los centros. “Esto refleja que la existencia de lo presencial y de lo digital pueden combinarse en lugar de competir entre ellos”, señala. 

Para la consultora , en un momento de exceso en el número de alternativas, los directivos de la industria deben tener clara su estrategia de optimización monetaria, con, por ejemplo, la combinación de sus servicios con la venta de productos deportivos.

Para las nuevas iniciativas empresariales es interesante apostar por un nicho de mercado especializado

El documento recoge que para las nuevas iniciativas empresariales es interesante apostar por un nicho de mercado especializado, como podría ser el ciclismo. Otro consejo que lanza es combinar la práctica deportiva con el sector de la moda, proyectándose como un modelo puntero y de exclusividad para el cliente. 

Asimismo, recomienda tener en cuenta que la combinación de fuerzas con otros sectores como el de las compañías de seguros sanitarios es una buena medida para la consolidación de las empresas. Y, por último, insta a las compañías de la industria a asentar su número de adscritos con el objetivo de tener unos negocios resilientes ante crisis como la actual.

-Temas relacionados-
up