movi-image-autonomo-buena-pension-1
Envíanos sugerencias
Futuro
4 min de tu tiempo

Soy autónomo y quiero tener una buena pensión

¿En qué momento debería abonar la máxima de autónomos para mejorar mi pensión de jubilación?

Como ocurre con los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos reciben una pensión de jubilación proporcional a los años trabajados (calcula tu pensión aquí). Pero estos últimos tienen la posibilidad de modular la cuota de autónomos a lo largo de cierto rango: de 283,32 € a 2.077,80 € mensuales.

¿En qué momento interesa subirla? Para saberlo necesitamos conocer la cuota de autónomos, calcular la base reguladora, los años que hemos trabajado y la edad a la que vamos a jubilarnos. Veremos varias tablas, ya que los diferentes parámetros tienden a cambiar año a año. Y también la alternativa de invertir en bolsa.

Cómo se calcula la pensión de los autónomos

La cuantía de la pensión dependerá de lo que hayamos cotizado a la Seguridad Social cada mes, así como de los años cotizados y del IPC. Esas dos son las grandes variables que usaremos, y el cálculo en sí es relativamente fácil. A mayor base reguladora en la cuota, mayor pensión.

Paso 1. Calcular la base reguladora actualizada al IPC

La base reguladora es un promedio de las bases de cotización del trabajador autónomo durante los últimos años, eliminando el mes vigente y el mes anterior al cálculo. Sigue la fórmula siguiente, que desgranamos a continuación, aclarando el IPC en este punto y la X y la Y en el siguiente.

Base reguladora = Base de cotización últimos X meses actualizadas al IPC / Divisor Y

Recuerda que la base de cotización no es la cuota de autónomos. Un autónomo que en 2019 abone la cuota mínima de 283,3 € en realidad está cotizando por 944,35 €. Esta base cambia con los años, por lo que quizá necesitaremos un contable para conocer la de años previos.

Pero podemos realizar por nuestra cuenta un cálculo aproximado. Para sumar (∑) las bases del numerador tendremos que actualizar el dinero que pagamos al IPC:

  1. Para IPC pasados podemos hacer uso de la calculadora oficial de actualización del ICP del INE. Así, de haber cotizado por 1.000 € en enero del año 2000, hoy equivaldrían a 1.476 €.
  2. Para IPC futuros esto resulta imposible a priori, porque no conocemos el valor del euro dentro de unas décadas, pero suele adjudicarse un moderado 0,25%. Así, 1.000 € cotizados en 2019 podrían equivaler a:

a. 1.002,5 € de 2020 (1.000 x 1,0025);

b. 1.005 € de 2021 (1.000 x 1,00252);

c. 1.007,5 € de 2022 (1.000 x 1,00253), y viceversa.

Si nos fijamos, bastará con multiplicar lo abonado como cuota de autónomo por 1,0025 elevado al número de años que faltaban para la jubilación en el momento del pago.

Paso 2. Los meses computables y el divisor (X e Y)

En la fórmula de arriba vemos dos valores (X e Y) que variarán en base a cuándo nos jubilemos. La X representa el número de meses que estamos obligados a incluir en el cálculo, y que se miden desde la fecha de jubilación. De jubilarnos en 2030 tendremos que calcular la base reguladora con los últimos 25 años, según los datos de la Seguridad Social que recogemos en la tabla de abajo.

 

movi-image-tabla-autonomo-buena-pension-1


 

El valor del Divisor Y equivale al número de meses computables, que varía con el tiempo a razón de 12 meses por año en base a la tabla. Si nos jubilaremos pasado 2022 podremos usar directamente el valor 350.

Paso 3. El porcentaje de la base reguladora

Una vez hemos calculado la base reguladora sumando todas las bases multiplicadas por su actualización de IPC, y dividiéndolas entre el divisor que señala la Seguridad Social, en teoría obtenemos la pensión bruta que recibiremos mes a mes tras la jubilación.

Ahora hay que multiplicarla por un porcentaje que puede recortarla. Con 15 años cotizados podremos acceder al 50%, mientras que con 37 años trabajados ya podremos cobrar el 100%. A partir del decimosexto año cotizado podemos sumar por cada mes adicional cierto porcentaje en base a la tabla de abajo.

 

movi-image-tabla-autonomo-buena-pension-2


 

Así, si nos jubilamos en 2025 con 21 años de cotización tenemos garantizado el 50% de la base regulatoria, más un 0,21% por los 49 primeros meses (4 años y un mes), más un 0,19% por los 23 meses restantes hasta sumar esos 21 años. Nuestra pensión bruta quedaría como el 64,66% de la base reguladora actualizada al IPC.

Cuota mínima frente a cuota máxima

Hemos abierto el artículo mencionando la cuota mínima de 283,32 €, equivalente a una base de cotización de 944,40 €; y la cuota máxima de 1.221,03 €, equivalente a una cotización de 4.070,10 €. Para mayores de 47 años a 1 de enero de 2019 las cifras pueden cambiar, véase esta página, y es posible que podamos optar a alguna bonificación.

A partir de ahora realizaremos los cálculos aproximados, aunque en ningún caso no deben tomarse como certezas futuras.

Incluso sin actualizar al IPC, y usando la base de cotización de 2019, un autónomo que cotice por la mínima durante los 25 últimos años de sus 47 años trabajando (para que le quede el 100%), jubilado en enero de 2026, recibiría una pensión bruta de 809 €. En los últimos 25 años habría abonado unos 84.996 €.

El mismo autónomo, abonando la cuota máxima de 1.221,03‬ € durante los últimos 25 años (un total de 366.309 €) recibiría, por contra, una pensión bruta de 3.488 €. La diferencia es notable, de 281.313 € durante 25 años para recibir cada mes 2.679 € más. Insistimos, se trata de un cálculo aproximado y otros factores pueden hacer variar esta cifra.

Jubilación y longevidad: ¿en qué momento cotizo la máxima?

Teniendo en cuenta que la esperanza de vida en España ronda los 83 años, buena parte de nosotros nos jubilaremos a los 67 años y disfrutaremos de 16 años de pensión. Algunos más, otros menos, en base a nuestra salud, hábitos o género (los varones viven algo menos).

En líneas generales, y usando medias, nos interesa cotizar por la máxima a 25 años de nuestra jubilación, con 42 años. ¿Por qué? Porque es muy probable que recibamos, con el tiempo, mucho más de aquel extra de 281.000 € que pusimos en su momento. Los 16 años de pensión máxima rondarían, con este cálculo aproximado, los 669.696 €.

Invertir en bolsa y aumentar la cuota

No es la única fórmula posible. Algunos se plantean otras opciones como invertir en bolsa, o un modelo mixto de pensión e inversión. Según los últimos cálculos, el IBEX 35 tiene hoy una rentabilidad futura estimada (no garantizada) del 8,2% anual con un PER de 12,2 años. Es decir, de invertir hoy 100 € es posible que obtuviésemos 200 € dentro de 12,2 años.

Con estas métricas algunos autónomos optan por aumentar su base de cotización sin llegar a la máxima e invertir además en bolsa. Por poner un ejemplo, de nuevo aproximado: si destinamos 610 € mensuales en forma de cuota de autónomos y otros 610 € los invertimos en el IBEX 35.

Los primeros 610 € tendrían un coste en forma de cuota durante 25 años de unos 183.000 €, pero al jubilarnos obtendríamos cerca de 1.756 € (el equivalente a una base de 2.049 €) o 393.408 €, aproximadamente. Los segundos 610 €, suponiendo su duplicación cada 12,2 años, darían como resultado cerca de 2.440 € al jubilarnos.

Ambas cantidades tienen diferentes rendimientos a largo plazo. La primera, aunque no podemos calcularla al no saber los IPC futuros, estará garantizada. La segunda dependerá del mercado. Como autónomos, la decisión está en tus manos.

Fotografía de Wim van't Einde en Unsplash
-Temas relacionados-
up