Envíanos sugerencias
Futuro
4 min de tu tiempo

Invertir en bolsa: primeros pasos

Invertir en bolsa es una tarea aparentemente sencilla. Basta con abrir una cuenta de valores, que se obtiene a partir de una cuenta corriente en una entidad bancaria, o un bróker, y empezar a comprar. Sin embargo, para hacer estas inversiones es necesario estudiar, comprender el mercado y hacerlo con cabeza, porque igual de sencillo es invertir, como perder todo en apenas unos segundos.

Si queremos iniciarnos en el mundo de la bolsa es necesario que empecemos a formarnos. Hay muchos libros sobre esta materia que nos aportarán una visión global de lo que supone invertir. También podemos acudir a la prensa y leer los análisis técnicos que realizan los analistas sobre todos los valores y sus características. Antes de hacer nada, sin tocar nuestro dinero, tenemos que sentar nuestras propias bases y saber qué tipo de inversores queremos ser (descúbrelo aquí ). Para ello, estudiaremos nuestro poder adquisitivo, valoraremos cuánto podemos arriesgar y qué pérdidas entran dentro de nuestras posibilidades, porque siempre que uno invierte debe saber que existe un 50% de posibilidades de ganar, pero también perder.

Estudiarnos a nosotros mismos

Si tenemos un dinero ahorrado y queremos rentabilizarlo, invertir es una buena opción. A diferencia de lo que se suele escuchar, no hace falta una gran cantidad de dinero para ello. Eso sí, cuanto más capital tengamos más movimientos podremos acometer, más diversificaremos y, por consiguiente, más beneficios tendremos. Sin embargo, al principio debemos empezar arriesgando poco dinero hasta que controlemos el mercado y las acciones que realicemos, para ello, lo ideal es hacer un estudio de nuestras propias cuentas. Supongamos que tenemos 1.000 euros ahorrados y que queremos invertirlos. Con esa cantidad ya podemos adquirir un paquete de acciones. Para ello, hay que tener claros parámetros como la situación del mercado en general, cómo están las empresas, cuál es el precio de las acciones de cada compañía, su valor de cotización y sus progresiones mensuales y anuales.

Invertir es una carrera de fondo, es un error pensar que la inversión en bolsa de valores es cuestión de comprar y vender en un corto periodo de tiempo y obtener beneficios, las inversiones intradía son para los expertos. Hay que ser realistas. Un inversor novel debe comprar, y cuando obtenga beneficios ahorrar una parte y reinvertir la otra.

Si creemos que solos no podemos hacerlo, existe la posibilidad contratar a un bróker de bolsa, que será nuestro asesor y nos ayudará a mover nuestro dinero desde su conocimiento del mercado. Un bróker puede ser una persona, una entidad o nuestro propio banco, que nos hará de intermediario para adentrarnos en el mercado de valores.

 


 

Estudiar el mercado

Llega el momento de decidir qué acciones comprar. Podemos comprar muchos títulos de una sola compañía o diversificar. Si hacemos lo segundo ampliaremos nuestro foco y disminuiremos el riesgo, porque si tenemos todo nuestro capital en acciones de una sola empresa y pierden su valor, nos quedaremos sin nada. Las acciones son participaciones que venden las empresas para financiarse, después de pasar los controles de calidad pertinentes. Para decidirnos por una u otra empresa debemos mirar la cotización, es decir, el precio de la acción, además de los análisis técnicos y fundamentales que hacen referencia a los estudios de las acciones a través de patrones o tendencias y de los factores externos.

La bolsa es muy sensible, es susceptible a muchos cambios y vive condicionada por la actualidad. Cualquier manifestación política, económica y social hace que se tambalee, por eso es muy difícil prever lo que va a suceder. Puede que una compañía cierre sesión como mejor valor del mercado una jornada, y terminar en los últimos puestos al día siguiente. No por eso tenemos que retirar las acciones, hay que esperar y encontrar un equilibrio. Para invertir debemos fijarnos en el beneficio de las empresas cotizadas y decidir, aunque siempre hay excepciones.

Dividendos y beneficios

Los dividendos son los beneficios corporativos que las empresas asignan a sus accionistas, y cada una decide cómo repartirlos. Normalmente las corporaciones reinvierten un porcentaje de las ganancias y otra parte se reparte entre los dueños de los títulos, en dinero físico o en más acciones. Todas las acciones de las empresas tienen el mismo valor, son iguales y sus beneficios también lo son. Por tanto, cuando compramos títulos nos hacemos socios de esa compañía, tenemos los mismos derechos, y cobramos los mismos dividendos, en la proporción que tengamos.

Trading o inversión a corto plazo

Otra manera de invertir es a través del trading, que consiste en comprar activos cotizados y venderlos con mucha rapidez en un mercado online regulado. Un trader es un especulador que se basa en probabilidades y que actúa atendiendo a una serie de parámetros puntuales, distintos a los que utilizan los inversores. Para ellos no importa la calidad de la compañía, ya que su compraventa se ejecuta en un corto o muy corto plazo. En trading se buscan movimientos concretos, algo que despunte en un momento determinado y que pueda generar beneficios. Se puede decir que el trader es lo opuesto al inversor ya que tal y como hemos comentado, en bolsa es recomendable invertir a largo plazo. En los últimos años este tipo de inversión se ha hecho muy popular a pesar de los riesgos que entraña. Su práctica, aunque parezca complementaria, es opuesta a las inversiones clásicas que requieren de un estudio minucioso y mucha paciencia.

Para invertir en bolsa no necesitamos mucho dinero, podemos comprar acciones de una compañía, o diversificar nuestra cartera por si las cosas no salen como esperamos. Si no tenemos los conocimientos suficientes podemos contratar un bróker, que puede ser una persona, una empresa o nuestro propio banco. Este tipo de inversiones son operaciones a largo plazo por lo que debemos ser pacientes, de lo contrario podríamos poner en peligro nuestro capital.

Fotografía de Agence Olloweb en Unsplash
-Temas relacionados-