Envíanos sugerencias
Futuro
3 min de tu tiempo

Los mejores comparadores de precios por sectores

Los comparadores de precios se han convertido en un gran aliado a la hora de hacer una compra inteligente. Y no es para menos: hoy en día la oferta es muy amplia en casi cualquier sector y, a menudo, los consumidores se ven abrumados con demasiada información. 

Estas herramientas se presentan como una solución práctica y eficaz para valorar las diferentes opciones, identificar los mejores precios del mercado y reducir los gastos. Analizamos los sectores en los que más se usan comparadores de precios en España y vemos cuáles son los que merecen más la pena.

Viajes y ocio

Según el 'V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente’ de Rastreator, los españoles priorizan que el viaje resulte barato y adaptado a su presupuesto a la hora de organizar sus vacaciones. De hecho, el 89% de los encuestados reconoce tomar medidas para ahorrar, tanto antes como durante sus viajes. Si es tu caso, que en breve te vas de vacaciones y no quieres gastar demasiado, descubre los mejores consejos para ahorrar en vacaciones

El 79% utiliza comparadores para identificar las mejores opciones de alojamiento. Cuando se trata de cotejar precios de vuelos, el porcentaje asciende al 71%. Algunas de las plataformas más usadas en España son Kayak, Rastreator o Trivago para buscar los mejores hoteles. Y Momondo, Skyscanner o Edreams para comparar precios de billetes de avión. 

Seguros

Tras el sector del turismo, el de los seguros es el que más ha visto crecer la importancia de los comparadores. Según el estudio de Rastreator, el 67,9% de los encuestados afirma analizar y comparar las coberturas y características de las pólizas. Sobre todo a la hora de elegir seguros de coches, salud y hogar

El ahorro es un factor muy importante al decantarse por una compañía aseguradora u otra. De hecho, el 75% de los encuestados señala que cambiaría de compañía en caso de que le subieran el precio de su póliza. Y prácticamente uno de cada dos considera que durante el último año ha pagado por coberturas que no necesita. Durante los últimos años ha aumentado la demanda de productos cada vez más flexibles. Algunas agencias están ofreciendo seguros más customizados, en los que se manejan conceptos como pay per use

La contratación de un seguro suele hacerse tras una comparación previa los precios y las prestaciones que se ofrecen en el mercado, ya que se trata de una decisión importante. Tres de cada cuatro españoles afirman conocer los riesgos que conlleva no contar con una póliza de seguro. Uno de cada cuatro, por otro lado, confiesa haberse arrepentido en al menos una ocasión de no contar con una póliza adecuada a sus necesidades. Entre los comparadores más usados están Rastreator, Seguros.es, Acierto y Seguros Quiero.

Servicios energéticos y de telecomunicaciones

El 30 % del presupuesto total medio de las familias españolas se dedicó a vivienda, agua, electricidad y gas en 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).  Solamente en electricidad, el gasto medio anual fue de 745,90 €. De ahí que los comparadores de servicios energéticos sean también una referencia importante a la hora de plantearse objetivos de ahorro a largo plazo

Según los datos que maneja Rastreator, más del 80 % de los españoles intenta reducir al máximo su consumo energético. Sin embargo, para la gran mayoría es complicado tomar decisiones fundadas, ya que desconocen cómo funciona el mercado energético. Una solución que toman el 67 % de los españoles es comparar las tarifas, la facilidad de cancelar el servicio y las condiciones antes de contratar los servicios.

Lo mismo ocurre con los servicios de telecomunicaciones. A la hora de elegir un operador de telefonía, el factor económico es lo más importante parque cambiarían de compañía si les subiesen el precio. Rastrea casi el 80 % de los encuestados. Cuatro de cada cinco reconocen, además, ator, Roams y Kelisto son buenas opciones para comparar precios.

Bienes de consumo

El gasto asociado a la telefonía no acaba ahí. Hay que añadirle, también, el que supone la compra del propio teléfono móvil. Según un estudio desarrollado por SFAM e IPSOS, el 23 % de los españoles invierte más de 500 € en la compra del dispositivo. El 42 %, entre 200 y 500 €.

Para tomar una decisión fundamentada, más de la mitad de los españoles usan los comparadores antes de realizar la compra. Algunas opciones son Kimóvil y los comparadores de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). 

Lo mismo sucede con los coches. Considerados, después de la vivienda, uno de los gastos más importantes. Cuatro de cada cinco españoles señala el precio como el elemento principal a tener en cuenta a la hora de decantarse por un modelo u otro. Algunas opciones de comparadores son Carnovo o, de nuevo, el comparador de la OCU y Rastreator.

Productos y servicios financieros 

Algunos españoles hacen uso también de comparadores para elegir productos y servicios financieros. Sin embargo, no son muchos. Entran en juego dos factores: por un lado, que se trata de temas complejos, en los que suele ser recomendable contar con asesoramiento de expertos. Por el otro, el hecho de que el perfil español medio es conservador y poco dado al riesgo en lo relativo a temas económicos.

Según el 'V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente’ de Rastreator, el 33,7 % de los españoles compara las características y ventajas de las diferentes cuentas corrientes. El 28 % usa comparadores antes de suscribir un préstamo o solicitar un crédito. Aunque en menor medida, también se comparan hipotecas y planes de pensiones. Financer, iahorro y Kelisto son algunas opciones. 

El objetivo fundamental es siempre el mismo: conseguir más servicio y mejor calidad por el menor precio posible. Un factor a tener en cuenta tanto al hacer gastos puntuales (como puede ser la compra de un coche) como periódicos (el pago de servicios energéticos, por ejemplo). Aunque casi tres de cada cuatro españoles consiguieron ahorrar en 2017, el 86,4 % opina que no ahorra lo suficiente. 

Los comparadores de precios se presentan como una herramienta fundamental para incrementar el nivel de ahorro. Sin embargo, no son las únicas. En los últimos años han cobrado importancia también las apps y plataformas de consumo colaborativo. La gran mayoría sigue optando, también, por pedir consejo a su entorno de confianza. 

Fotografía de Jeroen den Otter en Unsplash
-Temas relacionados-