movi-image-abc-turismo-recuperacion-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

El turismo se prepara para la recuperación

Mon Jun 14 11:48:51 CEST 2021

Agentes sociales y empresarios ponen de relieve la urgente necesidad de recuperación de un sector estratégico para España y reclaman más incentivos para reactivar las pernoctaciones y la movilidad este verano

'Especial Recuperación Turismo’ es como se ha denominado a la recién clausurada edición de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), celebrada en el mes de mayo, la primera exposición de estas características presencial que ha tenido lugar en Europa. Un evento que se cerró con el objetivo cumplido de haber reunido a la cadena de valor de la industria turística para marcar el punto de partida hacia la reactivación del sector a nivel nacional e internacional.

La celebración de FITUR 2021 ha generado una ola de optimismo y de esperanza entre los profesionales de este sector estratégico para la economía española y cuyo peso alcanzó los 154.487 millones de euros en 2019, lo que supuso el 12,4% del producto interior bruto (PIB). Sin embargo, la aportación del turismo al PIB cayó hasta el 5,5% en 2020, según datos del ‘Informe de la Coyuntura Turística Española 2020’ elaborado por la Universidad Nebrija y la Mesa del Turismo de España.

Para esta temporada las expectativas son muy altas. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) considera que el sector aportará al PIB entre 66.435 y 77.273 millones de euros en 2021. Una aportación que, en el mejor de los escenarios, supone aproximadamente el 50% de los más de 154.400 millones de euros del año 2019, antes del estallido de la pandemia. Se trata del inicio de una paulatina normalización de la actividad del sector, puesto que en 2020 esta cifra fue inferior a los 54.000 millones de euros.

En ese sentido, la CEOE urge a mantener las medidas de apoyo a las empresas para asegurar su viabilidad a futuro y considera “prioritario” acelerar los ritmos de vacunación, impulsar acciones que garanticen una movilidad segura y recuperar la confianza de España como destino turístico. De hecho, los requisitos para viajar sin restricciones al país han cambiado desde el pasado 7 de junio. En principio, todos los ciudadanos de la Unión Europea (UE) pueden entrar libremente al país, salvo los que procedan de una lista de países considerados de riesgo que deberán presentar una prueba diagnóstica negativa, acreditar que han pasado la enfermedad o un certificado de vacunación. El resto de viajeros procedentes del extranjero deberá acreditar que ha recibido la pauta de vacunación completa al menos 14 días antes de la llegada, siempre que se trate de una vacuna aceptada por la EMA (la Agencia Europea del Medicamento, en sus siglas en inglés) o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

FITUR 2021 ha contado con la participación de 5.000 empresas y con la exhibición de 55 países y más de 62.000 asistentes presenciales (42.000 profesionales). Un movimiento de llegadas a Madrid que ha generado en la ciudad un impacto económico de aproximadamente 100 millones de euros, según la organización. A estas cifras hay que sumar más de 40.000 visitantes digitales, gracias al lanzamiento de esta primera edición híbrida de la feria, que ha venido a contribuir al alcance internacional de FITUR, con presencia de casi un centenar de países representados.

A la cita acudieron 28 ministros de turismo de los Estados miembro, representantes de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y numerosas autoridades gubernamentales y autonómicas de España, que respaldaron a FITUR como una oportunidad para trasladar la “urgente necesidad de recuperación del turismo” a nivel global y anunciar sus respectivos planes de activación y de medidas extraordinarias para la reactivación de esta industria.

El sector ganará peso en 2021 pero no alcanzará los niveles pre-COVID-19

La feria también ha sido el escenario escogido para la reunión del Consejo Español de Turismo (Conestur) y para presentar el Certificado COVID Digital de la UE una de las medidas para reactivar el sector con garantías. De hecho, la puesta en marcha de dicho certificado y el ritmo de los programas de vacunación incidirán de manera directa en el turismo internacional.

En concreto, según un informe de BrainTrust Consulting Services, el turismo nacional supondrá este verano el 77% del total de viajeros. De este modo, el peso del turista internacional llegará al 23%, en función del ritmo de los programas de vacunación de los países emisores y de una coordinada desescalada entre los diferentes territorios, así como de la puesta en marcha del citado Certificado COVID Digital de la UE. Los primeros certificados los han expedido Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Alemania, Grecia, Croacia y Polonia. Entrará en vigor el 1 de julio en la UE, pero los países comunitarios ya pueden empezar a utilizarlo de forma voluntaria. España ha iniciado esta semana la prueba piloto para emitir un documento cuyo objetivo consiste en facilitar los desplazamientos.

Puede interesarte: Operación ‘salvar’ el verano: así se prepara España

El turismo nacional impulsa la recuperación

El viajero nacional, de nuevo, volverá a ser clave para la recuperación del turismo en España. En 2020 el porcentaje de turistas españoles supuso el 84% sobre el total de viajes, frente al 16% del extranjero, cuando en años anteriores a la pandemia la relación era del 68% del total españoles y 32% internacionales. A nivel nacional, la demanda contenida y el ahorro generado durante todos estos meses de escaso gasto en ocio han hecho que se disparen las reservas. Éstas mantienen la tendencia que se ha ido asentando desde el pasado año: destinos nacionales de naturaleza, bien sean de playa (55%) o de montaña (41%), frente a los destinos urbanos que siguen estancados por debajo del 25%.

También se ha observado otro cambio, el mayor interés de los turistas nacionales por las ciudades pequeñas, que han ganado terreno frente a las grandes urbes. En cuanto al tipo de alojamiento, los turistas se decantan por hoteles pequeños y rurales, siendo además el vehículo privado el medio de transporte favorito para viajar. El uso de las segundas residencias llegará casi al 21%, motivado por un componente económico pero también por la necesidad de restablecer la vuelta a la normalidad.

Según Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que permite analizar en tiempo real la evolución de la recuperación del país, el crecimiento de la actividad comercial de hoteles y viajes en la Comunidad de Madrid es de un 9,47% en las últimas cuatro semanas, mientras que en Cataluña es de un 5,98% en el último mes. En cambio, el crecimiento de este mismo indicador en Cantabria ha sido de un 13,87% durante las últimas cuatro semanas y en Galicia de un 21,74% en el último mes. Estas cifras demuestran el interés por las regiones donde el turismo de naturaleza es uno de los principales reclamos.

Llegar a este punto ha costado tiempo y mucho trabajo, así lo certifica el estudio realizado por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ‘Valoración turística empresarial del primer trimestre de 2021, perspectivas para el segundo trimestre del 2021 y el avance del verano’. Los datos muestran el desplome del primer trimestre de 2021 respecto al de 2019 (una caída del 80,4%). Es cierto que se trata de un periodo de tiempo que coincidió con los cierres perimetrales y en el que los sectores que más sufrieron fueron los hoteles vacacionales, las agencias de viajes, las compañías de transporte, las empresas de alquiler de coches y las de ocio.

Durante los meses de enero, febrero y marzo el destino más demandado fue el archipiélago canario, pese a que los datos presentan importantes caídas en comparación con los mismos meses del año anterior. Aún así, los destinos que más han sufrido la paralización del turismo han sido las grandes ciudades debido a la muy leve actividad generada por los viajes de negocios y la escasa demanda local. De todas formas, está previsto que los datos varíen en este segundo trimestre de 2021, coincidiendo, además, con el final del estado de alarma.

El uso de las segundas residencias llegará casi al 21%, motivado por un componente económico pero también por la necesidad de restablecer la vuelta a la normalidad

Marco Mangut Rodríguez, guía oficial de turismo en Extremadura, ve de manera optimista el verano a pesar de que asume que todavía no se recuperarán los niveles de consumo anteriores a la pandemia. “La gente aún se resiste a viajar. No están llegando tantos turistas como pensábamos. Extremadura, al ser una región frecuentada por el turismo nacional, principalmente, no está sufriendo las pérdidas de los lugares que dependen del turismo internacional”, afirma este guía que ha tenido que reducir el número de turistas en sus grupos y desarrollar rutas novedosas para atraer a los clientes.

Extremadura es, junto con Castilla-La Mancha y Aragón, una de las regiones que no cuentan con un turismo masivo pero que, sin embargo, encajan con los nuevos hábitos de los turistas nacionales. Según Pulso, la evolución en el sector hotelero en Extremadura ha pasado de un 21% en enero a un 109% en mayoEl cambio de tendencia de los destinos tradicionales y masificados hacia enclaves más diversificados y sostenibles “equilibrará el modelo turístico hacia la sostenibilidad socioeconómica, medioambiental y territorial corrigiendo descompensaciones pasadas”, señala José Manuel Brell, codirector del Barómetro del Turismo Mundial de la OMT y socio responsable de la práctica de Estudios y Modelos Cuantitativos en BrainTrust Consulting Services.

Por su parte, los empresarios aunque afrontan la temporada estival con optimismo por el fin de las restricciones, anticipan una caída de la facturación del 71% en este segundo trimestre frente al mismo periodo de 2019. Primero se producirá a nivel interno y, posteriormente, a nivel internacional, y todo ello en función del avance en el proceso de vacunación y de la tasa de contención de contagios, así como de la aplicación del Certificado COVID Digital de la UE que facilite la movilidad hacia España. Los estudios estiman que para este verano se registrará una reducción del 34% en la aportación del turismo al Estado en comparación con 2019, es decir, unos 19.803 millones de euros menos.

¿Cuáles serán las claves de la recuperación?

Otro de los escenarios en los que se podrá apreciar la fortaleza del turismo español será a través de la feria B-Travel, que se celebra del 11 al 13 de junio en el Recinto de Montjuïc de Barcelona, y que esta edición pretende reavivar la recuperación del sector gracias a su programa REACTIVA’T. Una estrategia que incluirá una serie de ofertas y descuentos para facilitar que los visitantes reserven sus viajes en el marco del salón. Así, los primeros 350 visitantes de B-Travel que hagan sus reservas en alguno de los expositores participantes de esta promoción recibirán descuentos especiales de 100 euros. En esta edición, se pondrá el foco en promocionar los viajes locales y nacionales, lo cual da cuenta de que el propio sector se prepara para una recuperación centrada en el turismo interno.

El estudio de Exceltur recoge una serie de medidas clave para procurar una pronta reactivación del turismo este verano y, en paralelo, favorecer la evolución y la transformación competitiva del modelo turístico español. Estas medidas son extender el actual sistema de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta diciembre en lugar de hasta el 30 de septiembre, tal y como se ha fijado en la última prórroga. El sector reclama, a su vez, agilizar y ampliar el presupuesto del Plan de Ayudas Directas al Turismo, además de establecer criterios comunes de prioridad por comunidades y un mayor reparto entre las empresas del sector. En el plano sanitario, la industria pide facilitar el acceso gratuito a los test de antígenos que puede impulsar la movilidad de los turistas españoles.

Además, entre otras medidas de estímulo de la demanda en general el sector aboga por una reducción de las tasas aéreas turísticas, y para la demanda interna, a través del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) y Bonos de Viaje. Bonos turísticos que ya han puesto en marcha comunidades como las de Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura y País Vasco. Incentivos que animan a viajar a destinos españoles que deben orientarse al turismo de calidad en lugar de buscar un turismo de cantidad.

 

Fotografía de Tyler Finck en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up