movi-image-ahorrar-40-años-1
Envíanos sugerencias
Ahorro e Inversiones
4 min de tu tiempo

Ahorrar a los 40 años

12/11/2019

Si tus ahorros son escasos o nulos, no te preocupes, todavía estás a tiempo de ahorrar

¿Has alcanzado los cuarenta y te preocupan tus ahorros?, ¿no sabes si tu capacidad de ahorro  es la correcta? Puede que cuentes con un colchón de ahorro al que echar mano en caso de necesidad, pero también es posible llegar a esta etapa con escasos o nulos ahorros, además de un alto nivel de endeudamiento (hipoteca, coche, estudios de los hijos, etc.). Sea cuál sea tu salud financiera, estás a tiempo de ahorrar. 

El ahorro sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país, pero la buena noticia es que nunca es tarde para conseguirlo y la llegada de la revolución digital  abre nuevas puertas para lograr ingresos adicionales con los que reforzar nuestros fondos.

Lo importante es la actitud

No hay que darse por vencido. Aunque con nuestro salario y nivel de gasto parezca imposible conseguir un mínimo de ahorro, siguiendo unas pautas de forma responsable y abriendo la mente a nuevas alternativas, sí es posible.

Existen dos formas básicas de generar ahorro: incorporando nuevas rutinas a nuestra economía doméstica y consiguiendo nuevas fuentes de ingresos pasivos.

¿Qué tipo de hábitos incorporar a nuestro día a día para ahorrar?

Son muchas las medidas que podemos tomar para dar un giro a nuestras rutinas diarias y conseguir el ansiado ahorro. Te contamos las más efectivas:

No sin un presupuesto

El establecimiento de un presupuesto al principio de cada mes o semana. Se trata de una herramienta clásica con la que se consiguen excelentes resultados. Es posible que hasta ahora no la hayamos utilizado por la pereza que supone ponerse a hacer números; sin embargo, si el número de miembros de la familia ha aumentado, es el momento ideal para incorporar este productivo hábito. Tu bolsillo te lo agradecerá. 

Además, tenemos a nuestra disposición y de forma gratuita diferentes apps con las que configurar nuestro plan de ingresos y gastos familiares en tan solo unos clics. Si hacemos la prueba un mes, nos sorprenderemos con la cantidad de dinero que podemos ahorrar evitando “esos gastos hormiga” que acaban rompiéndonos las previsiones.

La regla de los 30 días

¿Crees que necesitas adquirir algún producto o contratar un servicio? Esta regla nos dice que antes de dar el paso definitivo de compra esperemos 30 días. Reflexiona sobre para qué lo necesitas y si lo vas a utilizar de forma inmediata.

Si pasado este periodo has dejado de pensar en ello, es porque quizás no era tan necesario como creías en un principio. A esta técnica algunos autores, como Sergio Fernández, lo llaman posponer la recompensa.

En esta etapa de nuestra vida solemos hacer frente a proyectos que requieren de un importante desembolso, como la realización de obras o reformas en el hogar o el cambio de un coche por otro de mayor espacio. Por ello, es buena idea aplicar también en estos casos la regla de los 30 días.

Ocio y ahorro

El tiempo de ocio es muy necesario en la vida de cualquier familia, pero, en función del número de miembros, el gasto en dichas actividades puede ser realmente alto.

Un buen consejo es informarte de las actividades que tu ayuntamiento promociona de forma gratuita. Por ejemplo, existen muchas ciudades en España en las que el primer o último sábado de cada mes las visitas a museos y otras instituciones son gratuitas. 

Además, si eres de los que disfruta comiendo fuera de casa, échale un ojo a estos trucos

Al supermercado con una lista

¿Por qué son tan grandes los carros de los supermercados?, ¿por qué las ofertas están tan próximas a las cajas? Probablemente en más de una ocasión hayas acudido al supermercado con la idea de comprar la cena y hayas salido con la compra de toda la semana. El marketing persuasivo lo sabe y por eso nos tienta haciéndonos caer en estas trampas. Si no quieres caer de nuevo en este exceso, es importante acudir al supermercado con una lista de compra bien definida y mantenerse firme. 

 

movi-image-ahorrar-40-años-2


 

Otra alternativa es plantearte una semana sin ir al súper. Existen muchos alimentos disponibles que no utilizamos por no estar visibles en nuestra despensa. Lamentablemente, la mayoría terminan caducando y tirándose al cubo de la basura.

Tarjetas fidelidad y cupones de descuento

Cuando llegamos a los 40 es posible que ya tengamos definido nuestro estilo, por lo que contar con tarjetas de fidelidad de nuestras tiendas favoritas, como establecimientos de ropa, peluquerías y restaurantes nos supondrá un importante ahorro a final de año. 

¿Qué mejor premio de fidelidad nos puede ofrecer una marca que un cuantioso descuento en nuestra próxima compra? Eso sí, es importante no olvidar la fecha de caducidad para canjearlos a tiempo.

Otra buena medida es recortar todos los cupones de descuento que vienen en los catálogos de publicidad de ciertos establecimientos y usarlos cuando vayamos a materializar nuestra compra.

¿Cómo generar nuevos ingresos?

Con la madurez, nuestro nivel de conocimiento o especialización sobre un tema concreto se incrementa. Esta es la recompensa que obtenemos por nuestras cuatro décadas de vida, ¡aprovechémosla! 

Las nuevas tecnologías nos permiten ‘monetizar’ nuestros hobbies y conseguir ingresos extra con los que complementar los que ya tenemos. Algunas alternativas para lograrlo son las siguientes:

Escribe un libro electrónico o ebook

Utiliza las horas que inviertes en tu profesión o afición para transmitir tus conocimientos a los demás. Si te gusta la escritura puedes volcar tus contenidos en un ebook y publicarlo a través de plataformas como Amazon KDP y Google Play. Todos los meses recibirás un porcentaje en tu cuenta sobre el volumen de ventas.

Plataformas de afiliación

Con el marketing de afiliación las empresas pagan por cada venta que sale de nuestras fuentes. Se trata de promocionar productos o servicios de otras empresas en nuestra página web o redes sociales. La plataforma nos facilita un enlace personalizado para, de esta manera, contabilizar las ventas que se han hecho gracias a nuestros perfiles y posteriormente abonarnos la comisión pactada.

Vende cursos online

Si tienes vocación docente, una excelente alternativa es crear un curso online y venderlo. Te exigirá trabajo en un inicio, pero posteriormente te producirá unos ingresos sin apenas esfuerzo. Existen plataformas como Hotmart o Doméstika desde las cuales ofrecer tus contenidos online.

Sea cual sea nuestra edad, son muchas las opciones para conseguir cambiar nuestros hábitos de ahorro y lograr esos ingresos extra. Solo hay que proponérselo. 

 

Fotografías de Branislav Belko y Ilja Freiberg en Unsplash
-Temas relacionados-
up