movi-image-empresas-espanolas-inteligencia-artificial-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
4 min de tu tiempo

Casi la mitad de las empresas españolas tiene en su hoja de ruta integrar la inteligencia artificial en sus procesos

08/06/2021

Un 21% de los directivos españoles afirma que planea utilizar herramientas y software de automatización basados en IA en los próximos 12 meses, según Morning Consult

El año 2020 ha sido uno de los grandes impulsores del uso de la inteligencia artificial (IA). Y así lo demuestran los datos. Un 45% de las empresas españolas ha acelerado la utilización de esta tecnología como consecuencia de la situación provocada por la pandemia de la COVID-19. Esto deja en buena posición al país, ya que se trata de una cifra nueve puntos por encima de la media del conjunto de los países encuestados (el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España), que se sitúa en el 36%, según un estudio realizado por Morning Consult y publicado por IBM.

La IA es una de las disciplinas que más puede influir en la rápida transición hacia una nueva sociedad y economía tras la crisis. En concreto, el despliegue de esta tecnología es imprescindible para afrontar la necesaria transformación digital. En ese sentido, la IA aportó 1.760 millones de euros al producto interior bruto (PIB) mundial en 2018 y se estima que su contribución superará los 14 billones de euros para el año 2030.

El 39% de los profesionales de TI españoles afirma que mejorar la productividad de sus empleados influyó para adoptar este tipo de herramientas

Parece que las previsiones van en este camino. Un 21% de los directivos españoles afirma que planea utilizar herramientas y software de automatización basados en IA en los próximos 12 meses. A nivel europeo, un 35% de los profesionales de las tecnologías de la información (TI) asegura que su empresa tiene previsto invertir en aplicaciones que cuentan con esta tecnología en el siguiente año. Y su adopción podría traer grandes beneficios para la compañía y, de forma concreta, para la productividad de sus empleados. Para el 39% de los encuestados españoles y para el 34% de los europeos, ese beneficio influyó en su decisión de utilizar este tipo de herramientas.

Puede interesarte: Europa toma el liderazgo para regular la inteligencia artificial


La palabra clave es ‘confianza’

La IA está cada vez más considerada una tecnología revolucionaria que transformará el funcionamiento de las empresas. Sin embargo, muchas de ellas siguen dudando de su adopción. Entre las principales razones se encuentra la aparente complejidad para integrarla en los sistemas empresariales existentes, según el 38% de los encuestados. La falta de experiencia o de conocimiento también se posiciona como un freno para el 33%, seguida de la creciente complejidad de la gestión de datos y la existencia de datos aislados, para el 29%. En España, el 43% afirma que el aspecto más difícil que experimenta durante la adopción de la IA es introducir esta tecnología en toda la empresa.

Para las compañías españolas, el aspecto más difícil para adoptar la IA es introducir esta tecnología en toda la empresa

Una de las soluciones para revertir esta creencia puede ser la confianza. Según el 78% de los profesionales españoles, es importante confiar en que el resultado de la IA sea justo y seguro. En el resto de Europa, esta creencia es similar, ya que el 72% citó la necesidad de impulsar la confianza en torno a dicha tecnología. Además, también se destacó la importancia de elegir un socio tecnológico con una sólida oferta de software e infraestructura de apoyo. Y es que, un 65% de los profesionales de TI cree que la falta de habilidades es una gran barrera para desplegar la IA de manera segura en las empresas.

El Fondo de Recuperación Europeo, impulsor de la IA

España se quiere situar en una posición de liderazgo en IA, así como en el desarrollo de herramientas y de aplicaciones para la proyección y el uso de la lengua española en esta tecnología. Para ello, se ha puesto en marcha la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA) que, a su vez, forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que el país ha enviado a Bruselas para recibir las ayudas del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU. 

El PRTR incluye una inversión pública de 500 millones de euros en el periodo 2021- 2023 para la ENIA, que se traducirán en actuaciones en ámbitos como el de la digitalización de las empresas o el de la formación y la captación del talento, entre otros. Se prevé que por cada euro aportado en este Plan, el sector privado invierta otros cuatro euros adicionales, y, en materia de IA, tres euros. De esta manera, se podría generar un impacto en la riqueza de España cercano a los 3.171 millones de euros del producto interior bruto (PIB).

Puede interesarte: Los 20 programas tractores de inversión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España

Esta inversión también tendrá un fuerte impacto en el empleo. En concreto, va asociada a la necesidad de mantener o de crear una media de 15.986 puestos de trabajo cada uno de los tres años en los que se realicen inversiones. Y es que, uno de los objetivos es aumentar el número de empresas españolas que hacen uso de la IA, pasando de menos de un 15% actualmente a un 25% para 2025. Además, si se mantiene una inversión continuada, la productividad del trabajo podría aumentar un 11% respecto a un escenario sin inversión.

Puede interesarte: Banco Sabadell te ayuda a descubrir las claves del Fondo de Recuperación Europeo

Fotografía de Andres Urena en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up