movi-image-automatizacion-decisivo-coronavirus
Envíanos sugerencias
Transformación digital
3 min de tu tiempo

Automatización, ante un momento decisivo tras el coronavirus

Wed Jun 17 12:25:37 CEST 2020

Más de un 70% de las empresas está planteándose o reevaluando su transformación digital y realizando importantes programas de transformación tecnológica y de automatización de procesos

Estamos en medio de una conmoción económica y los empresarios se enfrentan al impacto inmediato de la crisis, teniendo que considerar cuándo y cómo se deben adaptar sus modelos de negocio a la ‘nueva realidad’ y hacer frente a este tipo de crisis que no solo es económica, sino también sanitaria. La pandemia del coronavirus ha obligado a las empresas a replantearse por completo sus modelos operativos, con importantes cambios en las cadenas de suministro y una clara tendencia hacia la automatización. 

Así lo refleja la encuesta realizada por EY, que, además, señala que más del 70% de las organizaciones está avanzando o reevaluando su transformación digital. En este sentido, el 72% de los consultados reconoció que su empresa tiene en marcha importantes programas de transformación tecnológica y de negocio derivados, entre otros, de la presión sobre los objetivos de ingresos y de cumplimiento de beneficios; de las mayores presiones ejercidas por los inversores/grupos de interés y por la dificultad para atraer y retener clientes.

Las cadenas de suministro actuales son complejas, al contar con innumerables socios repartidos por múltiples geografías como parte de un ecosistema comercial mundial entrelazado sin precedentes. La COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de reducir al máximo las vulnerabilidades de las cadenas de suministro mediante flujos de trabajo inteligentes en la mayoría de los sectores industriales. En este sentido, las organizaciones pueden aprovechar la Inteligencia Artificial y otras tecnologías como la automatización, el blockchain, el Internet de las Cosas, las redes 5G y la computación puntera para ayudar reducir los riesgos y continuar con la producción en medio de una crisis tan disruptiva como la actual, señala un informe de IBM sobre la fragmentación de las cadenas de suministro. 

Puede interesarte: La digitalización, la robótica y la sostenibilidad, opciones de inversión temáticas reforzadas por la COVID-19

Existen oportunidades de transformación en toda la cadena de valor, desde la planificación de la demanda y la ejecución de la fabricación hasta la orquestación y el cumplimiento de los pedidos. Los flujos de trabajo inteligentes reimaginan la intersección de personas, procesos y tecnología que, a su vez, ayuda a los profesionales de la cadena de suministro a ejecutar y entregar de forma más eficaz y eficiente, incluso cuando las estrategias y el contexto están fuertemente condicionados por la incertidumbre. 

El ejemplo de la cadena de suministro de alimentos

La necesidad de automatizar las cadenas de suministro excede a las industrias tradicionales y llega a otros campos. El sector de la alimentación se ha convertido en un sector más esencial que nunca en un contexto de crisis sanitaria como el vivido por la COVID-19. Garantizar el suministro de alimentos a toda la población dependía en buena medida del correcto funcionamiento de toda la cadena de distribución. La crisis vivida ha hecho imperante la necesidad de contar con una cadena transparente para que todos los actores de la misma puedan elegir la mejor opción, así como la utilización de datos y tecnología para hacer más eficiente la cadena de suministro. 

La automatización de la cadena de suministro de los alimentos ha ido cobrando impulso rápidamente en algunos mercados internacionales, como China y, en menor medida, América Latina. En el gigante asiático encontramos el ejemplo de Pinduoduo, una de las mayores plataformas de comercio electrónico de China y del mundo. Pinduoduo comenzó revolucionando la idea de la compra de grupos de consumidores en el sector agrícola. La compañía utiliza la Inteligencia Artificial para analizar grandes cantidades de datos de los consumidores, lo que le permite anticiparse a las necesidades de sus clientes, comprar a granel y reducir los costes. Al tener millones de consumidores en su plataforma y acceder a sus preferencias, puede comprar productos directamente a los productores, aprovechar las economías de escala, coordinar la logística con antelación y entregar productos agrícolas frescos a sus clientes a bajo precio.  

A futuro: estrategia y capacidad de transformación

Según la encuesta de EY, el 39% de los ejecutivos señala una caída de valoraciones como consecuencia del coronavirus, el 38% confiesa que se centrará más en la resiliencia de los negocios cuando valore una transacción y el otro 23% ve el escenario actual como una oportunidad para ganar cuota de mercado. La gestión durante la recesión requiere un enfoque operacional que preserve los ingresos. La planificación de la recuperación se centrará más en aumentar la rentabilidad y en atraer y retener a los clientes. La transformación requiere un cambio de estrategia, pero esa estrategia en sí misma siempre debe incluir la capacidad de transformación.

La mayoría de los encuestados sigue reconociendo la necesidad de realizar revisiones de cartera más frecuentemente. Estas revisiones deben apuntalar el proceso de asignación de capital. También deben identificar los activos que corren el riesgo de sufrir una interrupción o que enfrentan desafíos de crecimiento futuros, que pueden mejorar su propiedad de otra empresa o fondo de capital privado. En este sentido, EY señala unas pautas de comportamiento:

  1. Un proceso de revisión estratégica y de cartera siempre activo permitirá a las empresas identificar áreas de crecimiento lo antes posible y áreas de bajo rendimiento. Esto también les permitirá prepararse para desinvertir y reinvertir en caso de necesidad.
  2. Muchas compañías han descubierto que los competidores de ayer ya no son la principal amenaza para sus planes de crecimiento futuro. También podrán identificar áreas de preocupación inmediata.
  3. Las revisiones efectivas de la cartera siempre requieren buenos datos. Las empresas necesitan combinar sus propios datos internos, con evaluaciones externas de calidad para obtener insights únicos. Y necesitan las herramientas y tecnologías para considerar escenarios futuros para unidades de negocios individuales, así como a nivel de cartera.
  4. Con un cambio más rápido, predecir el futuro se vuelve inherentemente más difícil. Un enfoque basado en escenarios puede identificar oportunidades potenciales para que la administración pueda comenzar a planificarlas hoy. Con una mayor incertidumbre sobre la posible evolución de los mercados, las empresas necesitan incorporar todas las partes de su fuerza laboral al proceso de revisión. Esto ayudará a las empresas a cuestionar los supuestos internos y explorar preguntas fundamentales sobre el futuro del negocio.

Puede interesarte: Escucha las claves de Koldo Echebarria sobre estrategia y gestión del cambio en el poscoronavirus en el Podcast de Banco Sabadell 

Fotografía de Michael Dziedzic en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up