requisitos para internacionalizar tu empresa
Envíanos sugerencias
Internacionalización y Competencia
4 min de tu tiempo

Requisitos para internacionalizar tu empresa

15/06/2022

Para internacionalizar con éxito una empresa hay que realizar diversos trámites legales, así como un análisis interno sobre la entidad.

Es habitual que una empresa se plantee en un momento dado internacionalizarse. Aunque este proceso suele ser largo y laborioso, también ofrece muchas ventajas a las compañías, como poder incrementar su facturación y su cartera de clientes, aumentar la notoriedad de su marca, ampliar la diversificación de sus actividades o obtener nuevas oportunidades de negocio.

Para llevar a cabo con éxito una estrategia de internacionalización empresarial es necesario cumplir con una serie de requisitos legales y financieros, además de realizar un proceso de análisis interno que garantice la viabilidad real de las operaciones en el exterior.

Puede interesarte: ¿Es un buen momento para internacionalizar mi empresa?

Trámites legales para iniciar la internacionalización de una empresa

  • Darse de alta en el Sistema de Registro de Exportadores (REX). Es un censo de la Agencia Tributaria en el que deben figurar todas las empresas que operan en mercados internacionales. La inscripción se puede hacer de forma telemática a través de la sede electrónica de Hacienda.
  • Darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI). Para las empresas que vayan a comercializar dentro de las fronteras de la Unión Europea (UE) es preciso inscribirse en el ROI. Las compañías de este censo obtienen un número de identificación fiscal para facturar siguiendo las normas tributarias de la UE. También se puede realizar desde la web de la Agencia Tributaria.
  • Conseguir el número de registro e identificación de operadores económicos, (EORI). A diferencia del anterior, este registro sirve para las empresas que quieren hacer negocios en países que no pertenezcan a la UE. Se puede obtener a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

Qué tener en cuenta para hacer negocios en el extranjero

Además de estar inscrita formalmente en los registros citados, una empresa que desee internacionalizarse debe tener presente otras cuestiones para tener éxito en su estrategia comercial exterior:

  • Adaptar el producto. Cada país tiene su propia normativa de importaciones y de seguridad. Esto afecta a cuestiones como las homologaciones, las normas de embalado y de etiquetado, las licencias y las certificaciones sanitarias. Los países de la UE se rigen por una legislación común pero, fuera de la Unión, cada nación tiene sus reglas.
  • Código Tarifa Integrada de las Comunidades Europeas (TARIC). Es una nomenclatura que se utiliza en la UE para clasificar las mercancías del comercio internacional. Este código permite calcular los impuestos, los aranceles y las restricciones que se aplican a cada producto.
  • Presentar el Documento Único Administrativo (DUA). Este documento es necesario tanto en las operaciones comunitarias como en las extracomunitarias. Es una declaración impresa que se le entrega a las autoridades aduaneras que contiene información comercial sobre el producto objeto de la operación y qué cantidad se comercializa, su valor, su origen y su destino, o la identidad del vendedor y del comprador.
  • Por regla general, en cualquier negocio de carácter internacional se aplican las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esta institución se encarga de regular el comercio internacional con leyes específicas para cada sector.
  • Los aranceles y la fiscalidad propios del país en el que se opere.

Puede interesarte: Cómo hacer negocios en el extranjero

Realizar un análisis interno de la compañía

Además de la normativa, cualquier compañía que desee operar fuera de sus fronteras, debe realizar un proceso de análisis interno para detectar si cuenta con los requisitos. Para ello, se debe:

  • Evaluar los recursos de la empresa y las posibilidades de acceder a financiación para soportar el proceso de internacionalización.
  • Comprender el nicho de mercado y las ventanas de oportunidad en el nuevo país en el que se quiere operar.
  • Encontrar el canal de distribución comercial adecuado y formalizar acuerdos con los proveedores locales.
  • Preparar un plan de marketing internacional adaptado a las necesidades de los consumidores del nuevo mercado.

En todo este proceso de internacionalización, contar con asesoramiento profesional como el que ofrece el gestor del banco es de gran ayuda, ya que este puede aconsejar sobre lo que más interesa a la compañía y resolver las dudas que puedan surgir.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

 

¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Ekrulila en Pexels
-Temas relacionados-
up