movi-image-elmundo-empresas-lideradas-mujeres-1
Envíanos sugerencias
Inversiones Personales
4 min de tu tiempo

¿Por qué empresas lideradas por mujeres son rentables en bolsa?

La igualdad de género cotiza al alza. También en los mercados. Invertir en empresas que apuestan por el talento y el liderazgo femenino se ha convertido en una opción atractiva y con interesantes rentabilidades para los inversores particulares. Descubre qué factores has de tener en cuenta si decides invertir en aquellas empresas que promueven la igualdad y que, en algunos casos, están obteniendo rentabilidades superiores a un 20%.

El psicólogo experto en inteligencia emocional Kenneth Nowack afirma que “las mujeres generan ambientes de participación más eficaces que los ambientes individualistas” y, por tanto, generan mayor empatía en las organizaciones.

Esto, que podría parecer un dato poco relevante financieramente hablando, más relacionado con las soft skills que con las habilidades hard, deja al descubierto otra realidad: las empresas no solo están contribuyendo a la promoción de la equidad entre hombres y mujeres para satisfacer los derechos de igualdad sino también por razones económicas.

No en vano, son muchos los estudios que han demostrado que los equipos compuestos por más de un 50% de mujeres consiguen mejor rendimiento gracias a su mayor creatividad e innovación en la toma de decisiones. Si esta paridad la trasladamos a los consejos de dirección, los resultados son aún más evidentes e interesantes para los posibles inversores.

Mayor crecimiento empresarial en compañías lideradas por mujeres

Según un reciente informe de la consultora Grant Thornton, aquellas compañías con mujeres directivas tienen mayor probabilidad de crecer a ritmos superiores al 5%. O, visto de otra forma: el coste de oportunidad de no apostar por equipos directivos mixtos, en términos de retorno sobre los activos puede suponer una pérdida de casi 580.000 millones de euros en los 35 países analizados.

Otro informe, este publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), basado en encuestas a más de 13.000 empresas de 70 países distintos, va en la misma dirección. En él se revela que tres de cada cuatro empresas que han promovido a ejecutivas en consejos de dirección registran un incremento de sus beneficios de entre el 5 y el 20%.

Y aunque en España las compañías cotizadas en bolsa son más paritarias que hace un año, la realidad es que la equidad en la alta dirección es aún una quimera. De las 35 organizaciones que conforman el IBEX, sólo 16 alcanzan la cuota del 30% de mujeres en los órganos de dirección recomendado por el Código de Buen Gobierno.

Aún así, detrás de estos números hay una buena noticia: aunque la paridad sigue estando lejos, las empresas cotizadas se están tomando muy en serio el objetivo de género. Motivos, también financieros, no les faltan.

Puede interesarte: Por una igualdad de género real en tu empresa


¿Por qué el liderazgo femenino es sinónimo de mejor rentabilidad en bolsa?

Para Patricia Cauqui, profesora de ESADE y codirectora junto a Eugenia Bieto del ESADE Gender Monitor, un estudio sobre el equilibrio de género en la empresa llevado a cabo por esta institución educativa, no es difícil entender por qué cada vez más organizaciones están activando políticas de diversidad de género en sus plantillas y poniendo el foco, especialmente, en los sillones directivos.

En su opinión, este buen comportamiento en los mercados de las empresas con ejecutivas al frente puede deberse, al menos, a seis factores:

  1. Alta cualificación. Las mujeres que llegan a puestos de alta dirección, algo que a día de hoy sigue siendo muy difícil, están muy cualificadas. “Son muy buenas. Hoy en día, el 60% de los licenciados son mujeres, hay un pull de talento extraordinario y se va acrecentando a medida que va logrando llegar más alto”, explica.
  2. Binomio ganador. Este tipo de empresas puede llegar a tener un mejor comportamiento porque el perfil de empresas que opta por dar la oportunidad a mujeres en puestos clave “suelen ser empresas más visionarias y receptivas al pulso del mercado, que ya traen de por sí una buena trayectoria”.
  3. Espejo de la sociedad. Para Cauqui, “la sociedad está pidiendo a las empresas que reaccionen, que sean un ejemplo. Al final, los clientes están dentro de la sociedad y cuando las empresas van cumpliendo con estas prerrogativas las premian y eso repercute en su rentabilidad”, explica.
  4. Más oportunidades. Si se apuesta por equipos más heterogéneos, “hay una diversidad de mirada, una mayor creatividad, que se puede traducir en nuevas líneas de producto no detectadas y que aciertan con necesidades de clientes. Esto puede también hace mejorar sus beneficios”.
  5. Prudencia en el riesgo. Históricamente, las mujeres suelen tomar riesgos más calculados, “por naturaleza sienten mayor aversión al riesgo, lo que se puede traducir en que las inversiones en las que suelen apostar son menos cortoplacistas”.
  6. Mayor retención de talento y capacidad de innovación. Está también demostrado que los Consejos donde abunda el talento femenino se traducen en una mayor retención de talento por la empatía que las profesionales son capaces de generar. En palabras de Cauqui, “un mejor clima en la organización influye en que haya una menor rotación con lo que esto supone: una mayor y más rápida capacidad de innovación”.

Puede interesarte: ¿Cómo mejorar la productividad de los trabajadores?

Para Gloria Lomana, fundadora de 50&50GL, consultora especializada en igualdad, inclusión y políticas de género “todos los estudios de instituciones y organismos internacionales coinciden en que la diversidad genera riqueza. ¡Los datos son increíbles!”. Por eso no duda al afirmar que las empresas que apuestan por incorporar todo el talento hay que decirles que, además de apoyar una causa justa, son realmente inteligentes”.

 

movi-image-elmundo-empresas-lideradas-mujeres-2


 

¿Qué hacer si quieres invertir en empresas con conciencia de género?

En un entorno financiero con intereses negativos y donde las personas están cada vez más comprometidas con las demandas de la sociedad, cada vez más inversores abandonan la idea de tener sus ahorros parados (calcula cuál es el coste de tener tus ahorros parados aquí) y se lanzan a invertir en empresas comprometidas con la igualdad de oportunidades.

“Es cierto que cada vez hay más interés en invertir en fondos o empresas que apuestan por la igualdad de género. Y el hecho de que sea uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) hará que el interés vaya creciendo de forma significativa”, vaticina Ana Fernández Sánchez de la Morena, socia y fundadora de AFS FINANCE, firma de asesoramiento financiero y patrimonial independiente.

Así, en este escenario en el que cada vez hay más estrategias con perspectiva de género, es importante conocer que en el mundo empresarial y de las finanzas existen tres fórmulas principales para incorporar el género a las decisiones de inversión:

  • Invertir en empresas lideradas por mujeres
  • Invertir en empresas que promueven la igualdad de género en el lugar de trabajo
  • Invertir en empresas que desarrollan productos que impactan positivamente en la vida de las mujeres

Por otro lado, para conseguir una cartera que cumpla con lo que se conoce como Inversión Socialmente Responsable (ISR) en materia de género existen dos vehículos principales:

1. Fondos de inversión. Los fondos de inversión han dejado de ser productos destinados a personas con un gran patrimonio. No es casualidad tampoco que en los últimos años un gran número de gestoras se hayan centrado en incluir la igualdad dentro de sus temáticas de inversión, sin olvidar, eso sí, los denominados fundamentales atractivos, que son los ratios tradicionales que se analizan a la hora de valorar una empresa.

A pesar de su reciente creación, algunos, como el RobecoSAM Global Gender Equal Impact con el que trabaja Fernández desde su firma, ha finalizado 2019 con una rentabilidad del 28,6%.

"Su criterio es el de invertir en aquellos países con sede o con una parte principal de su actividad económica desarrollada en países reconocidos y que presentan un nivel de diversidad de género, paridad (Gender Equality Index) y sostenibilidad sobresaliente”, detalla esta experta.

2. Fondos cotizados. También conocidos como ETFs, los fondos cotizados reúnen características tanto de fondos de inversión tradicionales como de acciones cotizadas y también existen algunos centrados en la igualdad.

Uno que ha tenido especial impacto en los últimos tiempos ha sido el USB Global Gender Equality UCITS ETF USD, que selecciona empresas del índice Solactive Equileap Global Gender Equality 100 Leaders, aunque bajo la misma dinámica también se encuentran el Lyxor Global Gender Equality (DR) UCITS ETF - C-USD o el ETF Impact Shares YWCA Women's Empowerment ETF | WOMN, centrado en firmas estadounidenses.

Otra fórmula que aún no ha llegado a España son los bonos sociales con enfoque de género, que ya se están ofreciendo en Australia, Canadá y Turquía, algo que, en opinión de Ana Fernández, podría llegar a funcionar en el mercado nacional “si en un futuro los países trasladan los beneficios y los resultados”.

En resumen, aunque el abanico en este tipo de inversiones sensibles con la paridad es cada vez más amplio y se prevé que la tendencia no deje de crecer, si tienes dinero ahorrado y no sabes cómo sacarles rentabilidad, es importante sentar nuestras propias bases en primer lugar y saber qué tipo de inversor queremos ser (descúbrelo aquí).

En este sentido, Fernández recomienda al ahorrador “que invierta de forma diversificada, incluyendo inversiones que cumplan también con criterios de sostenibilidad, buen gobierno y aquellas ligadas con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre ellos, por supuesto, fomentar la igualdad de género”.

Se trata de una fórmula, concluye, con la que además de conseguir “rentabilidades razonables”, cuenta con una reducida volatilidad, lo que en el mundo de las finanzas se asocia a estabilidad en los activos.

En definitiva, el ahorrador actual es cada vez más consciente de que la paridad no es sólo un compromiso con la sociedad, sino que cada vez existen más razones financieras sólidas para fomentar el acceso de las profesionales a todos los niveles de la empresa, incluidos los más altos.

Puede interesarte: Conciliación laboral, ¿una utopía?

Fotografía de Kobu Agency en Unsplash
-Temas relacionados-
up