movi-image-datos-movilidad-recuperacion-economica-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
Solo unos minutos de tu tiempo

Los datos de movilidad revelan cómo será la recuperación económica

25/06/2020

Las Islas Baleares son las más cercanas a alcanzar los niveles de movilidad en tiendas y ocio previos a la crisis, donde el crecimiento comercial en algunos sectores como la restauración superó el 80% en el último mes, según Pulso, la herramienta de Banco

Una importante batería de medidas se ha dispuesto por todo el mundo con un objetivo común: parar la propagación del coronavirus. España, que se ha convertido en uno de los países europeos más damnificados y que ha protagonizado uno de los confinamientos más duros del continente, se enfrenta ahora a una difícil recuperación de la actividad comercial, que todavía es un 14% inferior que la del mismo periodo del año anterior, según datos de Pulso, la herramienta de Banco Sabadell, que, a partir de las interacciones con Terminales de Punto de Venta (TPV) del banco, permite analizar en tiempo real la evolución económica.

También parece que ha quedado claro que la mayoría de la sociedad ha respetado estas restricciones y que los ciudadanos hemos cumplido con las medidas del estado de alarma. Quizás, la pregunta ahora sea si esta situación puede haber provocado un cambio en los hábitos a futuro o si, simplemente, la llamada ‘nueva normalidad’ será muy parecida al pasado. Con los datos de Our World Data, obtenidos de visitas a diferentes ubicaciones, como tiendas de alimentación, parques, lugares de trabajo o estaciones de tren, podemos obtener una visión y evolución clara desde antes de la irrupción de la pandemia.   

A través del siguiente gráfico podemos tener una primera visión general sobre la movilidad en España. Las líneas muestran claramente los cambios de tendencia. En primer lugar, el descenso evidente a partir del 14 de marzo -fecha de la declaración del estado de alarma- en todos los ámbitos, menos en el residencial. El segundo cambio se produce a partir del 2 de mayo, aproximadamente, cuando los movimientos en residencias comienzan a descender coincidiendo con el primer alivio en movilidad: se permitieron los paseos, aunque de forma controlada. Además, las curvas que indican movimiento en parques o en lugares de trabajo también siguen esa tendencia alcista.

 

Baleares, a la cabeza de la recuperación en tiendas y ocio

Google publica actualizaciones de su Informe de Movilidad Local sobre la COVID-19 en el que se diferencian los sectores y las comunidades autónomas, el último con fecha de 12 de junio, cogiendo como valor de referencia las semanas desde el 3 de enero hasta el 6 de febrero. En este caso, teniendo en cuenta las tendencias de movilidad en tiendas y ocio, las Islas Baleares son las que más se acercan al valor normal de referencia, registrando una caída del 19%, el menor descenso de todas las regiones. Este incremento de la movilidad se traduce en crecimiento económico: según los datos que nos ofrece Pulso, el crecimiento de la actividad comercial en los restaurantes del archipiélago balear ha sido de un 88% en el último mes. En segundo lugar, encontramos Melilla, con un -20%, y en tercero a Murcia, con un -26% respecto al valor de referencia.

Puede interesarte: La recuperación económica en las distintas CC.AA.

En el lado opuesto se encuentra Castilla y León, con una caída aún de la movilidad del 46% y Madrid y Canarias con un 41% en ambos casos. En el caso de las dos primeras, se trata de dos de las regiones que han avanzado de fases a un ritmo más lento durante la desescalada. De hecho, mientras que la mayoría de España a mediados de junio ya estaba en fase 3, Castilla y León y la Comunidad de Madrid  continuaban en fase 2. Esto se ha reflejado en los datos de crecimiento, que indican que la actividad comercial en la región castellanoleonesa se ha incrementado un 2% durante la última semana y un 16%, en el último mes. Los datos de la comunidad madrileña son algo superiores, con un 4% de crecimiento en los últimos siete días y de un 28%, en los últimos treinta días, según las cifras obtenidas con Pulso

El sector de la alimentación ha sido uno de los grandes protagonistas de esta crisis sanitaria. El inicio de la pandemia desató las compras masivas en supermercados durante varias semanas. Como en otros casos, a medida que ha ido avanzando la desescalada hacia la nueva normalidad, la adquisición de alimentos y otros productos sanitarios también se ha estabilizado. De esta manera, tanto Castilla-La Mancha como La Rioja han recuperado ya los niveles previos al estado de alarma en cuanto a movilidad en supermercados y farmacias, es decir, la presencia se ha ido reduciendo hasta situarse dos y un punto por encima, respectivamente. Pulso nos ofrece una visión similar, ya que muestra esa caída de la actividad comercial en grandes y pequeñas superficies de alrededor al 10% en la comunidad manchega y cercana al 5% en la riojana. 

Los espacios de trabajo, cerca de recuperar la normalidad

El teletrabajo sigue siendo recomendable en España, siempre que sea posible, para evitar cualquier brote de contagio. Muchas empresas siguen manteniendo este modelo, pero lo cierto es que, poco a poco, cada vez más oficinas comienzan a llenarse gracias a la aplicación de las medidas de seguridad.

El 16 de marzo, el primer lunes tras el estado de alarma, la ocupación de los espacios de trabajo cayó casi un 50%, cifra que aumentó hasta el -70% tan solo cuatro días después. Algunos de los picos más alto se alcanzaron los días 10 y 11 de abril, con una caída del 84% y del 90%, respectivamente.

Los datos de Our World Data también muestran que, a medida que el calendario avanza y con ello las fases de desescalada, los espacios de trabajo recobran esa nueva normalidad. Tanto es así, que a día 15 de junio, la caída marcaba un repunte alcanzando el -3%. De esta manera, España se sitúa cerca de los niveles de otros países europeos, como Suiza (-5%) oAustria (-2%).

 

El transporte público no termina de repuntar

En cuanto a las políticas y medidas para el transporte público, también han sido diferentes en función del país. En España se implementó el uso obligatorio de mascarillas en estaciones, pasillos e interiores de metro o autobuses. Nunca llegó a cerrarse o prohibirse, pero sí se redujo el aforo en el metro o autobuses, por ejemplo.

Estas medidas, junto a las restricciones de movilidad generales llevaron a que el tránsito en el transporte público haya registrado una caída cercana al 80% desde el 16 de marzo y hasta el 2 de mayo. A partir del 3 de mayo, las cifras de uso del transporte público mejoran leventemente, variando entre un 60% y un 50% hasta finales de mayo. Una vez entrado junio, la caída en este ámbito ya está en torno al 40%, alcanzando el pico más bajo el 7 de junio, con un -35%, según Our World Data. De nuevo, Murcia es la comunidad que mejor se recupera en este sector, situándose en el -28%. En el lado contrario se sitúa Navarra, con un -57%. 

Puede interesarte: Transportes: ¿cómo nos moveremos en la nueva normalidad?

Si cogemos de referencia Madrid, la ciudad española con la red de metro más extensa, podemos observar que la facturación de este medio de transporte representa en los últimos treinta días alrededor de un 34% del mismo periodo del año anterior, y casi un 47% en la última semana, por lo que no termina de repuntar su uso, según datos obtenidos a través de Pulso. Además, algunas ciudades, como el caso de Madrid, han anunciado que dará ayudas para la adquisición de bicicletas, patinetes, ciclomotores o motocicletas eléctricas. 

Sumado a todo esto, el Gobierno ha aprobado un Decreto que pone en marcha el Plan Moves II para fomentar la movilidad sostenible, tal y como dice el propio documento. Una de las líneas de estas ayudas, que deberá llevarse un mínimo del 10% de los fondos asignados a cada autonomía, está destinada a financiar sistemas de préstamo de bicicletas eléctricas.

-Categorías y etiquetas-
up