Negocios
3 min de tu tiempo

Cinco experiencias con las que fidelizar a tu cliente (y hacer que hablen bien de tu marca)

Los descuentos y las felicitaciones de cumpleaños ya no son suficientes. Para crear un vínculo con los clientes hay que generar emociones.

Lograr el éxito en un negocio tiene una fórmula que, a priori, parece bien sencilla: realizar un estudio de mercado, conocer al público objetivo, buscar un buen nombre montar el negocio y empezar a vender el producto o servicio. Después llega el paso más importante: conseguir clientes, y que estos, ademássean fieles y prescriptores de la marca.

Recurrir a los gastos de envío gratuitos en caso de ser ecommerce facilitar el proceso de devolución, ofrecer descuentos y promociones e incluso dar pequeños detalles o regalos si el gasto es elevado son prácticas muy recurrentes que suelen ser bien recibidas por parte del comprador.

No obstante, si de verdad se quiere ofrecer una experiencia de compra única y conseguir fidelizar al usuario con la marca, se puede recurrir a algunas de estas cinco técnicas de marketing muy efectivas, pues generan emociones y experiencias que crean un vínculo entre comprador y vendedor que va más allá. Toma nota:

1. El factor sorpresa. Sorprender al consumidor es sinónimo de emoción, de despertar un interés que, una vez resuelto, genera buenas sensaciones en el comprador. Por ejemplo, se les puede hacer partícipes de un juego sin que sepa cuál es la recompensa final o enviarles un detalle o regalo personalizado sin motivo aparente pero que le haga ver que la marca se acuerda de su cliente.

2. Busca colaboradores. La venta cruzada o cross-selling es una técnica que consiste en vender productos diferentes complementarios. Exclusividad. Invitar a los clientes a una venta privada, a que conozca la colección antes de lanzarla u ofrecerle la posibilidad de reservar productos que aún no están a la venta son acciones que hacen sentir especial al cliente y que le predisponen de manera positiva hacia la marca.

3. Exclusividad. Invitar a los clientes a una venta privada, a que conozca la colección antes de lanzarla u ofrecerle la posibilidad de reservar productos que aún no están a la venta son acciones que hacen sentir especial al cliente y que le predisponen de manera positiva hacia la marca.

4. Déjate conocer. Organizar eventos especiales -a ser posible con influencers o personas reconocidas- e invitar a los compradores, dar a conocer las instalaciones o el proceso de fabricación del producto o incluso convertir a los clientes en los protagonistas de la próxima campaña de publicidad no solo genera una experiencia única en el usuarios, sino que otorga credibilidad y confianza sobre la marca.

5. Sé solidario. La responsabilidad social corporativa (RSC) tiene cada vez más importancia. Si un cliente tiene un mismo producto en dos empresas y una de ellas destina un porcentaje a una causa social o desarrolla acciones de RSC, es probable que se decante por esta última. Además de conseguir su producto, contribuye a una causa solidaria, por lo que valora mucho más la marca en cuestión.

Sea cual sea la técnica elegida, no hay que olvidar que fidelizar a los clientes es tan necesario como contar con un producto o servicio de calidad, pues no solo garantiza que un consumidor se convierta en un cliente asiduo sino que además recomiende la marca y atraiga a nuevos compradores.

-Temas relacionados-