Asesoramiento para la gestión de riesgos en la empresa
Envíanos sugerencias
Internacionalización y Competencia
4 min de tu tiempo

Asesoramiento para la gestión de riesgos en la empresa

09/11/2022

El asesoramiento permite a las empresas conocer mejor qué riesgos deben tener cubiertos y cuáles son los seguros más adecuados según su actividad.

Cualquier organización está expuesta a sufrir alguna incidencia para la que es imprescindible contar con la protección que ofrecen los seguros. En el caso de las pequeñas y medianas empresas (pymes) esto es aún más importante, dado que determinados hitos como un impago comercial, un cambio regulatorio o una amenaza en su proceso de internacionalización pueden afectar a su tesorería, poniendo en riesgo su propia supervivencia. El asesoramiento profesional es clave para contratar los seguros que necesita una compañía y garantizar así la máxima tranquilidad ante cualquier posible eventualidad.

¿Cómo gestionar correctamente los riesgos empresariales?

Factores como la industria en la que opera, la dimensión del negocio o el trabajo que lleva a cabo la plantilla son fundamentales para identificar productos de protección que cubran los riesgos de una empresa en el desempeño de su actividad. Para analizarlos en su justa medida, tal y como explica Jorge Delgado, director de Seguros Territorial Norte de Banco Sabadell, en el webinar Cómo proteger tu negocio ante diferentes riesgos en el contexto actual’, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, “hay que tener un conocimiento general sobre cómo funcionan los seguros y otro especializado relacionado con la parte específica que se pretende cubrir. Por ello, es fundamental un buen asesoramiento para saber qué es necesario asegurar y en qué medida para garantizar el buen funcionamiento de un negocio ante cualquier incidencia”.

Este experto analiza las principales claves relacionadas con la gerencia de riesgo (también llamada risk management, por su denominación en inglés), que es el conjunto de medidas que toma una entidad para hacer frente a los riesgos a los que se expone. En su opinión, “todas las empresas, sean grandes o pequeñas, deben tener en cuenta la gerencia de riesgos para cuantificarlos, tanto en relación a la probabilidad de que ocurran como sobre su importancia”. Tal y como señala Delgado, existen riesgos con probabilidad alta, que son aquellos que puede acontecer cada año con un 25% de posibilidades, mientras que los que cuentan con una probabilidad baja no son susceptibles de ocurrir en un periodo de 10 años y tienen apenas un 2% de posibilidades de suceder.

¿Cómo evaluar los riesgos empresariales?

Para evaluar los riesgos de una empresa, según Delgado, esta necesita:

  • El asesoramiento profesional adecuado para entender las complejidades específicas del negocio.
  • Una cobertura de riesgos con suscripción semi- automática o manual, según cada caso.
  • Encontrar un valor añadido más allá de la contratación de un seguro, por ejemplo, con coberturas específicas o a través de una atención personalizada.
  • Disponer de interlocutores dentro de la organización encargados de manera específica de la gestión de riesgos.

El valor añadido del asesoramiento

Por su parte, Carolina Martínez, directora de Seguros de Empresas de Banco Sabadell, afirma en el citado webinar que “es fundamental que exista una relación de confianza entre el asesor y los gerentes de las empresas para concretar la contratación de seguros, y más en una época llena de incertidumbres como la actual”. En esta línea, señala que “las empresas, además de proteger su patrimonio físico, como sus instalaciones, también deben preocuparse de garantizar unas adecuadas coberturas a su personal, en materias como la responsabilidad civil o los accidentes laborales”.

Martínez indica también la importancia de que una compañía tenga cubiertos otros riesgos coyunturales, como los de ámbito geopolítico o las tensiones en los precios, así como prevenir el posible riesgo derivado de un impago a través de una póliza de seguro de crédito comercial. En este último apartado, existen pólizas como el seguro de crédito (que permiten a una empresa protegerse de no recibir el abono de las cuentas pendientes, por motivos que van desde una insolvencia hasta un crédito impagado), el seguro de exportación (que cubre a los intervinientes en operaciones de comercio internacional frente a determinados riesgos asociados a la actividad internacional) o el lucro cesante (que está especializado en los gastos fijos de una empresa, como el pago de los salarios o la pérdida de los beneficios esperados si se produce un siniestro en las instalaciones que afecte a su actividad).

En este sentido, Iban Sanz, director de Empresas en Banco Sabadell, afirma que “los clientes valoran y agradecen mucho el asesoramiento porque cada vez tienen más riesgos que cubrir y los productos de aseguramiento son progresivamente más complejos”.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Marcelo Rivas en Unsplash
-Temas relacionados-
up