movi-image-sectores-reforzados-crisis-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
3 min de tu tiempo

¿Qué sectores de actividad se verán reforzados por esta crisis?

16/04/2020

Software, ‘ecommerce’, formación y logística son sectores en auge debido al encierro

Los ‘Informes de movilidad comunitaria’ que Google compartió tras el decreto del estado de alarma muestran cómo la movilidad personal en las categorías de compra, restauración y entretenimiento ha bajado un 6% respecto a su actividad normal. Está claro que la hostelería es uno de los sectores más perjudicados por los efectos del coronavirus (COVID-19) pero, ¿hay algún sector que se esté viendo reforzado por la situación actual?

Las empresas de software han visto aumentado su volumen de ventas, la formación se ha trasladado al mundo virtual y los ecommerce hacen de puente entre el mundo virtual y el offline. Al tiempo, se han consolidado sinergias entre empresas de distintos sectores como el de la logística y el de la alimentación.

Demanda de software para digitalizar negocios e implementar el teletrabajo

El 24,6% de empresas de software afirma que crecerán sus ventas, y los proveedores ya confirman un aumento del 40% en las primeras semanas de encierro. Son los resultados de un estudio realizado por la consultora de software SoftDoit. Lluís Soler Gomis, su CEO, nos confirma que “la digitalización de las empresas se ha acelerado durante la pandemia debido al teletrabajo”.

Puede interesarte: Las ventajas de digitalizar tu empresa

A pesar de que la mayoría de tiendas están cerradas, “no lo están las mentes de los profesionales, que siguen buscando cómo mejorar su empresa, y el software obviamente es una herramienta cuyo retorno de la inversión (ROI) es de los más veloces”. Todo tipo de empresas se están adaptando a la llamada industria 4.0, y el software es una herramienta indispensable para ello.

En este sentido, las empresas que facilitan a otras las herramientas de teletrabajo, ya sean de software como es el caso de SoftDoit, u orientadas a gestionar procesos, organizar trabajo, establecer criterios de prevención de riesgos laborales o de gestión horaria, entre otras actividades, van a ver incrementado su trabajo durante esta fase de transición.

Formación digital, en crecimiento

El 5 de marzo la Unesco animó a los diferentes países a incluir la enseñanza online como una modalidad más. En regiones como España ya es la única que puede darse en esta situación, y la demanda de cursos no presenciales ha crecido de forma notable. 

En esta categoría de crecimiento también podemos incluir los libros de autoayuda y desarrollo personal, que han visto multiplicada por seis su demanda (+500%), según la plataforma de lectura digital Nubico. Algo similar ha ocurrido en otras plataformas digitales basadas en contenidos como Netflix, Disney o YouTube, que incluso han bajado la calidad de la emisión por la alta demanda y la posible saturación de las redes.

En enseñanza por medios digitales estamos viendo dos crecimientos diferentes y solapados. Por un lado, están aquellas personas que ya cursaban modalidades offline y que ahora se han visto trasladados a la videollamadas. Y, por otro, los profesionales desplazados por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y recortes de plantilla que pueden aprovechar el tiempo para formarse.

Por no hablar de las plataformas específicamente diseñadas para facilitar la formación de los más jóvenes, como G Suite for Education, creada por Google con el objetivo de conectar profesores y alumnos de manera sencilla. 

Comercio electrónico: entre el mundo online  y el offline

Otro de los mayores focos de crecimiento de trabajo en todo el mundo es el ecommerce y el delivery, la compra online con entrega presencial. Un reciente estudio de Adobe ha monitorizado los cambios de hábitos de los compradores. Más allá del impactante aumento de compra electrónica de papel higiénico (+186%) y para llenar la despensa (+58% al +69%), puede que muchos de estos hábitos se asienten.

En este sentido, Joaquín Danvila, director General del ISIE y psicólogo de consumo, ha afirmado a los medios que “va a ser muy difícil volver a hábitos anteriores”, dado que las actividades repetidas en el tiempo generan hábitos. Algunas actividades económicas, como las mencionadas en este artículo, se verán consolidadas pasado el estado de emergencia.

Así lo piensan también desde Consultoría Estratégica y Operaciones de Deloitte. Vicente Segura, socio de la firma, ha comentado públicamente que “gran parte del incremento de la venta online por la Covid-19 se convertirá en estructural”. Ahora que las empresas han invertido en estos procesos, es probable que los conserven de cara a futuro para obtener rentabilidad.

A pesar de haber negocios que se han trasladado temporalmente al universo online, Javier Blasco Luna, director de The Adecco Group Institute, quiso puntualizar abiertamente que la tecnología no va a sustituir algunos puestos laborales. Al respecto, Lluís Soler, de SoftDoit, señala que es difícil “transformar el trabajo de décadas del offline al online porque estemos unos meses confinados”.

Logística, sector imprescindible frente a la pandemia

La logística es experta en el reto de llevar bienes allí donde se necesitan, y en este momento está teniendo un papel prioritario en nuestra economía. De transportar respiradores a abastecer supermercados o llevar la compra a quienes no pueden salir de casa, el transporte de mercancías se ha redescubierto como imprescindible.

Profesores como Goker Aydin y Tinglong Dai, de la misma Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) que diseñó el mapa más conocido del coronavirus, confirman que el sector logístico se halla ante una oportunidad inigualable, tras estudiar las cadenas de suministro durante la crisis del SARS y la COVID-19.

A pesar de que buena parte de la actividad económica se haya paralizado, cabe destacar cómo algunos sectores han sabido aprovechar el pico de demanda generado por el cambio en nuestros hábitos.

Fotografía de Marcin Jozwiak en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up