Envíanos sugerencias
Futuro
3 min de tu tiempo

El seguro dotal, una forma de ahorro para la universidad

Este seguro puede entenderse como parte de una herencia en vida

Económicamente hablando, tener un hijo implica un desembolso elevado para las familias. Durante los primeros años de vida la economía del bebé puede comerse el 80% del salario en caso monoparental y el 40% en caso de familias con dos progenitores. Ahorrar para la universidad se hace complejo, y es aquí donde el seguro dotal puede ayudarnos a hacer frente a la matrícula de estos estudios superiores.

Los estudios de licenciatura y grado, y posteriores, son la mejor baza frente a la automatización según un estudio publicado en la revista científica Science Direct. Sin embargo, el coste del grado ha subido un 29,2% en España desde 2012, con picos del 132% en Cataluña.

¿Qué es el seguro dotal?

El seguro dotal o seguro dotal mixto es un tipo de seguro de vida modificado para que al beneficiario de la póliza, con frecuencia un menor de edad, se le entregue una determinada cantidad de capital en una fecha concreta, o bien en el momento del fallecimiento del contratante. En caso de fallecimiento del beneficiario las primas se reembolsan a este último.

El seguro dotal fue muy usado en el siglo XIX cuando el servicio militar obligatorio para los hijos varones podía evitarse pagando, mientras que las mujeres o su familia aportaban la dote de matrimonio. Según Ruiz de Diego en 1935, subdirector de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, era una forma de asegurar que las familias contarían con ese capital, no solo “al alcance solamente de las clases acomodadas”.

¿Tiene sentido el seguro dotal hoy día?

Es evidente que la situación social ha cambiado desde el siglo XIX, pero los jóvenes españoles siguen enfrentándose a importantes desembolsos al alcanzar la mayoría de edad. Hoy en día el seguro dotal cubre otros costes que surgen entre los 18 y 22 años, como la matrícula universitaria, o la entrada y primeras letras de una vivienda.

Según una encuesta reciente de Aedas Homes, la falta de ahorro para la entrada de una vivienda afecta al 42% de los jóvenes; y el elevado precio de las matrículas ya hace que casi un 1% de los universitarios tenga que abandonar la universidad, según el ‘VIII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España’. Por no hablar del precio de los estudios de máster y de las estancias en el extranjero, que son una opción al alcance de pocos bolsillos. Por todo lo mencionado, el seguro dotal sigue vigente y es de gran utilidad hoy día.

¿Cuánto cuesta el seguro dotal?

Como cualquier póliza, el seguro dotal parte de una cuota anual que dependerá de la cantidad asegurada, del plazo y de nuestra edad, entre otros factores. Casi todas las compañías de seguros ofrecen distintas modalidades: pura, temporal o mixta. Recomendación: Visita portales de comparación de seguros, tales como Explora Seguros o Rastreator, para localizar la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Una apuesta por la calidad de vida de los hijos

Todo seguro puede entenderse como una apuesta: el seguro de hogar es una puja personal frente a la posibilidad de que pase algo. Pero el seguro dotal incluye un nivel añadido: la apuesta por la calidad de vida de los hijos a largo plazo.

De media, en España el primer hijo viene a los 31 años según el INE, una edad para la que la tasa de mortalidad en los 18 años siguientes (hasta los 49 años) no ha dejado de caer desde que tenemos registros. Es decir, cada año que pasa es menos probable fallecer a una edad determinada.

Esto implica que el seguro dotal es un tipo de seguro de vida que guarda más relación con un plan de ahorro con fecha fija que con una póliza que cubra el riesgo de muerte, aunque también lo haga.

 

Fotografía de Nathan Dumlao en Unsplash
-Temas relacionados-