movi-image-desgravaciones-fiscales-ayudas-rehabilitacion-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Desgravaciones fiscales y ayudas para la rehabilitación energética de viviendas

Tue May 18 08:22:03 CEST 2021

El programa de ayudas que el Gobierno está ultimando con el dinero que llegará del Fondo de Recuperación Europeo contempla ayudas directas, subvenciones e incentivos fiscales y cuenta con una partida de 3.420 millones de euros

El Gobierno destinará 6.820 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU, a la rehabilitación energética de edificios y viviendas. De estos, según ha anunciado Pedro Saura, secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, hay una partida de 3.420 millones de euros que se reservarán para subvenciones y deducciones a la rehabilitación de viviendas. 

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), más de la mitad de las viviendas que hay en España se construyeron antes de 1980, año en que entró en vigor la primera norma que obligó a instalar sistemas de aislamiento térmico, y que ha dado lugar a que exista un parque residencial muy deficiente desde el punto de vista energético.

La Unión Europea (UE) ha establecido unos ambiciosos objetivos climáticos para la década actual. Para 2030, el bloque comunitario pretende reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero (con respecto a 1990), alcanzar al menos un 32% de cuota de energías renovables y un 32,5% de mejora de la eficiencia energética. Además, quiere que para esa fecha se reduzcan en un 60% las emisiones de gases de efecto invernadero que realizan los edificios. Por todo ello, la UE debería triplicar la tasa de renovación actual de las viviendas.

Puede interesarte: El Fondo de Recuperación Europeo fomenta la rehabilitación de viviendas en términos energéticos

El objetivo es reformar 500.000 viviendas en los próximos tres años para lograr una disminución de las emisiones de CO2 de 650.000 toneladas al año

En España, el objetivo del Gobierno es conseguir reformar 500.000 viviendas en los próximos tres años para lograr una disminución de las emisiones de CO2 de 650.000 toneladas al año. Se espera que esta inversión con fondos públicos suponga 13.500 millones de euros, lo que equivale al 1,2% del producto interior bruto (PIB), y la creación de 188.000 empleos. Esta meta supera la fijada anteriormente en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), cuyo objetivo anual medio de rehabilitación era de 120.000 viviendas al año para el periodo 2021- 2023. Así se pretende acelerar el cumplimiento de los objetivos, en un sector con un importante efecto palanca en el conjunto de la economía.

El calendario que plantea el Gobierno pasa por convocar la conferencia sectorial en mayo para valorar el Real Decreto y la Orden Ministerial para las ayudas y las subvenciones y hacer efectivo el Plan en el segundo semestre de 2021.

Desgravaciones en tres tramos

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) baraja el establecimiento de desgravaciones fiscales para las personas físicas que realicen obras en su vivienda habitual. En el tramo más ambicioso, estas deducciones pueden suponer hasta el 60% de la actuación, con unos límites máximos por vivienda que permitan alcanzar, al menos, un 30% de los ahorros en consumo de energía primaria no renovable. 

 

Para las deducciones fiscales y las ayudas directas se establecen tres tramos en función de los ahorros energéticos y de la tipología de la actuación

En orden de prioridades, los tres tramos de desgravaciones anunciados por el MITMA, y para los que destinará 450 millones de euros, quedan así:

  • Un 20% si se reduce, al menos, un 7% la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda.
  • Un 40% si la reducción acreditable del consumo de energía no renovable alcanza el 30%.
  • Un 60% por obras de rehabilitación de edificios si se reduce el consumo al porcentaje del 30% establecido por la UE o si la calificación energética pasa a A o B, que son las más altas.

Ayudas directas

Por lo que respecta a las ayudas directas, para las que hay presupuestados 2.970 millones de euros del Fondo de Recuperación Europeo, se establecen también tres tramos en función de la tipología de la actuación: 

  • Un 100% de las rehabilitaciones de edificios y regeneración urbana siempre a nivel de barrios o vecindarios completos, con una contribución media del 80% por intervención.
  • Entre el 50% y el 100% a nivel de edificios individuales, dependiendo del grado de eficiencia energética que se logre con las actuaciones.
  • Entre un 40% y el 50% para rehabilitaciones que afecten al cambio de la envolvente, carpintería o ventanas de los edificios.

Adicionalmente, el Gobierno también subvencionará al 100% un documento técnico previo similar al Libro del Edificio que permita a la comunidad de propietarios visualizar cuál es el potencial de mejora que tiene su edificio ejecutando unas determinadas actuaciones de rehabilitación. 

En cualquier caso, el ahorro energético mínimo exigido para liberar subvenciones es de un 30%.

Creación de oficinas municipales de rehabilitación

Según señaló Francisco Javier Martín, director General de Vivienda y Suelo del MITMA, durante la asamblea de la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes (ANDIMAT), además de las ayudas directas y la desgravación, el Ministerio también incentivará con estos fondos la creación de oficinas de rehabilitación, “que no solo informen a los ciudadanos y pongan en relación a los diferentes agentes del sector, sino que se conviertan en ventanillas únicas de tramitación de expedientes”. “Cada comunidad autónoma podrá gestionar los fondos que permitan financiar los servicios que ofrezcan estas oficinas, y, por tanto, faciliten la gestión de las ayudas y la comprensión del modelo completo”, explicó Martín.

El Gobierno también promoverá la figura del agente rehabilitador y los modelos “llave en mano” que faciliten la gestión de las ayudas en las comunidades de propietarios. En este sentido, el Ejecutivo impulsará la actividad de cualquier empresa, entidad o profesional que se encargue de todo el proceso, desde la elaboración de la documentación técnica y la solicitud de las ayudas hasta la obtención de la financiación.  

El grueso de las ayudas será gestionado por las comunidades autónomas a partir de un modelo único que establecerá el Gobierno en las bases reguladoras de la Orden Ministerial que prevé publicar antes del verano. De esta manera cada región podrá convocar y activar las subvenciones durante el segundo semestre de 2021.

Puede interesarte: Banco Sabadell te ayuda a descubrir las claves del Fondo de Recuperación Europeo

Fotografía de Ksenia Chernaya en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up