movi-image-20minutos-prepara-vivienda-frio-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

Prepara tu vivienda para el frío

Haz que la bajada de las temperaturas no le pase factura ni a tu casa ni a tu economía

Llega el frío y, con él, el aumento de la factura energética. No obstante, siempre existen algunos pasos que harán que esa subida sea menor y se note menos al final de cada mes. Estos son algunos consejos fáciles de seguir que te ayudarán a mantener tu hogar climatizado sin pagar cantidades desorbitadas.

Revisa las puertas y las ventanas

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) establece que un mal aislamiento de ventanas o puertas puede hacer perder hasta un 30% del calor. Por ello, es importante revisar las grietas y juntas alrededor de las ventanas, asegurarse de que cierran correctamente o instalar burletes para que el frío no se cuele entre las rendijas.

Prepara tu caldera

Imagina levantarte en pleno invierno, meterte en la ducha y que el agua caliente no funcione. Parece una pesadilla, ¿verdad? Para evitarlo, no hay nada como revisar la caldera antes de que empiecen los días más fríos y tener un número de reparación de confianza a mano por si sucede.

Revisa el sistema de calefacción

Corregir las pérdidas de presión, purgar y limpiar los radiadores hará que todo vaya como la seda cuando el mercurio del termómetro baje. Además, una vez encendidos, es importante recordar que perderemos eficiencia si ponemos cosas sobre ellos.

Aprovecha el sol

Es sencillo: Cuando sus rayos aparecen, asegúrate de subir las persianas y abrir las ventanas para dejar que entren en casa. Cuando el sol se ponga, cierra ambas cosas para que el sol se mantenga y no se note la bajada de las temperaturas.

Hazte con telas contra el frío

Sábanas de algodón o felpa, mantas de pelo y lana y alfombras en los suelos, además de cortinas de materiales gruesos. Apostar por un cambio de telas en tu hogar te ayudará a conservar el frío. Otro truco: coloca cojines en tu sofá para rodearte de ellos cuando caiga la noche.

No olvides los espacios al aire libre

Si cuentas con espacios exteriores, como terrazas o jardines, asegúrate de su puesta a punto. Limpiar los canalones encargados de transportar la lluvia y la nieve y despejar techos y cubiertas te asegurará una buena protección. Del mismo modo, cuidar cañerías exteriores y sistemas de mangueras y grifos evitará que sucumban ante posibles heladas. ¿Te has planteado cerrar tu balcón o terraza? Esto te interesa.

Siguiendo todos estos pasos y con una inversión mínima, nos aseguraremos de que nuestra casa está preparada para el invierno.

-Temas relacionados-
up