movi-image-lavanguardia-vender-tiempo-record-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Necesitas vender tu casa en tiempo récord?

El home staging y una buena estrategia a la hora de fijar el precio son factores que pueden acelerar el proceso de venta

Un posible comprador entra en un portal inmobiliario. Ve una foto de un salón con muebles antiguos, una alfombra polvorienta y unas cortinas que matan la luz. Pasa de largo. Si la imagen muestra un espacio luminoso, muebles modernos y tonos acogedores, probablemente se detendrá. Una imagen vale más que mil palabras y, en el sector inmobiliario, si cabe, todavía más. Descubre claves como el home staging, que mejora el aspecto de una vivienda, para agilizar el proceso de venta. Y hay más trucos.

Con esta técnica se puede vender un inmueble ocho meses antes de lo que se tardaría sin hacer arreglos, según la Asociación de Home Staging de España (AHSE). La mayoría de veces, con una puesta a punto que aporte luz y genere sensación de amplitud es suficiente. “Podemos ir de lo sencillo, como cambiar cojines y cortinas o añadir muebles de atrezzo y combinarlos con los originales, a formulas más elaboradas como pintar o hacer alguna reforma”, explica Clementina Chereguini, de The House Home Staging.

“Una técnica permite vender un inmueble ocho meses antes de lo que tardaría sin arreglos”

Entonces, se hace una sesión de fotos de calidad. Objetivo: seducir al posible comprador en como máximo dos minutos, el tiempo clave para esa primera impresión. ¿Cuánto cuesta la puesta a punto? “Desde los 300 € en una casa amueblada a los 1.200 € si hay que rellenarla con todo el mobiliario básico que cree sensación de nido, de hogar”, dice Chereguini. Gracias al home staging, se puede vender la casa entre un 5 y 10% por encima de lo que se tenía previsto, según informa la asociación AHSE.

Estrategia de venta

El precio del inmueble es también fundamental para vender rápido. Hay que fijarlo de forma realista: no vale lo mismo un tercero con terraza que un bajo interior. Los compradores más dispuestos aparecen en las primeras semanas, cuando la vivienda es novedad en el mercado. Con un precio adecuado, recibiremos ofertas de compra formales. A partir del primer mes, la atención empezará a caer, nuestro piso se irá quedando atrás en las páginas de los portales inmobiliarios y los compradores buscarán ofertas más recientes.

“Para ser realista con el precio, es aconsejable consultar portales inmobiliarios, que cuentan con herramientas que ayudan a realizar el cálculo; tomar como referencia viviendas similares o el precio al que vendieron los vecinos”, explica David Calvo, agente inmobiliario. Y tener en cuenta factores como la altura, la orientación (hacia el sur, mayor precio), o el estado de la vivienda y del edificio. Y el precio debe ser negociable: nunca se debe poner como precio de salida el mínimo al que estamos dispuestos a vender; siempre hay tiempo de rebajarlo.

La visibilidad del anuncio de nuestra vivienda es otro factor importantísimo. Para vender rápido, deberemos darle presencia en Internet, sobre todo en portales inmobiliarios especializados. Las fotos de calidad deben mostrar espacios ordenados, acogedores. Los textos con la descripción deben ser completos, breves y sin faltas de ortografía. Además, dejarse asesorar por un agente inmobiliario puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza. Y si vamos a gestionar la venta nosotros, actitud: hay que transmitir seguridad y creer en la vivienda que queremos vender.

“Para ser realista con el precio, es aconsejable consultar portales inmobiliarios, que cuentan con herramientas que ayudan a realizar el cálculo, tomar como referencia viviendas similares o el precio al que vendieron los vecinos”

Es recomendable, por último, tener todos los documentos necesarios para una venta al día: DNI, nota simple de la vivienda (detalla todas sus características, sobre todo, quién es el propietario, ubicación, cargas, etc. y se pide en el Registro de la Propiedad), últimos recibos del Impuesto sobre Bienes e Inmueble, el Certificado Energético, los documentos financieros, en caso de tener una hipoteca y el certificado de la comunidad de vecinos conforme se está al día de todas las cuotas.

Los errores más comunes sobre el precio al vender nuestra casa

DAVID CALVO Agente inmobiliario

Los tiempos

  • Propietario: “No tengo prisa por vender. Este es el precio; si se vende bien y si no, no pasa nada”.
  • Agente inmobiliario: “Así solo conseguirá quemar su vivienda y que nadie la compre”.

El gusto en la decoración

  • Propietario: “Mi casa es mejor que la de mis vecinos: está reformada, tiene un buen mobiliario. Por eso vale más”.
  • Agente inmobiliario: “Usted hizo las reformas y puso los muebles a su gusto. Eso no implica que el comprador tenga los mismos gustos que usted”.

Fluctuaciones de mercado

  • Propietario: “Este es el precio que me costó y quiero venderlo por lo mismo”.
  • Agente inmobiliario: “El mercado inmobiliario fluctúa. Usted compró a un precio y ahora es otro”.

Vínculo sentimental

  • Propietario: “Esta vivienda nos trae grandes recuerdos; aquí se criaron mis padres, nosotros y nuestros hijos... por eso tiene el precio que tiene”.
  • Agente inmobiliario: “El valor sentimental que tiene para usted, seguro que es muy grande, pero para los compradores, no”.

Comparaciones

  • Propietario: “Mi vecino vendió por ‘x’ euros y mi casa es mejor que la suya”.
  • Agente inmobiliario: “¿Y no tiene en consideración al vecino que vendió a un precio menor?”

Inflación del precio

  • Propietario: “Yo pongo este precio y vamos viendo. Ya habrá tiempo de bajarlo”.
  • Agente inmobiliario: “Así no conseguirá compradores cuando su piso sea la novedad, y después de muchos meses, se verá obligado a bajar el precio, para terminar vendiendo incluso a un precio inferior al que está dispuesto a venderlo ahora”.
 
-Temas relacionados-
up