movi-image-dinero-destinar-hipoteca-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

¿Cuánto dinero debemos destinar a la hipoteca?

Este año ha arrancado con las mejores cifras en número de firmas de hipoteca para la compra de vivienda, pero este préstamo todavía genera dudas entre los españoles.

Hacer frente a la compra de una vivienda con ahorros es un sueño reservado solo para unos pocos. El resto, si quiere ser propietario, deberá pedir una hipoteca y para ello es fundamental tener claro cuál es el tope que se puede asumir. Sobre todo, si tenemos en cuenta que los hogares españoles son los que menos ahorran de Europa.

2019 ha arrancado con las mejores cifras en número de firmas de hipoteca para la compra de vivienda. Según los datos del INE, entre enero y febrero se han formalizado 67.850 préstamos, unos 10.000 más que el año pasado. Es la cifra más elevada desde 2011, según destaca el portal Idealista. Un dato positivo que pone de relieve que, por primera vez tras superar la crisis, se firman más hipotecas de las que se cancelan.

Todas las personas que solicitan un crédito hipotecario se plantean la misma pregunta: ¿Cuál es el máximo recomendable que podemos destinar a la hipoteca en función de nuestro sueldo? El compromiso ‘largoplacista’ obliga a hacer el cálculo con la máxima prudencia y sensatez, eliminando condicionantes (si gano más, si ahorro más) para situarnos en un contexto lo más ajustado posible que permita al contrayente asumir las cuotas sin dificultades a lo largo del tiempo.

Calcular los gastos reales de la compra de una vivienda

Se trata de un cálculo de gran importancia con el que conviene no tender en exceso a la baja. En primer lugar, para poder aspirar a la propiedad que más se ajusta a nuestras necesidades; y en segundo para no prolongar en exceso el plazo firmado. Sin embargo, por el contrario, tampoco debemos sobrevalorar la capacidad de solvencia ni aventurar escenarios no realistas, ya que puede llevarnos a asumir compromisos que no somos capaces de cumplir.

“Los gastos de la compra de una vivienda pueden oscilar entre un 8% y un 15% dependiendo del tipo”

No podemos olvidar que cualquier compraventa lleva asociados unos gastos (notaría, Registro de la Propiedad, impuestos, gestoría…), que el comprador debe sumar por defecto en su cómputo total de inversión prevista. Estos pueden oscilar entre un 8% y un 15% dependiendo del tipo de vivienda, entre otros factores. Aunque hay que tener en cuenta que, según la última Ley de Créditos Hipotecarios de 2019, los bancos pasan a hacerse cargo de gastos como los de notaría.

Eso no es todo, sino que la hipoteca solo cubre hasta un 80% del valor de la compra, por lo que tener ahorrada la parte restante es indispensable.

El tiempo estimado

Uno de los factores que determinará qué volumen de hipoteca asumir es el tiempo: ¿Cuánto tiempo queremos (o podemos) pasar haciendo frente a la hipoteca? Si queremos liquidarla lo antes posible, la cuota que destinaremos será mucho mayor que si lo hacemos poco a poco, aunque eso pueda suponer estar pagando la vivienda durante 35 o 40 años. Pero el tiempo es solo un factor, lo importante es hacerlo en base a las posibilidades financieras reales.

Para ello debemos hacer una radiografía de la capacidad de solvencia del titular o titulares: teniendo claras las perspectivas laborales a corto, medio y largo plazo (nómina fija o indefinida), los ingresos y los gastos previstos y otros préstamos (hijos, coche…), además de contar con cierto margen para hacer frente a cualquier eventualidad. Mantener los pies en el suelo es necesario para poder establecer un rango realista que no impida al titular comprometer las cuotas.

 

 

 

movi-image-dinero-destinar-hipoteca-2

 

 

 

El porcentaje óptimo a destinar a la hipoteca

Es imprescindible mantener siempre los ingresos por encima de los gastos, algo obvio pero no por ello fácil de conseguir. Lo ideal sería poder ahorrar por encima del 10% mes a mes. No obstante, según el Banco de España, el porcentaje que las familias con capacidad de ahorro fue del 4,85%. Una cifra que supone que de cada 100 euros que ganamos, apenas guardamos 5. Dato que nos obliga a ser cautos a la hora de pedir crédito al banco para poder ser propietarios.

“La mayoría de expertos coinciden en que el porcentaje ideal y relativamente cómodo debería oscilar entre el 30% o, en su defecto el 35% como máximo”

Teniendo en cuenta el tiempo que queremos invertir y la capacidad salarial para cubrir los pagos, es momento de estimar qué porcentaje de ahorro es recomendable destinar a la hipoteca. La mayoría de expertos coinciden en que el porcentaje ideal y relativamente cómodo debería oscilar entre el 30% o, en su defecto el 35% como máximo, y que en ningún caso debe superar el 40%. Es decir, por ejemplo, si el titular o titulares ganan en total 2.000 euros, la hipoteca óptima no debería superar los 600 euros.

En definitiva: firmar una hipoteca para la compra de un piso es una de las decisiones más importantes. Por eso, hay que poner en la balanza el plazo de los préstamos, las expectativas realistas de ingresos y gastos y el nivel de tolerancia de la capacidad financiera ante cualquier revés: desde un descenso de ingresos a una subida de los tipos de interés.

 

Fotografía de Tierra Mallorca en Unsplash
-Temas relacionados-
up