Vivienda
[ movi-literal-es_ES MinutosDeTuTiempo]

Contratar un seguro de hogar ya es obligatorio: 5 claves para elegirlo

Con la entrada en vigor de la nueva ley de reforma hipotecaria se avecinan múltiples cambios, sin embargo, en lo que respecta al seguro de daños del inmueble hipotecado, no deja lugar a dudas: es y será de contratación obligatoria.

Dejando a un lado aspectos económicos e independientemente de si tienes o no una hipoteca, contar con un seguro de hogar es realmente necesario; y si no, analicemos los siguientes datos.

Según la Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras), las viviendas españolas sufren daños causados por el agua cada 16 segundos. Además, cada 25 segundos se producen roturas de vidrios y, cada 28, las compañías aseguradoras reciben una notificación de avería. Pero todavía hay más..., en nuestro país se produce un incendio cada 2 minutos y un robo cada 60 segundos.

¿Cuáles son los aspectos en los que poner el foco a la hora de contratar un seguro de hogar? 

Coberturas y exclusiones

Aunque parezca obvio, es muy habitual no saber quétipo de coberturas incluye tu seguro de hogar. En función de la compañía aseguradora y del tipo de seguro que contrates, pueden ser muy distintas, pero lo normal es que incluyan protección frente a inundaciones, incendios, condiciones meteorológicas adversas, fallos eléctricos, responsabilidad civil, etc.

“Más importante que conocer las coberturas es conocer las exclusiones”. 

Debes tener claro qué tipo de incidentes no están protegidos por tu póliza. De esta forma, te evitarás disgustos a la hora de darun parte de daños y recibir una negativa por respuesta.

Por lo general los seguros no cubren los daños si:

  • Son originados por nieve, agua o polvo causados por tener puertas o ventanas abiertas.
  • Si te roban joyas que aunque esté incluidas en la póliza se encontraban fuera de la caja fuerte en ese momento.
  • Si te roban bienes situados en zonas externas de la vivienda como el jardín o las terrazas.
  • Si se produce un incendio en tu vivienda porque te has dejado una colilla encendida.

Estos son tan solo algunos ejemplos en los que por lo general el seguro de hogar no cubrirá los desperfectos.

Continente y contenido

Cuidado con contratar un infraseguro. Esto ocurre cuando el valor de lo que se asegura es inferior al valor de reposición. En caso de un siniestro, el asegurado será indemnizado por una cantidad proporcional a la asegurada.

Es fundamental que asegures tus bienes por el valor que realmente tienen. Será la pieza crucial para una indemnización justa. 

Tipo de vivienda

A efectos del seguro, no será lo mismo vivir en una casa unifamiliar que en una vivienda integrada en un edificio. Por ejemplo, los primeros pisos y los áticos tienentarifas más altas de seguro que los demás porque son más susceptibles de sufrir un robo.

Otro factor importante es la superficie del inmueble. El seguro debe cubrir toda la superficie construida, incluidos los trasteros, plazas de garaje, etc.

 


 

Antigüedad de edificación

¿Vivienda a estrenar o de segunda mano? La fecha de edificación de la vivienda será un aspecto clave para las compañías. Si la vivienda es muy antigua y no ha sido reformada, es probable que las aseguradoras rechacen nuestra reclamación. Por eso es tan importante conocer lo que contratamos antes de dar el paso de firmar y pagar por algo que no nos otorgará un derecho a indemnización.

¿Cuál es tu código postal?

El código postal donde se ubica la vivienda que quieres asegurar es muy importante para las compañías, ya que se fijan en la accesibilidad, servicios, cercanía a parques de bomberos, comisarías de policía, etc. Asimismo, el código postal indica el tipo de barrio en el que se localiza. Si es tranquilo o conflictivo, afectará, y mucho, a la hora de ser asegurada.

Aunque contratar un seguro de hogar no es obligatorio (a no ser que tengas una hipoteca), ante estos datos se hace evidente su necesidad.

De las 25 millones de viviendas registradas en nuestro país, 19 están aseguradas, por lo que la mayoría de la población apuesta por no ponerle precio a su tranquilidad.

Fotografías de Andrew Buchanan y Jason Wong en Unsplash
-Temas relacionados-