Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

5 consejos infalibles para ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz es un peaje inevitable que el consumidor puede reducir a través de algunos consejos básicos.

Este mes de marzo pagaremos un 4,2% más en la factura de la luz que el mismo mes del año pasado, según el análisis de FACUA - Consumidores en Acción. Una subida que, pese a la recurrencia, no deja de pellizcar la cartera. Porque para muchos hogares, la factura de la luz es como un agujero negro: detrás hay números, pero no se acaba de entender el fenómeno. Tanto, que según la OCU solo un 11% de los consumidores es capaz de leer (y decodificar) el recibo.

Se entienda o no, la factura de la luz sigue siendo uno de los gastos más temidos. Según FACUA, durante el año pasado los usuarios tuvieron que pagar tres de las cinco facturas de la luz más caras de la historia. Con un precio del MWh un 10% más elevado que el año anterior, 2018 fue el año con el precio de la luz más caro de la última década. Para aligerar el importe y frenar el alcance de este ‘agujero’, lo primero es saber dónde se producen los gastos más elevados.

Según el informe ‘Situación el Autoconsumo en España’ de SotySolar, un 74% de los españoles desconoce o está equivocado acerca de cuál es el electrodoméstico que más gasta. Según apuntan, el 50% de los españoles cree que es el horno, el 27% la nevera y el 10% la caldera. Nada más lejos de la realidad, pues es la nevera el electrodoméstico que mayor porcentaje representa del gasto de la factura de la luz.

Un consumo que, evidentemente, dependerá de la clasificación energética. Sin embargo, existen otras medidas que aplicar que no dependen de esta clasificación, algunas no requieren más que determinación y atención:

1. Utiliza programas cortos y eco

Lavar con agua fría y utilizar programas cortos o eco en lavadoras y lavavajillas es una medida fácil que cualquier hogar tiene a su alcance. Tal y como indica Endesa, los programas más breves son los que menos agua y electricidad utilizan, pero si la ropa está muy manchada, es posible que no consigas el resultado esperado. Por eso existen los programas eco, más largos pero de bajo consumo.

2. Evita el omnipresente ‘stand by’

Evita dejar electrodomésticos con el clásico botón de ‘reposo’ o ‘en espera’ durante horas y horas hasta el nuevo encendido. Haciéndolo consigues que un electrodoméstico deje de estar en funcionamiento. Así de sencillo. Se estima que apagar todo lo que se queda en stand-by implica un ahorro cercano al 10% en el gasto eléctrico anual. Radios, teles, hornos, lavadoras… como indican en la web de Factor Energía, prácticamente todo lo que dejamos enchufado está produciendo lo que se denomina ‘consumo fantasma’.

3. Apuesta por el LED

Para ahorrar en la factura de la luz, otro de los elementos clave que tenemos que revisar es la iluminación del hogar. No solo se trata de reducir el consumo, sino de tener los productos más eficientes del mercado, como es el caso del LED. Es cierto que la diferencia de precio con una bombilla normal es notable, pero el ahorro también lo es, ya que se estima que consumen hasta un 80% menos que las bombillas convencionales. Además del consumo, son menos contaminantes y con una vida útil más larga.

El LED consume hasta un 80% menos que las bombillas convencionales, además es menos contaminante y con una vida útil más larga.

?


 

4. Reajusta la potencia

Muchos hogares tienen una potencia contratada superior a la necesaria. Para ello el usuario debe fijarse en su factura, que se compone de un gasto fijo y otro variable. Reducir o ajustar la potencia contratada de la vivienda es una medida muy efectiva. Para ello, lo recomendable es calcular el número de kilovatios necesarios con el margen suficiente como para evitar cortes de suministro al sobrepasar los kilovatios contratados.

5. Usa la discriminación horaria

Consume más cuando la luz cueste menos. ¿Suena bien? Es lo que propone la discriminación horaria, una tarifa que, tal y como indica la OCU, aún es muy desconocida. De hecho, sólo un 5% de los clientes tienen esta tarifa. Su funcionamiento es sencillo y lo explican en su web, donde destacan que ‘la discriminación horaria no es una tarifa nocturna. Tiene 14 horas al día baratas, desde las 23 horas hasta las 13 horas del día siguiente; y sólo 10 horas caras’. Activar esta opción solo cuesta 9 euros y además es reversible.

Consumir más cuando la luz cueste menos: es lo que propone la discriminación horaria.

No es fácil reducir el impacto que tiene este recibo en nuestra economía, más si tenemos en cuenta que los españoles gastan en la factura de la luz un 85,7% más que hace 15 años. Pero si adoptamos algunas de estas medidas, veremos cómo es posible reducir notablemente su consumo y, por defecto, su abultado importe.

Estardondeestés funciona en una amplia variedad de navegadores, pero el tuyo se ha quedado un poco obsoleto, actualízalo a una versión más actual:

Fotografía de Justin Lane en Unsplash
-Temas relacionados-