Lo han visto 371 personas 2 minutos de tu tiempo

Siete ideas para dividir tu salón en varios ambientes

¿Cuenta tu vivienda con un salón amplio? ¿Te planteas partir en dos el comedor? Has llegado al lugar adecuado. Sabemos lo difícil que es diseñar tu vivienda, y en este artículo te daremos algunas pistas sobre cómo distribuir el espacio central de tu casa según tus preferencias. Para ello, proponemos siete ideas para dividir una estancia, tanto flexibles como permanentes.

Divisiones de luz y oscuridad

Si nuestro capital es reducido pero queremos marcar varios ambientes, las tiras de vinilo pueden ser nuestra solución. Basta con una tira continua por suelo, paredes y techo para generar la sensación de división. En caso de disponer de algo más de capital para la inversión, una tira led acompañada de dos listones de madera se puede convertir en una barrera luminosa que separe varias zonas.

Biombos y soluciones ‘de quita y pon’

Los biombos son elementos de fácil instalación (a menudo nula). Les siguen en complejidad las cortinas o los paneles japoneses. Todos ellos nos ayudarán a crear una división vertical flexible. Como punto fuerte tenemos la facilidad con la que son plegados, y su bajo coste. Sin embargo, no son la mejor alternativa si buscamos espacios separados a nivel de sonido.

Un muro de libros, ¿una división sonora?

Con un coste ligeramente mayor, especialmente en contenido, se encuentran las estanterías de libros. Los muebles como tal son asequibles, pero serán los libros los que amortigüen el sonido a la hora de dividir el ambiente. Dado que algunas estanterías pueden llegar al techo, será posible levantar un muro de libros que corte la estancia. Además, aporta un toque distinguido al hogar.

Vertical verde para una vivienda viva

Otra posibilidad muy interesante para viviendas iluminadas es una pared vertical vegetal. Supone una apuesta por la calidad de vida urbana. Aquí la inversión puede aumentar de forma considerable, ya optemos por grandes macetas y especies altas o armarios metálicos elevados capaces de soportar el peso de un manto de plantas trepadoras.

 

 


 

Una división de cristal que deje pasar la luz

Una vertical acristalada tiene como ventajas la división del espacio y la separación a nivel sonoro en varias áreas, pero a la vez permite que la luz cruce de un punto a otro del salón. Son particularmente interesantes a la hora de diseñar un estudio independiente con puerta de cristal, o bien un comedor separado de la zona de ocio por un panel transparente.

La construcción de un muro

Levantar un muro de ladrillos para dividir permanentemente en dos el salón es una de las opciones más usadas. Más aún si este último es grande, porque podemos contar con una habitación extra para nuestra vivienda. Esto sin duda hará que se revalorice, pero también nos aportará más espacio. Es especialmente útil si tenemos varios hijos y cada uno demanda su propia habitación.

Puertas correderas para un ambiente flexible

Otra de las soluciones más interesantes es levantar una suerte de pared compuesta por una o varias puertas correderas. El importe de esta obra puede aumentar con respecto a otras que hemos visto, pero el aporte en flexibilidad que nos da una hoja de varios metros es notable. Cerrada, actúa como un muro. Abierta, une dos estancias para hacer el salón más grande cuando sea necesario.

Todas estas soluciones son interesantes tanto si vivimos solos y buscamos diferentes ambientes como si lo hacemos con nuestra familia. Pero lo son aún más si compartimos piso, al poder ganar más áreas sin aumentar los metros cuadrados de la vivienda.

Fotografías de Yi Sk y Scott Webb en Unsplash
Temas relacionados



c