Lo han visto 397 personas 4 minutos de tu tiempo

¿Puedo vivir en el barrio de moda?

Vivir en el barrio de moda de alguna de las principales ciudades españolas se ha convertido en una de las prioridades para muchos que buscan vivienda para comprar o alquilar; la zona perfecta para disfrutar de los restaurantes más modernos, las tiendas de tendencia y los lugares de ocio imprescindibles. Descubre cuáles son los barrios y zonas de moda más importantes de varias de nuestras ciudades.

MADRID, TRADICIÓN Y VANGUARDIA EN LA CAPITAL

Como todas las capitales y grandes ciudades, Madrid cuenta con distintas zonas y barrios de moda: Usera, Lavapiés o Malasaña son algunos de estos codiciados enclaves. Los 22 distritos y 128 barrios de Madrid acogen multitud de lugares de tendencia, para todos los gustos, necesidades y expectativas.

Usera: el barrio más hípster de la ciudad

 

El distrito de Usera ha sido reconocido recientemente como uno de los barrios top del mundo, principalmente por sus numerosas zonas verdes.

A principios del año 2000, se transformó en el barrio chino de la capital, debido a la llegada de centenares de familias procedentes del país asiático. Allí se establecieron para reproducir sus modelos de negocio, gastronomía, fiestas y tradiciones.

Después llegó la transformación del barrio. Y hoy es el preferido por creativos y artistas que han trasladado su vivienda a este universo asiático, tan particular para disfrutar de los mejores servicios públicos, una amplia oferta cultural y gastronómica y zonas de ocio. 

Todavía es un buen momento para adquirir una vivienda en Usera, ya que los precios, según datos de diciembre de 2017, se mantienen muy por debajo (1.829 €/m2) de la media del precio del metro cuadrado de la capital (3.285 €/m2); eso sí, con tendencia al alza.

 

Lavapiés: el barrio que nunca duerme

 

Multicultural, artístico y tradicional, el barrio de Lavapiés concentra un gran número de restaurantes originales y de buen nivel, salas de conciertos, bares, bodegas auténticas y tiendas de moda y diseño, aptas para todos los gustos y bolsillos.

 

Lavapiés es talento artístico, especialmente en la calle del Doctor Fourquet, en la que se reúnen más de 15 galerías de arte en tan solo 500 metros. Un auténtico lujo para las personas con inquietudes culturales que aporta un valor añadido fundamental a un núcleo abierto y para todos.

 

Vivir en el corazón de la capital es un lujo solo al alcance de algunos (4.017 €/m2). Si este es tu barrio favorito, ten en cuenta que en el último año el incremento de precio de las viviendas situadas en Lavapiés ha sido del 24 %, a fecha diciembre de 2017.

 

 

Malasaña: arte urbano y nuevas tendencias

 

En Malasaña conviven modernos, hípsters, artistas y vecinos de toda la vida y está considerado el barrio de las nuevas tendencias. Mercadillos y tiendas de segunda mano coexisten con restaurantes de vanguardia y arte urbano callejero.

 

En Malasaña han aumentado los precios de la vivienda en un 22%, una subida notable que responde a su inmejorable situación, en el centro de la ciudad, la calidad de sus servicios y un ambiente cosmopolita que atrae a los compradores más exigentes. A finales de 2017, el precio medio del metro cuadrado en Malasaña se situaba en 4.639 €/m2. 

 

 

LA BARCELONA MÁS COSMOPOLITA

 

 

 

 

 

 

La Ciudad Condal cuenta con 10 distritos y 73 barrios que configuran 10 microciudades distintas, con características únicas y singulares. Como barrios de moda, en 2018 destacan Sant Antoni, Gracia y La Barceloneta: cuatro universos independientes convertidos en zonas envidiables en las que establecerse para vivir.

Gracia: un barrio popular, joven y vanguardista

 

El distrito de Gracia es uno de los más populares y demandados de Barcelona. Consta de cinco barrios distintos aunque La Vila de Gràcia es el auténtico corazón de la zona. Bien dotado de equipamientos educativos, sociales y sanitarios, servicios, espacios culturales y transporte que lo comunica rápidamente con el resto de la ciudad, en este barrio conviven vecinos de toda la vida, extranjeros, estudiantes y un amplio sector profesional de diseñadores, arquitectos, artistas y creativos en general, que deciden establecerse en una de las zonas más bohemias y tradicionales de Barcelona. 

 

La reciente apertura de la primera casa diseñada por Antoni Gaudí, la Casa Vicens y la proximidad al Park Güell añaden valor cultural y arquitectónico a un barrio imprescindible.

 

Se ha convertido en uno de los barrios con mayor demanda. Lo percibimos en una fuerte subida del 35% en el precio del metro cuadrado desde 2013, para situarse actualmente en 4.426 €/m2. (Datos de diciembre de 2017)

 

Sant Antoni: zona de contrastes multiculturales con esencia tradicional

 

Sant Antoni ya es, por derecho propio, uno de los barrios más atractivos de la ciudad. Buena culpa de ello la tiene la reciente renovación del Mercado de Sant Antoni, uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura modernista del hierro de la segunda mitad del siglo XIX, alrededor del cual se articula gran parte de la vida social y económica del barrio. 

 

Un importante lavado de cara del barrio, la apertura de gastrobares de primer nivel, anticuarios, tiendas de moda vintage y una gran oferta cultural han provocado que renazca como uno de los espacios más interesantes y modernos para vivir en Barcelona.

 

La proximidad a Plaza Cataluña añade un valor incalculable para que este rincón popular sea hoy uno de los más acreditados. El incremento de precios en la compra de viviendas ha subido hasta el 54% en los últimos cuatro años, lo que lo ha convertido en uno de los barrios que más se han encarecido, con un precio medio de 4.591 €/m2 a finales de 2017.

 

Barceloneta: el lujo de vivir junto al mar

 

Situado en el distrito de Ciutat Vella, residir en la Barceloneta es una oportunidad única de tener cerca el mar. Es el barrio marinero por excelencia convertido en una de las zonas cool, gracias a la rehabilitación de gran parte de las viviendas y la mejoría en servicios y equipamientos básicos.

 

La Barceloneta sigue manteniendo su carácter familiar y esencia mediterránea en un entorno privilegiado, junto a distintas playas, el Port Vell, Port Olímpic o el Born-La Ribera. 

 

Vivir a escasos metros del mar, en una de las ciudades más sugerentes y dinámicas del mediterráneo, no está al alcance de todos los bolsillos; eso sí, para quienes se lo pueden permitir se convierte en una gran inversión: desde 2013, la subida del precio de las viviendas en este barrio barcelonés ha sido del 23%. Cuando terminó 2017, el precio medio del metro cuadrado en La Barceloneta llegaba a 5.165 €. 

 

VALENCIA Y LA GRAN TRANSFORMACIÓN

 

 

Valencia se ha transformado radicalmente en las últimas décadas. Hoy se presenta como una de las ciudades más atractivas del litoral mediterráneo. La Ciudad de las Artes y las Ciencias y unos planes de urbanismo muy ambiciosos, nos regala una ciudad pletórica, moderna, renovada y que sabe cuidar sus orígenes con la rehabilitación del barrio de pescadores del Cabanyal, una de las zonas más desfavorecidas.

 

El Cabanyal: modernismo popular en Valencia

 

El Cabanyal, un antiguo pueblo pesquero incorporado como barrio a Valencia en 1987, mantiene su identidad incluso después de su transformación, acontecida hace pocos años. 

 

Su cercanía al mar y un ambiente inmejorable atrae a nuevos vecinos que deciden instalarse en este barrio totalmente reinventado. Presume de ser una de las joyas históricas de la ciudad, tal y como sucedió también en el barrio del Carmen.

 

El incremento del precio medio de las viviendas, que ha aumentado un 15% en un solo año, sitúa la cifra en 996 €/m2, algo todavía asequible, muy alejado del precio medio de la vivienda que tenía la vivienda a finales de 2017 en el centro de ciudad (2.004 €/m2).

 

SEVILLA, EL MEJOR DESTINO URBANO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sevilla es una de las ciudades con mejor calidad de vida, una capital cuyo casco antiguo es admirado por los propios sevillanos y turistas por su singularidad y belleza indiscutible. Triana, uno de sus barrios bandera, gusta igual a los visitantes que a sus inquilinos. Descubre el porqué.

 

Triana, esplendor y autenticidad andaluza

 

Muchos son los motivos para considerar el histórico e imprescindible Triana como la propuesta de moda para vivir en el corazón de Sevilla.

 

Parte de la culpa la tiene la peatonalización de la calle San Jacinto en 2011 y la apertura del mercado gourmet en la Lonja del Barranco, un edificio diseñado por Gustav Eiffel en el siglo XIX y su multitud de establecimientos, restaurantes tradicionales y nuevas propuestas. El barrio perfecto para vivir rodeado de autenticidad y modernidad, a orillas del Guadalquivir.

 

El barrio de Triana es uno de los que más se ha encarecido en Sevilla. Se registró un alza del 4,4%, hasta llegar a un precio medio de 2.175 €/m2 en diciembre de 2017. La recuperación del mercado inmobiliario y los proyectos urbanísticos de mejora del barrio lo convierten en una de las mejores alternativas para vivir en la ciudad.

Fotografías de Carlo Villarica, Toa Heftiba y Tobias Cornille en Unsplash

Estardondeestés funciona en una amplia variedad de navegadores, pero el tuyo se ha quedado un poco obsoleto, actualízalo a una versión más actual:

Temas relacionados