Negocios
3 min de tu tiempo

Seis consejos para aumentar la liquidez de tu negocio

Tener beneficios no es lo mismo que tener liquidez, un indicador necesario para hacer frente a las obligaciones que se derivan de un gesto tan sencillo como heroico: subir la persiana.

Al igual que el agua es imprescindible para la vida, hay otro líquido que lo es también para los negocios: la liquidez financiera. Se trata del indicador clave que mostrará su estado de salud midiendo su capacidad de generar dinero efectivo de forma inmediata. Porque, pese a lo que pueda parecer, vender no es lo mismo que tener dinero en la caja.

En el ámbito empresarial, la liquidez es un concepto fundamental que indica qué capacidad tiene la empresa de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, como pagar a sus trabajadores. En este sentido, es importante no confundir con solvencia, una ratio que frecuentemente va de la mano de la liquidez pero que muestra cuál es su capacidad para atender las deudas contraídas y que no siempre se traduce en dinero en efectivo.

Medidas para aumentar la liquidez

El día a día de cualquier pyme requiere de un flujo de liquidez con el que poder hacer frente a obligaciones cotidianas como nóminas, proveedores, gastos fijos, impuestos… Sin embargo, muchas empresas con beneficios o ventas pueden tener dificultades para generar efectivo inmediato con el que atender esas obligaciones. Es momento de adoptar determinadas medidas orientadas a mejorar su liquidez sin tener que recurrir a financiación externa:

1. Mínimo y óptimo stock

Una gestión poco eficiente del stock reduce la liquidez. Una situación común que puede presentarse cuando una empresa debe desembolsar una gran cantidad de dinero a modo de inversión sin tener asegurada al 100% la venta. Controlar y optimizar el stock es el primer paso para mejorar el flujo de caja y reducir costes de una mercancía que puede quedar sin vender u obsoleta.

2. Control financiero

Actualmente existe un número de herramientas que permiten controlar los ritmos de la tesorería. Automatizar y ajustar cuánto, cómo y cuándo pagar y cobrar es fundamental para garantizar a corto, medio y largo plazo que la empresa puede asumir un determinado volumen de gastos, eliminando contratiempos y sustos que tensen innecesariamente su tesorería. Una manera más de asegurar la viabilidad del negocio a través de la anticipación.

3. Mejor al condado

De nada sirve vender mucho si no se cobra a tiempo. Prioriza los clientes que mayor liquidez aporten al negocio y ofrece ventajas y descuentos a aquellos que paguen al contado o en un periodo de tiempo breve. El objetivo es captar aquellos clientes que puedan aportar un mejor flujo de caja de forma inmediata. En cualquier caso, la ecuación no admite error: debemos velar porque los periodos de cobro no sean superiores a los de pago.

4. Reunifica préstamos y cuentas

En el ámbito empresarial, menos es más. Son muchas las empresas que tienen cuentas abiertas en diferentes entidades. Muy probablemente sumarán un menor número de intereses a pagar si se reduce el número. Por otra parte, es recomendable revisar el número de préstamos contratados y estudiar la posibilidad de reunificar las deudas en un único pago que permita reducir intereses a pagar.

 


 

5. Mejora las condiciones de proveedores y acreedores

Revisar plazos de pago a proveedores es algo fundamental. Consigue mejores condiciones de compra y precios que, a la larga, te permitirán tener más liquidez. También es recomendable revisar gastos externos, servicios o contratos outsourcing y determinar hasta qué punto son rentables para el negocio o pueden ser dados de baja.

6. Aplaza o fracciona el pago de impuestos

Por último, cabe destacar que pese a que la rueda de Hacienda no deje de girar, empresas y profesionales tienen la capacidad de solicitar aplazamientos o fraccionamientos para poder hacer frente al pago de impuestos de la manera que mejor les encaje. Una medida más a tener en cuenta si lo que queremos es velar para que, sencillamente, la empresa pueda pagar en el momento en el que tenga que hacerlo, ya sea el IVA, una nómina o una factura.

 

 

Estardondeestés funciona en una amplia variedad de navegadores, pero el tuyo se ha quedado un poco obsoleto, actualízalo a una versión más actual:

Fotografía de Beatriz Pérez Moya en Unsplash
-Temas relacionados-