Negocios
3 min de tu tiempo

Montar un medio de comunicación online: pasos a seguir

Muchos son los profesionales de la comunicación que han considerado en alguna ocasión la idea de montar su propio medio de comunicación a través de internet: un proyecto online, ya sea escrito o audiovisual, que aborde un sector concreto de la actualidad sin renunciar a dar rendimiento económico. En este proceso es muy importante tener las ideas claras y analizar los riesgos y oportunidades para que todo funcione sin descuidar la parte financiera y conseguir un medio solvente.

En primer lugar, es imprescindible definir qué tipo de medio de comunicación se quiere desarrollar y determinar qué sectores de la actualidad se aspira a cubrir, con qué secciones o apartados contará y qué tipo de coberturas ofrecerá, teniendo en cuenta las ventajas de inmediatez que ofrece un medio online. Para ello, es necesario decidir la cobertura temática que se aspira a dar: si esta es generalista o especializada, por ejemplo en deportes, cultura, salud o tecnología. A partir de aquí, ya se pueden fijar las diferentes secciones y tener una idea más clara de cómo será el medio.

Análisis de competencia y audiencia

Para seguir, es necesario confirmar que esta idea no está ya en el mercado o, si lo está, en qué formatos se ha desarrollado. Es decir, es preciso un análisis detallado de la competencia para valorar la oportunidad del proyecto y si realmente hay un nicho de mercado. Es el momento de diseñar el conocido DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de tu proyecto concreto. Esta estrategia de análisis empresarial permite estudiar la situación concreta de la compañía en el mercado en el que se mueve.

Tras esta radiografía, es necesario determinar a qué audiencias se dirige el proyecto, algo clave para vender, más adelante, la publicidad en este espacio: no es lo mismo dirigirse a mujeres de 65 años que a jóvenes millennial. Esta definición puede hacerse siguiendo los consejos de especialistas en plataformas online como Prestashop

Asimismo, tener claro a quién te diriges permitirá ajustar decisiones como el tipo y registro de lenguaje (por ejemplo más coloquial y desenfadado) o el tipo de contenido (imágenes, vídeos, ilustraciones) que acompañan a los artículos publicados (más explícitas y atrevidas o con un aire más clásico). Conocer a la audiencia es gran parte del éxito del proyecto. Esta delimitación, junto a la definición del tipo de medio y contenidos que se van a tratar, permite atinar mejor en la selección del nombre del medio, que debe dar una imagen sobre qué temas aborda y qué perspectiva adopta sobre ellos: no es lo mismo llamarse ‘El Diario de España’, que ‘Crónica rosa de España’ o ‘España Underground’. 

Eligiendo plataforma web

Una vez está clara la orientación en cuanto al contenido, es hora de materializar el proyecto en su forma online. Toca decidir si este se alojará en una plataforma preexistente como WordPress o Joomla, usadas por numerosos medios internacionales, o si la cabecera estará en una página web propia con alojamiento y mantenimiento particulares desarrollada a medida por un informático (opción con un coste mucho más elevado). 

Las facilidades que plataformas como WordPress ofrecen actualmente son un motivo de peso para decantarse por esta opción, siempre más económica que la de un diseño a medida, aunque no son gratuitas para plantillas avanzadas, un espacio de almacenamiento que soporte el ritmo que impone un medio de comunicación y funcionalidades más pro en redes sociales. Una vez tomada esta decisión, es necesario registrar el dominio (el nombre del medio de comunicación) para obtener una dirección web, por ejemplo www.eldiariodeespaña.es. Esta opción se puede realizar desde las plataformas mencionadas o en webs como NameCheap y GoDaddy.

 


 

Buscando la rentabilidad

A partir de este momento, es hora de ponerse a crear los contenidos con un equipo de redactores o a título individual, en función del presupuesto del proyecto. No obstante, es necesario monetizar el medio de comunicación para que sea rentable y hacerlo gracias a la confianza de los lectores, oyentes o espectadores (traducida en número de visitas).

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la mayoría de usuarios accede a las noticias de los medios de comunicación porque se topa con ellos en las redes sociales; de hecho, el 56% de los españoles usa las redes para informarse, según el informe 'Navegantes en la red' de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación. También conocen la actualidad porque reciben en su correo un resumen periódico. Para que esto funcione, es preciso tener una estrategia de community management potente y un emailing igual de fuerte. Hay herramientas muy válidas para mandar resúmenes de prensa, como Mailchimp, que favorece el engagement (o fidelización) con el lector. 

Una vez el número de visitantes es digno de mención, llega la hora de vender publicidad a través de plataformas como Google Ads gracias a los datos arrojados por Google Analytics. En este terreno, es clave vender banners a las empresas con servicios de interés para nuestros lectores, de modo que es indispensable conocer a nuestro público para poder convencer a nuestros anunciantes. 

Fotografías de Hugo Barbosa y Christpher Gower en Unsplash
-Temas relacionados-