movi-image-metodo-lean-1
Envíanos sugerencias
Negocios
2 min de tu tiempo

El método Lean o cómo desarrollar proyectos reduciendo costes

“Si te equivocas, hazlo pronto y barato”. Esta es una de las premisas del método Lean, una de las fórmulas de trabajo de las empresas de Silicon Valley y de los proyectos online en general. La metodología Lean se basa en la experimentación y algo tan simple como el ensayo-error. Lo que la diferencia de otras fórmulas de trabajo es el enfoque low cost y la rapidez de ejecución. Así logra reducir los costes de lanzar una empresa o poner en marcha un proyecto.

¿Cómo surge el método Lean?

Eric Ries fue el encargado de popularizar definitivamente esta fórmula de trabajo con su libro ‘El método Lean Start Up: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación’ (2011). Sin embargo, el concepto originario es anterior y parte, por un lado, de su mentor, Steve Blank. Este emprendedor de Silicon Valley ideó una metodología de desarrollo de cliente que podía aplicarse a cualquier área y que servía para saber si un producto cubriría o no las necesidades de los consumidores potenciales.

La otra referencia de Ries es más antigua y proviene de Japón y más concretamente de Toyota. Una de las patas del éxito de la marca nipona es su sistema de lean manufacturing o producción ajustada, que utilizan desde que se sumaron a la filosofía Kaizen de mejora continua.

Cómo funciona

La filosofía Lean es muy fácil de entender y ahí radica parte de su éxito. De forma muy resumida se trataría de crear, medir, aprender y volver a empezar el ciclo.

Estos son los pasos característicos de un proyecto Lean:

Paso 1. Plantea una hipótesis de trabajo. Esta sería “la idea”, lo que quieres probar. Basándose en la metodología de desarrollo de cliente, habría que identificar una necesidad o un problema que resolver. Por ejemplo, en Zappos la hipótesis fue que la gente quería comprar zapatos online.

Paso 2. Crea un Producto Mínimo Viable o MVP en sus siglas anglosajonas. El objetivo de este producto mínimo viable es salir al mercado lo antes posible para poder medir y validar tu hipótesis. Siguiendo con Zappos, para probar la idea podría haber contactado con un distribuidor, creado una red de envío y distribución, otra de venta… En lugar de eso, su fundador, Nick Swinmurn, se acercó a una tienda e hizo fotos de los zapatos que después puso a la venta en una web básica. Cuando alguien compraba en su web, se acercaba a la tienda física a por los zapatos.

Paso 3. Mide la hipótesis. El método Lean se basa en la experimentación y la medición. Por eso es importante tener clara cuál es la métrica clave, qué va determinar si la hipótesis es válida o no. En el caso de Zappos, este dato era tan sencillo como el número de pedidos que recibía la web.

Paso 4. Genera aprendizaje validado, pivota si lo necesitas y repite. El método Lean utiliza el aprendizaje continuo para mejorar el producto y los procesos. Siguiendo con el ejemplo de los zapatos, en Zappos había zapatos que se vendían más que otros. El primer aprendizaje sería que la hipótesis era válida, que había demanda de zapatos en internet y más concretamente una serie de modelos. En base a estos datos, el negocio podría pivotar hacia la venta de esos zapatos más exitosos, por ejemplo.

 

movi-image-metodo-lean-2

 

Y es que el método Lean es un proceso cíclico que se repite. No termina con el lanzamiento del producto. Incluido como filosofía dentro de la empresa, consistiría en una experimentación continua para mejorar y pulir procesos y proyectos.

Este método ayuda a reducir la tasa de fracaso en el lanzamiento de empresas y también de productos. Por eso mismo muchos proyectos online y offline utilizan el método Lean Start Up para comenzar a testar sus ideas a bajo coste. Como muchas veces ni siquiera hace falta el producto terminado, es ideal para hacer pruebas en un proyecto de emprendimiento e ir evolucionando sobre la marcha sin largos procesos .

Fotografías de 85Fifteen y Paul Hanaoka en Unplash
-Temas relacionados-
up