Negocios
3 min de tu tiempo

Diez consejos para aumentar las visitas en tu negocio online

Un negocio por internet no tiene límites. Es como un establecimiento abierto las 24 horas al día, los 365 días del año. El comercio online ha crecido mucho en nuestro país, en el segundo trimestre de 2018 superó la barrera de los 9 millones de euros y supuso un incremento de casi el 30%, según datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Sin embargo, pese a los buenos datos, muchos usuarios se quedan en el camino y no llegan a ejecutar las compras online. Por ello, hay que tratar de captar al público potencial y facilitar el proceso para optimizar las ventas. Estos son diez consejos para aumentar las visitas en tu e-commerce

1. Diseño y actualización de la web. El diseño de la web es muy importante. La primera impresión es imprescindible para que los usuarios se queden. La página debe ser fácil e intuitiva y aportar algo más que los productos que están a la venta. Como plataforma para nuestra web podemos utilizar Prestashop, que es una herramienta sencilla, y de código abierto, que permite personalizar la página y gestionar todos los productos. Otras plataformas que funcionan bien son Woocommerce, Magento o Drupal. La web puede incluir un blog en el que se aporte información adicional y se interactúe con los posibles compradores.

2. Base de datos de clientes. Lo primero es segmentar nuestro público objetivo. Tenemos que tener claro qué vendemos y a quién. Para ello podemos crear una base de datos con los datos personales de los clientes que nos ayudará a diseñar campañas más efectivas para aumentar las ventas. Podemos hacerla con Excel, Access o Mailchimp

3. Posicionamiento SEO. El posicionamiento lo es todo en la red. Tenemos que conseguir que nuestro e-commerce se cuele entre los primeros destacados cuando los usuarios busquen los productos que vendemos. Existen una serie de pautas a seguir para lograr un buen posicionamiento: palabras clave, imágenes, titulares, enlaces internos y externos, etc. Podemos utilizar SEMrush, a través del cual se analizan y comparan nuestros datos con los de nuestros competidores, también SERPWatcher, que monitoriza las palabras clave. Para que el SEO sea óptimo hay que procurar que la URL de nuestra página sea sencilla y descriptiva. Las palabras clave son importantes para posicionar la web cuando nos busquen en Google. Para que estas palabras tengan su efecto es importante que las utilicemos en la URL, las fotos, los títulos, y las descripciones.

4. RRSS, publicidad e influencers. Cualquier e-commerce  tiene que tener presencia en las redes sociales, que son el escaparate perfecto para hacer llegar nuestros productos al público. La publicidad ha cambiado mucho en los últimos años, de hecho, en la actualidad las campañas con influencers están cogiendo mucha fuerza, ya que, con una pequeña inversión los productos se difunden rápidamente, sobre todo en Instagram y en Facebook. Existen una gran cantidad de programas de medición para analizar el alcance de las redes, entre ellos, Iconosquare, que analiza el tráfico en Instagram, o Social Mention, que monitoriza más de cien sites de redes sociales. Se puede invertir también en Bumper Ads, que son micro vídeos de no más de seis segundos, sin posibilidad de ser saltados, que aparecen antes de los contenidos en YouTube.

?


 

5. Newsletter y emailing. Podemos enviar boletines informativos periódicos y regulares que proporcionen información relevante y de interés para los suscriptores. La newsletter es el canal de comunicación más directo, ya que se distribuye a través de correo electrónico a los usuarios que lo han solicitado previamente. Además de newsletters se pueden hacer mailings, que son envíos masivos de correos electrónicos publicitarios que promocionan productos y servicios. Para ello podemos utilizar Mailjet, que permite crear y personalizar las plantillas de emails y newsletters. Para medir su alcance lo mejor es utilizar Google Analytics.

6.Google Analytics. Es una herramienta analítica web que proporciona información agrupada del tráfico según los clicks, las ventas o las instalacciones con los compradores. A través de este programa podremos conocer mejor a los posibles clientes, saber de dónde proceden, analizar los fallos de nuestra página y depurar los errores. Las métricas nos ayudarán a analizar en qué momento se produce el pico de venta, las visitas a la web en tiempo real y las páginas más visitadas. Eso nos permitirá hacer un estudio pormenorizado de lo que más le conviene a nuestro negocio.

7. Atención al cliente y feedback directo. Tenemos que escuchar a los clientes. Su opinión es muy importante para nuestro negocio, por ello, en la página web debe existir un apartado para interactuar con ellos. El mundo del comercio está encaminado hacia la personalización. Tenemos que crear un clima de confianza con aquellos que van a comprar nuestros productos, y a la vez ofrecer facilidades para la compra. La atención al cliente puede aportar ideas, estudiar tendencias y evitar fallos. Debemos estar muy pendientes de las redes sociales e intentar contestar a todos los usuarios.  Los canales de comunicación tienen que estar abiertos y muy cuidados. La confianza potenciará las ventas.

8. Versión móvil y apps. El m-commerce, es decir las ventas a través de apps o webs móviles, está creciendo de manera exponencial y le está ganando terreno al e-commerce. Cada vez son más las personas que utilizan sus Smartphones para realizar compras online. Es una manera cómoda de comprar y se puede hacer desde cualquier lugar del mundo. Cuanto más sencilla sea la app, o la versión móvil, mayor probabilidad habrá de vender.

9. Networking y fidelización. Podemos contactar con profesionales para que promocionen nuestro negocio. La visibilidad a través de otras personas nos ayudará a expandir nuestro comercio, sobre todo cuando estemos empezando y nadie nos conozca. Crear sinergias con otros profesionales nos dotará de un determinado prestigio. A partir de ahí es importante fidelizar al cliente. Podemos hacer campañas de promociones y ofertas para acercarnos a los clientes.

10. Registro y datos de compra. No debemos atosigar a los clientes con procesos de compra. Al usuario hay que pedirle los datos imprescindibles y necesarios para efectuar la compra. Si los procesos de registro y de compra son muy largos muchos clientes se quedarán en el camino. Hay que explicar por qué estamos solicitando estos datos y para qué los necesitamos. El proceso de cambio y devolución también ha de ser sencillo.

Para que una página web tenga visitas hay que cuidar todos los detalles, tanto para atraer al público como para mantenerlo. Una buena estrategia de publicidad en redes sociales y el buen trato con el cliente pueden marcar la diferencia entre nuestro comercio y otro semejante.
 

Fotografías de Daniel Korpai y Suganth en Unsplash
-Temas relacionados-