Envíanos sugerencias
Futuro
3 min de tu tiempo

Verano en familia sin gastar una fortuna

Pasarlo bien junto a los tuyos no está reñido con el ahorro; estos son algunos planes perfectos si tu presupuesto es limitado.

Los peques de la casa son protagonistas durante todo el año, pero en verano el tiempo libre permite hacer más planes junto a ellos. Planear las vacaciones en familia ilusiona, y se puede asumir aunque no contemos con grandes ingresos. Estas son algunas alternativas aptas para todos los bolsillos.

Un camping para todos 

Un hotel o un apartamento a la orilla del mar son grandes opciones para pasar unos días en familia, pero los campings se han convertido en una opción muy popular. Además de ser más económicos, permiten que los menores socialicen y que su contacto con la naturaleza aumente. Cada vez hay más dirigidos en especial a los pequeños, como el Sangulí Salou, en Tarragona, que cuenta con una piscina especial llena de figuras de animales y actividades como manualidades y marionetas; o el Marjal Costa Blanca, en Alicante, con un parque acuático en sus instalaciones llamado El Templo de la Jungla.

Aprender jugando 

Muchos museos españoles cuentan con actividades gratuitas o muy baratas dirigidas especialmente a los más pequeños para acercarles a sus distintas colecciones, por lo que visitar uno de ellos se convierte en el plan perfecto tanto en vuestra ciudad como fuera de ella. Hay múltiples ejemplos: el Museo del Prado, en Madrid; el Museu Marítim, en Barcelona; o el Museo de la Prehistoria, en Valencia, son algunos de ellos. 

En contacto con la naturaleza

Si el día al día a día de los niños se desarrolla en una ciudad, conocer distintos paisajes naturales hará que desconecten y, al mismo tiempo, aprendan a respetar la flora y la fauna. Las opciones son diversas e incluyen excursiones organizadas entre todos, campamentos en los que compartir una quincena (los de Yumal, por ejemplo, están dirigidos a padres e hijos) o multiaventuras organizados en plena naturaleza, como los de Amazonia o Jalpi Aventura.

Desarrollar su creatividad

Los pequeños pueden descubrir millones de cosas incluso sin salir de la ciudad, y aprender algo nuevo no está reñido con divertirse. Existen actividades como cursos de cocina aptos para todos como los que propone Valencia Club Cocina; iniciativas de pintura para padres e hijos de la mano de profesionales como María Roca; o lecciones de cerámica y otros tipos de manualidades que emprenden iniciativas como Artesanitos.

Hora de la aventura

Han sido, son y serán una de las opciones más populares del verano: los parques de atracciones que se reparten por toda España son suficientes para divertir a cualquiera. En Madrid, una de las mejores opciones es el Bono Parques Reunidos, un carnet que permite tarifa plana de entrada al Parque Warner, el Parque de Atracciones, el Aquopolis, el Zoo y Faunia. En Cataluña, Port Aventura sigue siendo el rey, como Terra Mítica lo es en Levante. 

Si los pequeños son más de investigar que de gritar en montañas rusas, también hay espacio para ellos. El parque temático Oasys Minihollywood, en Tabernas (Almería), o Dinópolis, en Teruel, son perfectos para pequeños exploradores.

Conocer el séptimo arte

Con el calor llegan los cines de verano, ¿qué mejor plan que unas palomitas y una película para toda la familia? Algunos, como el Fescinal en el Parque de la Bombilla o el cine de Conde Duque en Madrid, o el Cinema a la fresca en el Parc de l’Espanya Industrial, en Barcelona, ofrecen en su programación largometrajes dirigidos a los más pequeños de la casa. 

Las opciones son numerosas tanto en ciudad como fuera de ella, y todas están orientadas a que los pequeños disfruten sin que eso suponga un gran desembolso para los padres. Poniendo todas sobre la mesa, lo más difícil es elegir con cuáles nos quedaremos. 

-Temas relacionados-