Envíanos sugerencias
Futuro
4 min de tu tiempo

¿Te cuesta ahorrar? Prueba a hacerlo de forma automática

A los españoles les cuesta ahorrar. Así se desprende de una encuesta elaborada por Simple Lógica y cofinanciada por la Comisión Europea. Según sus datos, un 35% de los españoles ahorra poco y un 55% no ahorrará en 2019. Y es normal si tenemos en cuenta todas las opciones de consumo y ocio que ofrece el mundo actual.

Es tan fácil encontrar cosas que hacer con tu dinero que lo complicado es precisamente guardarlo para el futuro. De hecho, nuestra mente está diseñada para no hacerlo y sí para pensar a corto plazo y buscar la recompensa inmediata. En un famoso experimento con niños de la Universidad de Stanford, se les puso en una habitación delante de un caramelo y se les dio a elegir: comer el caramelo en ese momento o esperar a que el investigador saliese a por uno más. Si eran capaces de esperar apenas unos minutos, tendrían dos caramelos en lugar de uno. Apenas un 30% logró hacerlo.

En términos económicos, esa es la razón por la que si das a elegir entre tener 10.000 euros ahora o 15.000 euros en 5 años, más de la mitad se decantarán por la opción más inmediata. La traducción financiera es que están asegurando que son capaces de obtener una rentabilidad anual del 8,6% por su cuenta.

Como ves, nos cuesta mucho esperar y por eso ahorrar a final de mes no funciona para la mayoría de personas. “La solución es el preahorro”, explica Luis Pita, autor del libro ‘Ten Peor Coche que tu Vecino’ y creador de este término. Preahorrar es tan sencillo como apartar a principio de mes el dinero que quieres ahorrar “porque si esperas al final de mes, es fácil que no quede nada y que te lo hayas gastado todo”, indica el experto.

Esto es lo que se conoce como pagarte a ti mismo el primero.

Como ahorrar de forma automática

Empezar a ahorrar todos los meses no es complicado. Bastan dos pasos para ponerte en marcha. 

Paso 1. Decide cuánto quieres ahorrar cada mes

Esto es lo más tedioso y lo que más tiempo lleva del proceso. Hay dos formas de hacerlo. La primera es revisar tu presupuesto familiar o, si no lo tienes, hacerlo. Suma tus gastos y restalo a tus ingresos. La cifra resultante será el dinero que puedes ahorrar cada mes.

¿Y si esta cifra es siempre cero o menos de lo que te gustaría? Este es un problema habitual porque, como has visto, tendemos a buscar la recompensa inmediata y a gastar todo el dinero que tenemos disponibles. Por fortuna, “la mayoría de personas puede ahorrar entre un 5% y un 10% de su salario sin apenas darse cuenta”, recalca Pita. Esta es la segunda fórmula para decidirse: empezar ahorrando el 5% de tu salario sin hacer cálculo alguno.

Para quienes dudan sobre su capacidad de ahorro, la recomendación es empezar con poco y después ir subiendo esa cantidad al cabo de tres meses, por ejemplo, e ir aumentándola así paulatinamente hasta conseguir su objetivo de ahorro. En pocas palabras, escalar el ahorro para que no afecte al día a día. Al igual que una rana no nota la subida de la temperatura del agua y podría llegar a cocerse viva sin saltar del cazo, tú tampoco notarás tanto el ahorro si lo haces gradual. Así, cuando quieras darte cuenta estarás ahorrando mucho más de lo que pensabas.  

Paso 2. Crear una transferencia automática a principios de mes

Este es el paso más sencillo. No tardarás ni cinco minutos en llevarlo a cabo y, sin embargo, es muy importante.

Una vez sabes la cantidad que quieres ahorrar, sólo tienes que crear una orden de transferencia automática todos los meses desde la cuenta en la que te ingresan la nómina hacia tu cuenta de ahorro. En otras palabras, separa el dinero de uso diario del dinero de ahorro tan pronto llegue a tu nómina. La razón es que, si no lo tienes a la vista, no te lo gastarás.

 


 

Con un simple gesto estarás ahorrando automáticamente todos los meses y en el momento en el que todavía tienes dinero en la cuenta. Una vez pongas en marcha el proceso, funcionará solo, sin que tengas que hacer nada, ni siquiera un presupuesto.

¿Dónde enviar el dinero que preahorro? Esta es una de las preguntas más repetidas, según Pita. Lo ideal es empezar enviando el dinero a otra cuenta de ahorro que, a poder ser, no cobre comisiones ni tenga gastos de mantenimiento. Ahí es donde se irá acumulando el capital hasta crear primero un fondo de emergencia para imprevistos. Una vez completada esta tarea, será el momento de empezar a pensar el inversión para el nuevo ahorro que se vaya generando.

Por qué funciona el preahorro y ahorrar de forma automática

“La ventaja del preahorro es que no implica esfuerzos”, recalca Pita. Ahorras al principio y te olvidas de tener que estar contando cada céntimo después durante todo el mes. Este simple gesto suele dar una paz mental y tranquilidad porque sabes que estás ahorrando todos los meses, que estás consiguiendo ese objetivo financiero que te marcaste.

Además, tiene una ventaja adicional: como el dinero está en otra cuenta separada y no en la que usas habitualmente, lo más normal es no echarlo en falta. Como reza el refranero popular, ojos que no ven, corazón que no siente.

Lo mejor es que, una vez empieces a ahorrar con este método, es muy complicado que dejes de hacerlo. Al ser automático el ahorro, vas a tener que llevar a cabo una acción para dejar de ahorrar. Además, se trata de una acción que sabes que no es positiva. Esa necesidad de moverte (la mayoría somos cómodos por naturaleza) y saber que es para dejar de hacer algo bueno actuarán como barrera cuando dudes.

El ahorro automático es un buen primer paso hacia el control de las finanzas personales al que se puede añadir un presupuesto básico o la creación de un colchón para imprevistos, entre otras cosas. 

Fotografías de Djim Loic y Austin Distel en Unsplash
-Temas relacionados-