movi-image-que-es-desacumulacion-1
Envíanos sugerencias
Futuro
3 min de tu tiempo

Qué es la desacumulación

Los jubilados con pensiones bajas pueden acudir a la desacumulación para complementar sus ingresos

Los productos de desacumulación de ahorro son una forma de convertir un ahorro pasado en un flujo de pagos periódicos a futuro. Suelen usarse para complementar la pensión (calcula cómo será tu pensión aquí), aunque tienen el inconveniente de que, cuanto más elevados son los pagos para la persona jubilada, menos se deja a los herederos.

¿Qué es la desacumulación de la riqueza?

La desacumulación de la riqueza parte de la base de que, al jubilarnos, tenemos cierta cantidad de activos que queremos hacer líquidos. Por ejemplo, transformar un capital o un inmueble en una paga mensual que recibiremos durante años, con la tranquilidad que eso puede suponer.

En algunos modelos, el pago se realiza hasta que se agota el capital aportado. En otros, lo seguirán cobrando nuestros herederos (deudas incluidas). Algunos finalizan al fallecer el cliente, dejando totalmente de lado las herencias.

Al igual que los planes de pensiones, cada uno de estos modelos ha de ser estudiado en base a nuestras condiciones particulares. Veamos algunos tipos.

Rentas vitalicias aseguradas

Las rentas vitalicias son un tipo de seguro a través del cual uno abona cierto capital ahorrado y recibe por él una renta vitalicia. Esta puede ser inmediata (recibimos el dinero al contratarla) o diferidas (al cabo de cierto tiempo). El pago se realiza hasta nuestro fallecimiento.

Tienen interés creciente tras la publicación del informe ‘Soluciones para la jubilación’, de la Asociación Empresarial del Seguro. Como ventaja, esta renta puede darnos cierta estabilidad y ayudarnos a dosificar los ahorros.

Las desventajas evidentes son que las rentas estarán sujetas a impuestos en forma de retenciones (bajas), y que podríamos fallecer antes de cobrar el total al no ser hereditarias. Algunas de estas permiten incluir a otras personas, como nuestra pareja, pero los pagos tienden a ser mucho más bajos.

Hipoteca inversa: pagan los herederos

Se trata de un producto financiero regulado por la Ley 41/2007. La idea es hipotecar parte del patrimonio inmobiliario, generalmente un tercio de los inmuebles, de forma que el propietario recibe un pago mensual o pago único

El inconveniente es que son los herederos los que abonan la deuda si quieren deshipotecar la herencia del inmueble. Algunas ventajas, en cambio, son que el dinero no está sujeto a IRPF (no es una renta, sino una disposición de crédito) y que el dueño sigue siendo propietario.

Venta de la nuda propiedad 

La propiedad de las viviendas (pleno dominio) se constituye de dos partes: la nuda propiedad y el usufructo. Como dueños podemos vender la nuda propiedad pero conservar el usufructo, de forma que podremos vivir en nuestro hogar, e incluso alquilarlo, hasta nuestro fallecimiento.

Como ventaja, no tendremos que abandonar la vivienda al venderla. Por contra, cuanto más jóvenes seamos más valdrá el usufructo y menos la nuda propiedad, por lo que podríamos estar perdiendo mucho valor. Y eso sin tener en cuenta que nuestros hijos nunca heredarán el inmueble, algo a considerar seriamente.

¿Cómo puedo desacumular mi capital?

Algunos bancos ofrecen la posibilidad de optar a una hipoteca inversa. Con respecto a las rentas vitalicias, son las compañías de seguros las que las ofrecen. Y si hablamos de la venta de la nuda propiedad, entonces habrá que consultar a inversores particulares y privados. Aunque se agrupan como 'desacumulación', cada una depende de un sector diferente de la economía.

¿Hay alternativas a la desacumulación?

Sí, existen fórmulas novedosas para casos concretos en los que el derecho a la explotación de la vivienda no va ligado a una pérdida de la propiedad o a una hipoteca. Este sería el caso de Pensium, una empresa dirigida a aquellas personas que precisan ingresar en una residencia. Ésta complementa los ingresos de sus clientes gestionando el alquiler de sus viviendas para cubrir el coste total de la residencia y los servicios adicionales que les permiten disfrutar de una estancia más confortable. De este modo, la deuda adquirida por las aportaciones de Pensium se recupera con los ingresos del alquiler de la vivienda.  

 

Fotografía de Maxime Caron en Unsplash
-Temas relacionados-
up