Futuro
[ movi-literal-es_ES MinutosDeTuTiempo]

La compra online no siempre resulta un ahorro para el consumidor

¿Cómo ahorrar en tus compras ‘online’?

Cada vez son más los usuarios que compran por Internet, según un estudio de EmpathyBroker, el 80 % de los cibernautas compra más ahora que hace un año. La comodidad y la sensación de que se pueden conseguir grandes ofertas están detrás de este aumento. Sin embargo, la compra online no siempre resulta un ahorro. Así que es necesario tener claras algunas nociones sobre cómo comprar por Internet para no caer en ciertas trampas.

La compra digital en España cuenta con unos 20 millones de usuarios de entre 16 y 65 años, según datos del estudio anual de eCommerce de IAB Spain. Según esta radiografía, más de la mitad de los internautas combina la compra online y la offline, aunque los usuarios más jóvenes presentan una preferencia clara por el canal online. Esto hace pensar que las compras por Internet son el futuro.

Además, la facturación del comercio electrónico en España llegó en el segundo trimestre de 2018 a superar los 9.300 millones de euros, creciendo un 27,2 % interanual, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), datos que señalan un gran ritmo de crecimiento. Así que si la compra por Internet cada vez está ganando más terreno, merece la pena conocer sus claves. 

Buscar y comparar

Para ahorrar en las transacciones por Internet es recomendable usar las herramientas que nos proporciona la red, como las tiendas online de las grandes superficies multimarca. Concretamente, en el caso de querer comprar un producto específico de una marca hay que tener presente a qué precio lo vende la marca en su tienda online sin dejar de mirar a qué precio lo tienen estas grandes superficies online, ya que a veces incluyen descuentos interesantes para liquidar stock y productos de colecciones más antiguas y dar espacio a los nuevos. Páginas como las de El Corte Inglés, Asos, Vestiaire Collective son un ejemplo de ello.

Pero si lo que estamos buscando no es una marca en concreto, sino un artículo en general, antes de decidir dónde adquirir el producto, hay que perder algo de tiempo buscando si éste se encuentra en grandes tiendas online de importación, que son gran fuente de descuentos. Gigantescos supermercados virtuales como Amazon, Ebay y Alibaba permiten ordenar los artículos por categorías, precios, valoración y numerosos parámetros, facilitando encontrar cuál es mejor en la relación calidad-precio, aparte de ofrecer cupones de descuento por parte de las tiendas participantes a partir de cierto nivel de gasto.

Otra opción para conseguir interesantes descuentos es acudir a los grandes outlets digitales como Privalia y Zalando, que ofrecen descuentos de hasta el 70%, ya que incluyen productos de otras temporadas a precios muy competitivos. Estas plataformas tienen un amplio surtido de precios, calidades y marcas.

Ojo con las cookies

Un aspecto técnico a tener en cuenta a la hora de navegar en tiendas online es la acción de las cookies, unos archivos presentes en las páginas web que recaban información sobre cómo navegamos y qué hábitos de consumo tenemos.

Esta información se almacena en los servidores y las marcas la usan para inflar los precios finales cuando volvemos a ellas. Contra esto, es necesario en primer lugar borrar las cookies del navegador con un sencillo gesto en la barra de navegación.

Además, para no acabar con un precio inflado respecto al de la primera consulta, un truco es consultar el producto desde diferentes ordenadores sin las sesiones de correo iniciadas, o también hacerlo en navegación en modo privado. Toda precaución es poca para que las cookies no almacenen nuestros deseos y que las webs nos den siempre el precio original sin saber que estamos detrás de ese artículo.

Cuidado con el envío

Muchas veces el verdadero coste de comprar online no es el precio del artículo, sino el de los gastos de envío. Frente a esto, existen varias estrategias, la primera de ellas es usar las funcionalidades de los comparadores para filtrar por aquellas tiendas que tienen incorporado el envío gratuito. Esta opción siempre es más económica que pagar desorbitados portes por separado.

Otra alternativa en este sentido es adquirir tarifas planas para tener envíos gratuitos siempre. Una de las tarifas planas más exitosas es la de Amazon con su servicio Prime, que por un importe fijo anual ofrece envío gratuito en una selección de productos. Pero esta no es la única opción, ya que muchos supermercados, por ejemplo, ofrecen envíos gratis a partir de una cantidad concreta de gasto a modo de tarifa plana mínima.

Una estrategia más en este terreno es pensar en compras agrupadas, tanto a nivel individual como colectivo. En el terreno individual, es obvio que resulta preferible ir llenando la cesta online, y pagar una sola vez por el envío, mientras que en el terreno colectivo existen las compras en grupo que hacen más barato el producto, como las que propone Wish, que permite comprar junto a otros usuarios y así ahorrar dinero entre todos. Además, el hecho de tener productos en la cesta también hace que las tiendas nos activen descuentos y promociones para que terminemos la transacción.

También es necesario prestar atención a la hora de pagar con los timos, las webs cashbacks (es decir, reembolsos desde la tienda de parte del dinero gastado en la compra)  y supuestos descuentos que dan lugar a suscripciones mensuales como las que publicita Privicompras. Es necesario mirar la letra pequeña en cualquier caso y no seguir con la compra en caso de duda. 

Igual que la vieja usanza de comprar en tiendas, la compra online también tiene sus estrategias para ahorrar y sus trampas. Sólo conviene estar alerta y conocer el terreno en el que compramos.

-Temas relacionados-