Futuro
[ movi-literal-es_ES MinutosDeTuTiempo]

Cómo ahorrar en la vuelta al cole

La vuelta al cole supone un gasto importante para las familias españolas entre libros, material escolar, ropa... El pasado año las familias se gastaron una media de  869 euros por niño en preparar el regreso a las aulas, según los datos de Kelisto.

Con una factura tan elevada, es normal que más de la mitad de familias busque fórmulas para ahorrar en la vuelta al colegio. Ropa y calzado, material escolar y libros de texto son, en ese orden, las tres áreas donde más se intenta recortar el gasto según los datos de Rastreator.

Cómo ahorrar en ropa y calzado

Un 56% de los colegios privados y un 68% de los concertados apuestan por el uso de uniforme, a lo que se une un 13% de los públicos según una encuesta de la OCU. El uniforme tiene una serie de ventajas logísticas claras, como no tener que discutir con los niños qué ropa llevarán. Sin embargo, desde un punto de vista económico supone un importante desembolso en ropa que sólo podrán llevar en el colegio, sobre todo si el centro no permite alternativas sin su logotipo.

De media, cada familia se gasta 151€ en los uniformes escolares sin contar las medias, calcetines y otras prendas básicas. ¿Cómo se puede ahorrar en el uniforme del cole y la ropa escolar en general?

La primera opción es, directamente, no comprarlos. Empieza por vaciar el armario y ver qué puedes aprovechar del curso anterior. Es verdad que los niños crecen muy rápido, pero también que no siempre es necesario comprar todo de nuevo. De hecho, puedes ahorrar reciclando parte de la ropa que les queda justa y convertir esos pantalones pesqueros en unos cortos, por ejemplo.

Otra solución a coste cero es el clásico intercambio de ropa con otras familias con niños mayores. Si por ejemplo tienes un niño de 7 años y una niña de 4 años y otra familia de clase tiene una niña mayor y un niño menor, podéis cambiar la ropa de los mayores. Así tú evitarás comprar el uniforme de la pequeña y la otra familia el del pequeño.

Llegado el momento de comprar la ropa del uniforme, una manera de reducir el presupuesto es comprando una o dos tallas más y metiéndole las mangas. A partir de ahí, aprovecha las ofertas y promociones de los grandes almacenes para los básicos y haz acopio, porque durante el año no encontrarás muchas de estas prendas. Hay ofertas de todo tipo, desde los 3 x 2 que ya utilizas para ahorrar en el supermercado hasta cheques regalo como los famosos corticoles. Dependiendo de tus pautas de consumo, te convendrá una u otra.

Otra alternativa es buscar ropa de segunda mano. En algunos colegios las propias AMPAs se encargan de centralizar la venta de los uniformes que dejan los padres pero, sino, siempre puedes buscar en aplicaciones como Wallapop o Vibbo. En Facebook también puedes encontrar grupos de padres y madres que venden los uniformes de sus hijos o pueden orientarte.

Ahorrar en los libros de texto

Los libros se llevan la mayor parte del presupuesto para la vuelta al cole y existen diferencias de hasta el 25 % dependiendo de dónde los compres, según la OCU. 

Las grandes superficies son normalmente las más baratas y las que mejores condiciones de financiación ofrecen. A esto hay que sumar los cheques ahorro y otras ventajas. La mayoría funcionan mediante un sistema de reserva con el que compras y pagas por adelantado.

Para saber si el precio del libro es adecuado, nada como hacer una comparativa. El punto de partida puede ser Amazon, que es uno de los que más oferta acumula y que, además, dispone de un apartado de vuelta al cole. A través de herramientas como Kelkoo o CamelCamelCamel, podrás seguir la evolución de los libros que quieras e incluso del material escolar que necesites.

¿Y las opciones gratuitas? También las hay. En este enlace del Ministerio de Educación puedes acceder a las becas y ayudas nacionales que algunas comunidades completan por su cuenta. En esta línea, hay regiones con programas específicos de intercambio de libros, donde devuelves los libros del curso anterior y puedes coger unos usados del nuevo. Además, las propias AMPAs de los colegios pueden ayudarte a intercambiar tus viejos libros de texto.

Ahorrar en material escolar

Lápices de colores, ceras, estuche, escuadra, cartabón, libretas, cuadernos, pegamento… La lista de material es casi interminable y todavía más las veces que tendrás que reponerlo a lo largo del curso.

 


 

La principal premisa en este punto es que no necesitas comprar todo nuevo. Sí, seguro que el niño prefiere estrenar mochila, estuche y en general lucir todo como nuevo, pero así también puedes aprovechar para empezar a inculcarle el hábito de ahorro. Revisa lo que tienes por casa. Es fácil que te impresiones de todo lo que puedes reaprovechar.

De nuevo, las grandes superficies cuentan con ofertas especiales en agosto, que es cuando centran su campaña en la vuelta al cole. Sin embargo, te sorprendería lo que puedes ahorrar en determinados cuadernos especiales en los clásicos ‘todo a cien’. Y es que hay artículos que son artificialmente caros en las grandes superficies, aprovechando que ya estás ahí y quieres terminar con la planificación escolar.

 

Fotografía de Agence Olloweb en Unsplash
-Temas relacionados-