Envíanos sugerencias
Futuro
4 min de tu tiempo

Claves para hacer tu presupuesto familiar

Llegar a fin de mes puede convertirse en una tarea complicada en la que los gastos fijos y los puntuales previstos conviven con los que aparecen por sorpresa.

Realizar un presupuesto familiar detallado y clasificado en función de distintas categorías nos ayudará a optimizar el control del gasto para conseguir ahorrar cada mes.

Explicamos cuáles son las claves para hacer este presupuesto familiar a partir de las 12 categorías elaboradas por la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) que el Instituto Nacional de Estadística (INE) lleva a cabo cada año.

Clasificación de los gastos 

Las 12 categorías mencionadas son, ordenadas de mayor a menor gasto medio por hogar, según la encuesta realizada por el INE:

  1. Vivienda y suministros (9.181 €)
  2. Alimentos y bebidas no alcohólicas (4.223 €)
  3. Transportes (3.790 €)
  4. Hoteles, cafés y restaurantes (2.948 €)
  5. Otros bienes y servicios (2.298 €)
  6. Ocio, espectáculos y cultura (1.643 €)
  7. Vestido y calzado (1.463 €)
  8. Mobiliario y otros vivienda (1.372 €)
  9. Sanidad (1.010 €)
  10. Comunicaciones y ADSL (964 €)
  11. Bebidas alcohólicas y tabaco (519 €) 
  12. Enseñanza (461 €)

De estas doce categorías se establecen tres como imprescindibles para una familia: vivienda y suministros, alimentos y bebidas no alcohólicas y transportes. Tal y como establece esta encuesta, el gasto de la categoría de vivienda y suministros supone un 30% del gasto anual familiar, cuyo promedio es de 29.871 € al año, tal y como señala el INE. Descubre cuánto deberías pagar por tu vivienda según tus ingresos y gastos con nuestra calculadora

Determinar qué gastos son imprescindibles y cuáles son innecesarios, extraordinarios o imprevistos será necesario para elaborar correctamente el presupuesto familiar.

Gastos imprescindibles y prescindibles

Los imprescindibles son los que no se pueden obviar y es necesario afrontar obligatoriamente, aunque sí que pueden reducirse. Gastar en vivienda, alimentación y transporte es del todo necesario, aunque pueden buscarse fórmulas de consumo sustitutorio para que los gastos sean inferiores, como utilizar métodos alternativos al coche para desplazarse, llevar la comida preparada al trabajo para no tener que gastar en un restaurante, tener en cuenta estos trucos al comprar en el súper, etc.

Entre los gastos prescindibles o innecesarios que se pueden reducir o incluso eludir encontramos las salidas relacionadas con el ocio, la restauración y otras categorías que, al limitarlas, permiten que una familia ahorre más. Los gastos extraordinarios engloban aquellos que pueden ser previsibles aunque no son recurrentes, como los seguros, los impuestos, etc.

Tips para realizar un presupuesto familiar y controlar la economía doméstica

Una de las fórmulas más rápidas y eficientes para crear un presupuesto familiar es el uso de las hojas de cálculo de Excel. Gracias a este método es posible llevar a cabo un desglose de gastos de forma ordenada y fácilmente entendible.

Por otro lado, también podemos utilizar las nuevas tecnologías para realizar el presupuesto familiar, gracias a las apps móviles. Algunas de las más eficaces son:

  • Fintonic (gratuita, disponible en Android y Apple Store). Permite controlar de forma muy sencilla los presupuestos familiares y personales. Cuenta con distintas funciones que avisan de cobros duplicados, comisiones, vencimiento de seguros, consumo de tarjetas, etc. 
  • Wallet (gratuita, multiplataforma diseñada para Android). Gracias a ella podrás controlar tus gastos tanto en tu smartphone, la tableta, el ordenador incluso con el reloj inteligente.
  • Money Wiz (de pago, multiplataforma para Android, Apple Store y Google). Guarda todos los datos en la nube permitiendo controlar todos tus movimientos esconómicos desde cualquier dispositivo. 

En cualquier caso, tanto si se utiliza una hoja de cálculo Excel como una app será necesario organizarse para que el presupuesto familiar esté siempre al día. Fijar un día de la semana para realizarlo, hacer turnos con el resto de la familia para introducir los datos y establecer límites individuales y familiares a cada categoría de gasto serán de gran ayuda para conseguir el objetivo del ahorro.

¿Para qué sirve un presupuesto familiar?

Un presupuesto familiar ejecutado de forma minuciosa mensualmente servirá para:

  • Control y concienciación del gasto. Gracias a la realización del presupuesto familiar sabremos en qué gastamos el dinero disponible, porque adquirir conciencia de ello e identificar qué es prescindible y qué no es clave para controlar el gasto y ahorrar. 
  • Ser previsor. Conocer exactamente cómo se desarrolla la economía familiar en el presente sirve de gran ayuda para saber cómo será la economía familiar del futuro, por lo que resultará más sencillo hacer planes para ahorrar o invertir en algún activo de forma tranquila, sin perder estabilidad económica.

?


 

Añadir el preahorro como un gasto fijo

Para conseguir un colchón económico familiar podemos establecer el preahorro como si se tratara de un gasto fijo imprescindible. Este concepto consiste en destinar una cantidad fija exclusivamente para el ahorro.

Según los expertos existen distintas metodologías para llevar a cabo el sistema de preahorro:

  • La regla del 50/30/20 permite ahorrar y conseguir un control efectivo del gasto. Consiste en establecer distintos porcentajes destinados a diferentes tipos de gasto: el 50% para cubrir las necesidades básicas, el 30% para los gastos relacionados con el ocio y el 20% restante para el ahorro. Algunos de estos expertos financieros recomiendan tener una cuenta distinta a la habitual para depositar el dinero del ahorro.
  • Sistema progresivo. Esta metodología es perfecta para las personas que no están acostumbradas a ahorrar. Se trata de establecer un primer porcentaje que podría ser del 5% de los ingresos para ir aumentándolo de forma progresiva hasta llegar al 10% o más.
  • Cantidades fijas mensuales. En este caso se trata de destinar una cantidad fija mensual (50€, 100€ o 200€, por ejemplo) al ahorro. Para que resulte eficiente también es recomendable utilizar una cuenta distinta a la empleada para el resto de operaciones.

Cómo reducir gastos en el presupuesto familiar

Conocer cuáles son los ingresos y gastos y anotarlos en el presupuesto familiar servirá para optimizar al máximo los dos conceptos. Para reducir los gastos de la economía familiar vale la pena conocer y aplicar los siguientes consejos a la economía doméstica.

  • Imprevistos previsibles. Aunque puede parecer una contradicción, deberíamos evitar que los imprevistos nos sorprendan y nos dejen la cuenta bancaria bajo mínimos, por lo que llevar a cabo una política de preahorro será de gran ayuda.
  • Economía colaborativa. En la actualidad y gracias a las nuevas tecnologías podemos apuntarnos a la economía colaborativa de forma muy sencilla, mediante el uso de aplicaciones para compartir medio de transporte y comprar y vender artículos de segunda mano, por ejemplo.
  • Control de la estacionalidad. Existen gastos predecibles pero no recurrentes que tienen que ver con la estacionalidad. Por ejemplo, en septiembre es necesario afrontar unos gastos extra en la compra de material y libros para los niños que van al colegio o elegir una tarifa eléctrica con discriminación horaria para utilizar los electrodomésticos del hogar en la franja de tiempo establecida a un coste inferior.

Desarrollar un presupuesto familiar es el punto de partida para llevar a cabo una correcta gestión de la economía doméstica, factor clave para ahorrar y lograr un saldo positivo al final de cada mes

 
 
 
 
Fotografía de Jeshoots en Unsplash
-Temas relacionados-