Envíanos sugerencias
Futuro
3 min de tu tiempo

8 Pasos para ahorrar (aunque no te sobre el dinero)

Es habitual pensar que para conseguir ahorrar es necesario librarse primero de las deudas contraídas, recibir un aumento de sueldo o una suculenta oferta de trabajo. 

Lo cierto es que aunque cada una de estas circunstancias contribuiría al hecho de ahorrar, ninguna es imprescindible para lograrlo.

En un país como el nuestro en el que las estadísticas arrojan datos de ahorro muy por debajo de la media de nuestros vecinos europeos, resulta necesario incorporar a nuestras rutinas este hábito.

El ahorro, cuestión de actitud

El ahorro suele estar presente en todos los listados de propósitos de año nuevo porque en realidad es una meta que a todos nos gustaría conseguir. Lo que ocurre con los deseos, es que si solo se quedan en un anhelo será muy difícil hacerlos realidad, hay pues que pasar a la acción.

Para ello, un primer paso es ser conscientes de la situación real y tomar las riendas de nuestras propias finanzas.

Si no sabemos lo que tenemos, ¿cómo vamos a saber lo que podemos gastar y lo que no?

Es hora de coger lápiz y papel o abrir una hoja de excel en nuestro ordenador.

1. Elaborar un listado de metas

Resulta muy útil escribir un listado con las metas y objetivos que nos gustaría conseguir para un periodo completo. Pueden ser materiales, como la compra de bienes y objetos, o inmateriales como la realización de un viaje o la asistencia a un evento. Cualquier meta es posible siempre y cuando sea realista y alcanzable.

2. Marcando prioridades

Una vez hemos finalizado la lista de deseos, lo suyo es establecer un orden de prioridades numerando los distintos puntos y clasificándolos también en el corto, medio o largo plazo.

3. Configuración de una tabla de gastos e ingresos

Llega la hora de la verdad. Una cosa son las cuentas mentales que realizamos cada mes y otra muy distinta son los números impresos y claros en un documento.

Configurar nuestra tabla de gastos e ingresos mensuales nos dará una perspectiva mucho más realista. Es importante diferenciar los fijos (cuota de hipoteca) de los extraordinarios (una derrama en el hogar o cualquier gasto inesperado).

4. Aplica el principio “ Págate a ti mismo”

Esta es una premisa que defiende Frank Byrd, jefe de inversiones de Fielder Capital, en Nueva York y que ha sido puesta en práctica por muchos ahorradores y empresarios de éxito. 

Tenemos la tendencia de querer librarnos de las deudas y destinar toda nuestra liquidez a cubrirlas. Por supuesto que esto es un hábito muy saludable, pero también lo es cuidar de nosotros mismos y esto se consigue con ahorro. 

“Por muy poco dinero que ganes, primero págate a ti mismo”. Es fundamental que aprendamos a darle la misma importancia al ahorro que al hecho de pagar nuestras facturas.

 


 

5. Practicando la regla del diezmo

Esta regla dice que al menos el 10% de nuestros ingresos deben de ir destinados al ahorro. No se trata tanto de la cantidad que consigamos ahorrar sino de crear el hábito en nuestras rutinas mensuales. Una vez lo hayamos adquirido podremos dar el salto al siguiente nivel.

6. Separando  cuentas

Algo muy importante para lograr el objetivo de ahorro y tener claro lo que gastamos es separar las cuentas en las que vamos a diversificar nuestros ingresos. Un ejemplo de estructura sería:

  • Cuenta de gastos ordinarios: (en esta irían los gastos fijos de cada mes, facturas, cuotas de préstamos, el recibo del gimnasio, etc).
  • Cuenta de gastos destinados al ocio (gastos en café, compra de ropa, cine, etc).
  • Cuenta destinada al ahorro intocable (este es el ahorro que no se toca a no ser que ocurra una situación extraordinaria).
  • Cuenta destinada al ahorro para una meta (este es el ahorro que destinamos a hacer realidad los elementos que hemos puesto en el listado del punto número 1).

7. Automatizando el ahorro

Vivimos en la era digital, por lo que una gran idea es poner la tecnología de nuestra parte para que contribuya al logro de nuestro objetivo de ahorro.

Por ejemplo, si uno de nuestros problemas es que hay meses que nos olvidamos de realizar la asignación a nuestra cuenta de ahorro, podemos automatizar esta operación.

Una de las maneras es solicitando a nuestra entidad financiera que todos los meses nos transfiera una cantidad a nuestra cuenta de ahorro. También existen apps como Acorns que nos ayudan en este proceso, no solo para ahorrar, sino también para invertir este ahorro en productos que nos proporcionen un retorno económico.

8. Adoptando alguno trucos para ahorrar en nuestro día a día

A estas alturas ya deberíamos de tener creada una estructura para nuestro plan de ahorro. Solo nos falta pasar a la acción para transformarlo en realidad:

Trucos en el supermercado:

  • Acudir con una lista.
  • Ir con el estómago lleno.
  • Revisar las ofertas.
  • Aliarse a las marcas blancas.
  • Llevar bolsas de casa.
  • Comprar productos con fecha de caducidad cercana (son más económicos).
  • Eliminar las botellas de agua de nuestra lista, podemos usar una jarra con filtro.
  • Establecer un menú de comidas cada domingo. 
  • Hacernos con la tarjeta del súper. Es una forma de ofrecer nuestra información de consumo a la empresa a cambios de interesantes descuentos.

 


 

En casa:

  • Crear un huerto en casa. Los huertos urbanos y la cosecha en macetas cada vez ganan más adeptos. Es algo sencillo que puede ayudarnos a ahorrar a la vez que ganamos en salud.

Otras compras:

  • ¿Te apasiona leer? Si es así, busca la biblioteca más cercana. Tendrás acceso a un gran contenido gratis.
  • Aprovechar las rebajas para comprar ropa de invierno es otra excelente alternativa. Probablemente puedas comprarte un buen abrigo u otra prenda de valor a un precio muy atractivo.
  • Compartir suscripciones a plataformas de pago.
  • Otras costumbres como no dejar los electrodomésticos en standby, cambiar las bombillas de nuestro hogar por LED o utilizar el transporte público para ir al trabajo son también poderosas fuentes de ahorro.

Con toda esta información podemos crear nuestro plan de ahorro sin necesidad de esperar un ascenso o la recepción de un ingreso extra. 

Incorporando estos hábitos en nuestro día a día podemos conseguir interesantes resultados.

 
Fotografías de Kelly Sikkema y NeONBRAND en Unplash
-Temas relacionados-